Entradas

La producción de hormigón en 2023 alcanza el nivel más alto de los últimos 12 años

La producción de hormigón preparado cerró 2023 con un volumen de 26,3 millones de metros cúbicos, lo que representa un incremento del 5,6% con respecto al año anterior, y el dato más alto de los últimos 12 años. Aún lejos de los niveles pre-crisis, sin embargo, se sigue avanzando en la progresiva recuperación.

Según el último informe de producciones elaborado por la Asociación Nacional Española de Fabricantes de Hormigón Preparado (ANEFHOP), relativo al cuarto y último trimestre de 2023, la producción nacional de hormigón ha sido de 6,38 millones de metros cúbicos, representando un 5,8% más con el mismo periodo del año anterior. Así, este trimestre acaba por consolidar el crecimiento en los tres anteriores, superando la producción del año 2022, pudiendo ser “el empuje de las elecciones y la inercia de los proyectos arrancados los motivos principales,” explica Carlos Peraita, director general de ANEFHOP.

Desde la patronal afirman que los más de 26 millones de metros cúbicos producidos de hormigón, analizados en todo su contexto, indican que el sector retoma la senda de lento crecimiento por la que transcurre desde los mínimos de 2014, quedando superado el descenso producido por la pandemia en 2020 y la crisis energética e inflacionista de 2022.

 

Solo seis comunidades autónomas están por debajo de las cifras de 2022

En términos regionales, el comportamiento ha sido positivo, a excepción de tan solo seis Comunidades Autónomas que presentan valores por debajo de 202, a saber: Castilla La Mancha (-0,7%), La Rioja (-1,5%), Canarias (-2,5%), Andalucía (-3,3%), Asturias (-15,3%) y Navarra (-17,7%).

Como impulsoras del crecimiento destaca Extremadura en primer lugar, que sube un 43,7%, con una aportación del 0,9% al crecimiento total nacional. Impactan de manera considerable también Castilla y León (+21%, que supone un 1,7% del 5,8% total nacional), Galicia (que tiene un repunte del 17,9%, contribuyendo en un 1,2%) y Baleares (con un 17,5%, repercutiendo en un 0,5%).

 

Relación con el cemento y la obra pública

En su relación con el cemento, y siguiendo el comportamiento de los trimestres anteriores, el crecimiento de la producción de hormigón (+5,6%) ha estado muy por encima del consumo de cemento (-2,6%), siendo el aumento del uso del hormigón en aplicaciones más diversas la causa más probable de esta diferencia, que refuerza el posicionamiento del hormigón industrial en la construcción.

En cuanto a la licitación pública, la cifra del conjunto de organismos públicos alcanzó en 2023 los 28.161 millones de euros, representando un 2,1% menos que 2022, según datos publicados por SEOPAN, que se suma al bajo ritmo de ejecución de la obra esperada con la llegada de los Fondos Europeos “lo cual pone en alerta al sector de cara a este 2024,” apunta Peraita.

 

Previsiones para el próximo trimestre y el año 2024

Con todo ello, la patronal anticipa cierta estabilidad de las producciones en el primer semestre del año 2024. Según explica su director general: “si bien los datos adelantados sugieren un crecimiento negativo en el sector del cemento, debemos esperar para ver cómo esto podría afectar a nuestra industria. Las previsiones económicas indican un crecimiento continuo, aunque a un ritmo más lento que en años anteriores.”

 

Puedes consultar el informe completo aquí

La producción de hormigón preparado crece 8,1% impulsada por la actividad de la obra pública en el primer trimestre de 2023

La producción de hormigón preparado en España alcanzó el primer trimestre de 2023 los 6,74 millones de metros cúbicos, casi medio millón más que en el mismo periodo del año anterior, lo que supone un crecimiento del 8,1%, “consecuencia del aumento de la actividad en la obra pública en este inicio de año,” explica Carlos Peraita, director general de la Asociación Nacional Española de Fabricantes de Hormigón Preparado (ANEFHOP).

La patronal justifica el crecimiento en la recuperación y esfuerzo público inversor, donde la licitación pública crece un 7%, respecto a 2022 (según datos de SEOPAN acumulados a abril), influido por los bajos datos de 2020 -año de la crisis sanitaria- y periodos anteriores, así como por la entrada y apoyo de los Fondos Europeos.

A ello hay que añadir que en este primer trimestre, de carácter preelectoral, “se ha apreciado un incremento de la actividad de la construcción en general, lo que ha redundado en una mayor producción de hormigón preparado,” comenta Peraita. Todo esto, junto con la ausencia de fenómenos extraordinariamente relevantes como fue la huelga de transportes acaecida en 2022, confirman en el primer trimestre una recuperación del crecimiento del sector frente a años anteriores.

El comportamiento regional sigue al alza, salvo para 5 comunidades autónomas

El comportamiento regional es en general positivo, con tan solo 5 comunidades autónomas con valores de producción por debajo de 2022, que son La Rioja (-16,4%), Extremadura (13,6%), Navarra (-11,9%), Euskadi (-7,6%) y Baleares (-4,2%). Fenómeno acaecido por un menor nivel de actividad y los distintos impactos que tuvo la huelga de transportes, en la comparativa con el año anterior.

Por el contrario, la Región de Murcia encabeza el crecimiento de la producción de hormigón preparado con un 28,7%; seguida por Andalucía, que crece un 21%, suponiendo un efecto de +3,2% en el total por su peso a nivel nacional. Esto implica que “casi un 40% del total de la subida nacional la protagoniza la región andaluza,” indica Peraita, achacando el 63% de este incremento a Sevilla, el 33% a Cádiz y el 23% a Almería.

Pese a los buenos datos registrados este primer trimestre del año, desde ANEFHOP anuncian que todavía hay 7 comunidades autónomas que no superan la cifra de volumen de 2019, año prepandemia. La Rioja (-32%), Euskadi (-18%), Madrid (-13%) y Castilla León (-13%) son las zonas más perjudicadas.

Previsión de crecimiento para el segundo trimestre de 2023, pese a los indicios del cemento

Según apuntan desde ANEFHOP, “si nos basamos en los datos de consumo de cemento publicados en el pasado mes de mayo, podemos observar una bajada en el consumo del 5,4% en abril y mayo que, junto con una ralentización del ritmo de suministro de obra, nos hace prever una ralentización del crecimiento en el segundo trimestre de 2023 que, previsiblemente, afecte también al segundo semestre del año.”

Sin embargo, en la patronal se muestran optimistas basándose en los datos de licitación pública, que “esperan continúen su tendencia al alza en los próximos meses, para garantizar el buen desarrollo del sector y su consiguiente influencia en la actividad económica nacional,” señala el director general de ANEFHOP.

Como palanca de crecimiento de la citada licitación destaca la edificación, que se encuentra en un 30% por encima de los valores de 2022 (para el mismo periodo), mientras que la obra civil desciende en un 6%. Son los organismos estatales quienes lideran el gasto público, con una licitación de 308 millones más que en 2022 (+19%), seguidos de los organismos locales y las comunidades autónomas, con un aumento del 19% y 6% respectivamente.

Si atendemos a estos indicativos de inversión pública, que vienen acompañados por la progresiva llegada de los Fondos Europeos, la aceleración de obra preelectoral, el incremento del empleo en la construcción (registrando el mejor dato en cuanto a afiliación desde 2011), la recuperación constatada del turismo y sus planes de desarrollo; “tenemos que vaticinar que, al menos, el segundo trimestre debería conducirnos a un dato positivo de crecimiento de las producciones de hormigón preparado,” concluye Peraita.