Entradas

ANEFHOP presenta oficialmente su DAP sectorial para conseguir los objetivos medioambientales

La Asociación Nacional Española de Fabricantes de Hormigón Preparado ha llevado a cabo la presentación oficial de la Declaración Ambiental de Producto (DAP) sectorial del hormigón a través de un acto con asociados y miembros del sector para reforzar sus objetivos anunciados de reducir la huella de carbono para 2030 en un 40%.

Desde que en 2019 iniciaran este proyecto, en ANEFHOP han estado trabajando para ver cuáles son las emisiones del sector y cómo actuar sobre ello. “Para la elaboración de la DAP hemos auditado las plantas y estudiado nuestro ciclo de vida, desde la recepción del material hasta colocar el hormigón en la obra. Se ha puesto de manifiesto que la mayor parte de nuestro CO2 proviene del cemento y su proceso de elaboración, suponiendo el 85% de toda la emisión, por lo que es necesario que exista una profunda colaboración”, ha señalado Pilar López, presidenta del Comité de Medio Ambiente de ANEFHOP.

Por ello, ser capaces de medir el impacto medioambiental mediante esta DAP es un paso “muy importante para establecer una base sobre la que trabajar y marcar los próximos pasos para alcanzar nuestros objetivos”.

Hasta el momento, más de 400 plantas en España se han adscrito a esta Declaración, lo que además de una muestra de transparencia permite ofrecer información clave para la mejora ambiental de los productos. “Aunque la DAP no es obligatoria, puede utilizarse para la evaluación del uso sostenible de los recursos y el impacto medioambiental de las obras de construcción, requerida por el Reglamento Europeo de Productos de Construcción, y podrán ser puestas en valor por aquellos proyectos u obras que lo requieran”, ha apuntado Benjamín Martínez.

El acto contó con las intervenciones de Pilar López, presidente del Comité de Medio Ambiente de ANEFHOP; Benjamín Martínez, secretario del Comité; Arturo Alarcón Barrios, jefe del Área de Sostenibilidad y Construcción Sostenible de IECA; y Carlos Alonso Bahamonde, coordinador del Área de Industria y Dirección de Certificación de Producto de AENOR.

La PTEH apoya las propuestas europeas para la evaluación de los productos de construcción de base biológica

La Plataforma Tecnológica Española del Hormigón (PTEH) ha mostrado su satisfacción por la publicación ayer del estudio ‘Contabilidad de carbono para materiales de construcción – Evaluación del potencial de calentamiento global de productos de construcción de base biológica’ (por su título en inglés), realizado por LBP SIGHT -empresa de consultoría e ingeniería especializada en el ámbito de la construcción y el medio ambiente-, y promovido por un consorcio de organismos europeos y mundiales del sector de los materiales de la construcción. Este informe arroja conclusiones que suponen en palabras de Aniceto Zaragoza, presidente de la PTEH, “unas directrices claras y científicas para el desarrollo de políticas de evaluación transparentes para todos los materiales de construcción y alcanzar, así, los objetivos de descarbonización europeos”.

Lograr una economía con cero emisiones de carbono en 2050 es uno de los objetivos clave del Pacto Verde Europeo. La evaluación de los efectos medioambientales de los materiales y productos de construcción, basada en el estudio de toda su vida útil y con datos completos y sólidos, es de vital importancia para garantizar que se toman las decisiones correctas para mitigar los efectos del cambio climático.

En el ámbito de la construcción, y en concreto de los materiales, en numerosas ocasiones se tiende a mostrar únicamente los datos de ciertas etapas, en lugar de recoger el ciclo de vida completo de las infraestructuras y edificios, lo que arroja resultados imprecisos que tienden a favorecer a unos frente a otros. Es por esta razón que a menudo se hace referencia directamente a los materiales de origen biológico como la solución preferida, en cuanto a bajas emisiones de carbono, sin tener en cuenta el análisis de ciclo de vida completo de cada uno de los productos.

Este estudio, según apuntan desde el consorcio, “ofrece una evaluación de la base científica que subyace a las condiciones de neutralidad de carbono de los productos de construcción de base biológica, sus efectos de sustitución y una evaluación crítica de los beneficios del almacenamiento temporal de carbono”.

Entre las sugerencias que se desprenden de la investigación, se destaca que, para establecer un marco político que permita alcanzar los objetivos de descarbonización, es de vital importancia la evaluación de los efectos medioambientales de los materiales y productos de construcción a lo largo de toda su vida útil. Es así y sólo así como, a partir de datos completos y sólidos, se podrán desarrollar medidas y tomar decisiones eficaces y justas.

Asimismo, el desarrollo de estas políticas debería contemplar métodos alternativos, tales como la descarbonización de los materiales minerales o la conservación y restauración de los bosques, para cumplir los objetivos desde todos los ámbitos posibles.

Con todo ello, la PTEH insta a las instituciones y otros organismos a fomentar el uso de datos correctos y métodos adecuados para todos los materiales de construcción, sin promover en ningún momento un tipo de material por encima de otro. Es más, Zaragoza señala que “los materiales deberían medirse bajo los mismos parámetros científicos y con metodologías precisas, para que toda edificación e infraestructura contribuya a cumplir el reto común de descarbonización en 2050”.

El informe completo, así como su resumen ejecutivo, se pueden descargar en la página oficial del consorcio: https://www.ca4bm.org

El sector reducirá un 40% las emisiones de CO2 a causa del hormigón para 2030

El sector del hormigón se ha comprometido a reducir su huella de carbono para 2050 y a una reducción de las emisiones de CO2 a causa de este material del 40% para 2030 sobre los datos de 1990. Así lo ha defendido esta mañana la Asociación Nacional Española de Fabricantes de Hormigón Preparado (ANEFHOP) durante el VI Congreso Nacional de Áridos celebrado en Oviedo, donde ha organizado una jornada bajo el título de ‘El gran cambio de la industria del hormigón hacia la sostenibilidad’.

“A pesar de la situación de incertidumbre, el sector ha hecho una apuesta valiente por la sostenibilidad de cara al renacimiento de la actividad y prueba de ello es la voluntariedad del proyecto DAP Sectorial con más de 400 plantas adscritas”, ha señalado Carlos Raich, presidente de ANEFHOP, durante la primera mesa redonda en la que se han compartido las claves que han hecho evolucionar al sector.

Una postura sostenible que, como han coincidido Luis José Fernández, presidente del Comité de Asturias, y Miguel García Tejera, director técnico de CEPCO, también va a traer consigo cambios en los modelos de negocio y la necesidad de nuevos métodos y condiciones de contratación de las obras. “La sostenibilidad es clave para el futuro de los productos, pero no debemos olvidar que esto va a suponer en la mayoría de los casos procesos más caros para conseguir mejores calidades”.

Reducir la competencia desleal

La nueva instrucción técnica de control de producción, el RD 163/2019, ha centrado otra de las sesiones, ya que todavía existen 400 plantas de hormigón que todavía no han obtenido el certificado y, por tanto, están vendiendo este producto de manera ilegal. Una denuncia que llevan a cabo desde ANEFHOP, que está trabajando para reducir esta cifra y garantizar una competencia leal.

Sin embargo, como han recalcado José María Carrau, delegado de ANEFHOP; Juan Carlos Aguilera, director general de Industria del Principado de Asturias; y Renata D’Andrea, de AENOR, es necesario un paso más que garantice también el cumplimiento de la instrucción. “Tenemos que seguir avanzando y, por eso, también estamos reclamando un registro de certificados válidos que pueda ser consultado por los clientes de las plantas de hormigón, así como verificar si una planta mantiene o ha perdido el certificado mediante fechas de validez del mismo”, ha apuntado José María Carrau.

El director general de Industria del Principado, Juan Carlos Aguilera, ha resaltado también en su intervención cómo la coordinación con ANEFHOP ha sido clave para realizar su trabajo y conseguir así el 100% de certificación en sus plantas.

En esta línea, ha transcurrido también la tercera mesa redonda en la que Miguel Ángel Bermúdez, subdirector general de Normativa y Estudios Técnicos de MITMA; José María Carrau, secretario del Comité Técnico de ANEFHOP; y Benjamín Martínez, delegado de ANEFHOP, han tratado las novedades del nuevo código estructural.

En línea con Europa

El futuro del sector está encaminado a la reducción de la huella de CO2 también a nivel internacional, que se enmarca en el plan de trabajo para una industria del cemento y hormigón neutra para 2050 de la GCCA (Global Cement and Concrete Asociation).

“Las asociaciones europeas tienen un enfoque similar, pero en Europa hay un problema relacionado con el ETS, el mercado de emisiones de carbono, que debe abordarse para evitar que el proceso de descarbonización afecte a los productores europeos y aumente las importaciones de países que no pretenden poner límites a las emisiones de CO2. Debemos trabajar en hormigones que se ajusten a las necesidades de los clientes, reduciendo los volúmenes y mejorando las prestaciones, de esa forma reduciremos el impacto”, ha explicado Francesco Biasioli, secretario general de ERMCO.

Lo ha hecho en la mesa de clausura del acto en la que ha compartido espacio con Javier Martínez de Zuazu, secretario del GT de Reducción de Huella de Carbono; Albert Gómez, presidente del Comité de Sostenibilidad de ANEFHOP, Pilar López, presidenta de Comité de Medioambiente de ANEFHOP; y Pablo García, representante de HOLCIM.

El sector del hormigón preocupado por la incertidumbre económica y su impacto en el crecimiento

La Asociación Nacional Española de Fabricantes de Hormigón Preparado (ANEFHOP) espera que el sector siga creciendo en torno a un 4-5% este año. Así lo ha señalado durante la Asamblea Anual Ordinaria que ha tenido lugar esta mañana en la sede de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE).

Una jornada que ha estado marcada por la incertidumbre generada en los primeros meses de 2022 y en la que se ha debatido las consecuencias que han podido tener en la producción del hormigón y en la construcción los incrementos de costes, la huelga nacional de transportistas o el inicio de la guerra de Ucrania.

“Una vez más, como sector, tendremos que adaptarnos mediante nuevas formas de trabajo a las circunstancias que nos está tocando vivir. Pero lo afrontamos con optimismo ante los planes de inversión que están en marcha, los Fondos Europeos y las licitaciones previstas que mantienen la tendencia de crecimiento al alza”, ha reconocido Carlos Raich, presidente de ANEFHOP durante la apertura institucional del acto junto a Antonio Garamendi, presidente de la CEOE.

“El hormigón es esencial en nuestra economía y es un sector que hay que definir como una industria que, además, a pesar de las muchas dificultades, en los datos vemos cómo está creciendo”, ha afirmado Antonio Garamendi, que ha añadido que “las perspectivas para la economía española siguen sometidas a una gran incertidumbre pero, a pesar de la coyuntura, el sector está haciendo los deberes y se está modernizando, anclándose en uno de los pilares que va a ser clave como es la sostenibilidad”.

La sostenibilidad, clave en el desarrollo del sector

El nuevo Código Estructural y el nivel de implementación de la Instrucción Técnica de Control de Producción fueron otros dos de los aspectos clave que se pusieron en relieve como factores determinantes para el futuro del sector.

Carlos Peraita, director general de la Asociación, realizó un análisis de los datos del sector destacando el cierre de 2021 con un crecimiento de la producción de un 13,1% y la implementación del certificado de la instrucción técnica de control en todas las plantas asociadas. “Aunque el 100% de las plantas están certificadas, sabemos que todavía queda un largo camino por recorrer para garantizar su cumplimiento. Además, somos conscientes de la fuerte evolución normativa que va a venir procedente de Europa en los próximos años, en su mayoría relacionado con la sostenibilidad”, ha apuntado.

La reducción de la huella de CO2 y el cuidado del medioambiente, mediante la medición de la DAP sectorial, son objetivos prioritarios para el desarrollo del sector. “Va a ser necesario ajustarse a las producciones reales actuales y futuras, adaptando los modelos de negocio y renovando las plantas si queremos converger con las cifras europeas”, ha añadido Carlos Peraita.

Durante la Asamblea General, también se ha procedido a la aprobación de las cuentas del pasado año, el presupuesto, y el informe de actividad del año 2021, así como la presentación de la Memoria de Actividad. Por último, ha contado con las ponencias de Raymond Torres, director de Coyuntura Económica de Funcas, y el Dr. Mario Alonso Puig, fellow en cirugía por Harvard University Medical School, sobre la economía española y cómo afrontar momentos de desafío, incertidumbre y cambio, respectivamente, para cerrar el acto.