Entradas

La producción de hormigón preparado crece 8,1% impulsada por la actividad de la obra pública en el primer trimestre de 2023

La producción de hormigón preparado en España alcanzó el primer trimestre de 2023 los 6,74 millones de metros cúbicos, casi medio millón más que en el mismo periodo del año anterior, lo que supone un crecimiento del 8,1%, “consecuencia del aumento de la actividad en la obra pública en este inicio de año,” explica Carlos Peraita, director general de la Asociación Nacional Española de Fabricantes de Hormigón Preparado (ANEFHOP).

La patronal justifica el crecimiento en la recuperación y esfuerzo público inversor, donde la licitación pública crece un 7%, respecto a 2022 (según datos de SEOPAN acumulados a abril), influido por los bajos datos de 2020 -año de la crisis sanitaria- y periodos anteriores, así como por la entrada y apoyo de los Fondos Europeos.

A ello hay que añadir que en este primer trimestre, de carácter preelectoral, “se ha apreciado un incremento de la actividad de la construcción en general, lo que ha redundado en una mayor producción de hormigón preparado,” comenta Peraita. Todo esto, junto con la ausencia de fenómenos extraordinariamente relevantes como fue la huelga de transportes acaecida en 2022, confirman en el primer trimestre una recuperación del crecimiento del sector frente a años anteriores.

El comportamiento regional sigue al alza, salvo para 5 comunidades autónomas

El comportamiento regional es en general positivo, con tan solo 5 comunidades autónomas con valores de producción por debajo de 2022, que son La Rioja (-16,4%), Extremadura (13,6%), Navarra (-11,9%), Euskadi (-7,6%) y Baleares (-4,2%). Fenómeno acaecido por un menor nivel de actividad y los distintos impactos que tuvo la huelga de transportes, en la comparativa con el año anterior.

Por el contrario, la Región de Murcia encabeza el crecimiento de la producción de hormigón preparado con un 28,7%; seguida por Andalucía, que crece un 21%, suponiendo un efecto de +3,2% en el total por su peso a nivel nacional. Esto implica que “casi un 40% del total de la subida nacional la protagoniza la región andaluza,” indica Peraita, achacando el 63% de este incremento a Sevilla, el 33% a Cádiz y el 23% a Almería.

Pese a los buenos datos registrados este primer trimestre del año, desde ANEFHOP anuncian que todavía hay 7 comunidades autónomas que no superan la cifra de volumen de 2019, año prepandemia. La Rioja (-32%), Euskadi (-18%), Madrid (-13%) y Castilla León (-13%) son las zonas más perjudicadas.

Previsión de crecimiento para el segundo trimestre de 2023, pese a los indicios del cemento

Según apuntan desde ANEFHOP, “si nos basamos en los datos de consumo de cemento publicados en el pasado mes de mayo, podemos observar una bajada en el consumo del 5,4% en abril y mayo que, junto con una ralentización del ritmo de suministro de obra, nos hace prever una ralentización del crecimiento en el segundo trimestre de 2023 que, previsiblemente, afecte también al segundo semestre del año.”

Sin embargo, en la patronal se muestran optimistas basándose en los datos de licitación pública, que “esperan continúen su tendencia al alza en los próximos meses, para garantizar el buen desarrollo del sector y su consiguiente influencia en la actividad económica nacional,” señala el director general de ANEFHOP.

Como palanca de crecimiento de la citada licitación destaca la edificación, que se encuentra en un 30% por encima de los valores de 2022 (para el mismo periodo), mientras que la obra civil desciende en un 6%. Son los organismos estatales quienes lideran el gasto público, con una licitación de 308 millones más que en 2022 (+19%), seguidos de los organismos locales y las comunidades autónomas, con un aumento del 19% y 6% respectivamente.

Si atendemos a estos indicativos de inversión pública, que vienen acompañados por la progresiva llegada de los Fondos Europeos, la aceleración de obra preelectoral, el incremento del empleo en la construcción (registrando el mejor dato en cuanto a afiliación desde 2011), la recuperación constatada del turismo y sus planes de desarrollo; “tenemos que vaticinar que, al menos, el segundo trimestre debería conducirnos a un dato positivo de crecimiento de las producciones de hormigón preparado,” concluye Peraita.

Holcim incorpora la primera hormigonera eléctrica de España

Volvo Trucks ha entregado a Holcim la primera hormigonera eléctrica de cero emisiones en España, que dará servicio en Madrid para obras de ámbito urbano y residencial. Esta hormigonera modelo Volvo FE es un camión eléctrico pionero en la industria de distribución de hormigón, que alcanza una autonomía de hasta 200 kilómetros. Destaca su línea motriz potente y suave. Cuenta con 2 motores eléctricos de 160 Kwh cada uno que se combinan con una caja de cambios de 2 velocidades. Ofrece un par motor instantáneo de hasta 850 Nm. Está equipado con baterías de última generación, con un almacenamiento de energía total de 265 Kwh.

Con este vehículo, Holcim, uno de los principales proveedores mundiales de soluciones para la construcción, refuerza su apuesta por la sostenibilidad como eje de su estrategia empresarial, al desarrollar materiales y soluciones de vanguardia orientados a la descarbonización de la construcción a lo largo de todo el ciclo de vida. Su enfoque está basado en la necesidad de construir un futuro de cero emisiones que funcione para las personas y el planeta.

El pasado mes de mayo, el Grupo Holcim acordó con Volvo Trucks el mayor pedido comercial hasta la fecha de camiones eléctricos Volvo: 1.000 unidades que serán incorporadas en las flotas de distintos países europeos de aquí a 2030.

“En Holcim España, la sostenibilidad está basada en hechos. Innovamos diariamente para desarrollar soluciones de construcción sostenibles en línea con nuestro objetivo de cero emisiones netas para 2050. La logística de estas soluciones es fundamental para nuestro negocio por lo que, también, hemos apostado por iniciar el camino hacia una flota baja en emisiones”, comenta la CEO de Holcim España, Carmen Díaz Canabal.

Por su parte, el director general de Volvo Trucks, Giovanni Bruno, señala que “estamos muy orgullosos de entregar la primera hormigonera eléctrica de nuestro país a una empresa que, como Volvo, trabaja por conseguir la electrificación del transporte. En particular, en el ámbito de la construcción, que sabemos que es todo un desafío para la industria con nuestro camión eléctrico, Holcim podrá realizar las obras sin emisiones de efecto invernadero y acústicas.”

Marco Borroni, nuevo presidente de Concrete Europe

Concrete Europe, que representa al sector del hormigón en Europa, ha elegido a Marco Borroni como nuevo presidente. Borroni presidió la Organización Europea del Hormigón Preparado (ERMCO) y sucede en el cargo a Norbert Schröter.

Bajo la dirección de Schröter, Concrete Europe ha sido clave a la hora de transmitir el papel fundamental del sector del hormigón en la consecución de los objetivos del Pacto Verde de la Unión Europea (UE) tanto a los responsables políticos como a las partes interesadas. Durante su mandato se produjeron avances significativos como el compromiso del sector con la reducción de las emisiones de carbono, y la promoción de prácticas de construcción sostenibles.

Sobre estos cimientos y con Borroni al frente, Concrete Europe está preparada para abordar los retos y oportunidades presentados por la próxima Construction Ecosystem Transition Pathway y Whole Life Carbon Roadmap de la Comisión Europea.

A este respecto, Borroni señala que “de cara al futuro mantenemos nuestro compromiso de impulsar la innovación y la sostenibilidad en el sector del hormigón. Concrete Europe continuará colaborando con los responsables políticos y las partes interesadas a lo largo de nuestra cadena de valor, para asegurar que nuestra industria sigue contribuyendo a los objetivos del Green Deal de la UE”.

Concrete Europe ha agradecido a Norbert Schröter su dedicación y liderazgo y ha mostrado su entusiasmo por la nueva etapa que se inicia bajo el timón de visionario Marco Borroni.

Entrevista a Jesús Gómez, director de la zona centro de la empresa BETON CATALAN

  • En primer lugar, ¿puede comentar brevemente su experiencia en el sector del hormigón?

Mis inicios en este sector fueron en la empresa hormigones Martínez Núñez de Ponferrada en el año 1988. Posteriormente, en el año 1991, me incorporé a BETON CATALAN S.A. en Madrid, donde desempeño el cargo de director de la zona centro desde el año 2005.

  • Desde la perspectiva que le da la presidencia del Comité de Gestión de Madrid, ¿cuál ha sido la evolución del sector en los últimos años en la región? ¿Cómo se encuentra el sector en la comunidad en estos momentos?

Desde el año 2008 hasta casi el año 2017 el sector se vio afectado por una gran crisis, donde las producciones llegaron a caer hasta un 80 %. Adaptarse a esta nueva situación fue muy difícil porque se produjeron importantes recortes de plantilla y cierres de instalaciones. Desde entonces el sector se ha ido estabilizando y ha ido creciendo, pero a un ritmo lento y el nivel de actividad aún es bajo.

Actualmente volvemos a estar inmersos en una nueva crisis económica inflacionista que ha provocado un incremento espectacular, -diría yo sin precedentes- del precio de todas las materias primas y, por tanto, el consiguiente aumento del precio de la vivienda, a lo que hay que unir la subida constante de los tipos de interés. Todos estos factores contribuyen a dificultar, más si cabe, el acceso a la vivienda, y a alimentar un estado de incertidumbre constante en el sector.

  • ¿Cuáles son los principales retos que encara el sector y cuáles son sus mayores preocupaciones?

Sin ninguna duda los cambios más importantes han venido de la mano de los programas informáticos aplicados a los procesos de fabricación. Cuando echamos la vista atrás, te das cuenta de la precisión y, en consecuencia, de la uniformidad con la que se fabrican hoy los hormigones.

  • A nivel de asociación, ¿cómo definiría la relación de ANEFHOP con sus miembros? ¿Cómo valora la existencia de una asociación como ANEFHOP?

ANEFHOP es imprescindible, es el mejor medio que tiene el sector para ser representado ante otras asociaciones del ámbito de la construcción y ante la administración, para trasladar inquietudes, soluciones y demandas que redunden en un mejor funcionamiento de este gran conjunto que es el mundo de la construcción.

  • Y como asociados, ¿cuáles son las principales necesidades que trasladan a la asociación?

Las relaciones entre los miembros de la asociación son muy fluidas y tratamos de que cualquier petición de un miembro de la asociación sea atendida en el menor tiempo posible.

Creo que existe unanimidad al afirmar que la morosidad y la competencia desleal son los dos principales problemas de las empresas del sector. Las constructoras tienen unos plazos de pago muy largos, lo que deteriora los balances financieros de todas las empresas del sector. A lo que hay que unir al intrusismo que existe, y que, igualmente, repercute de forma muy negativa en la situación económica de las empresas. ANEFHOP trabaja intensamente con la administración y los sectores privados para resolver esta situación.

  • De cara a este 2023, ¿qué espera, qué tendencias se van a vivir en el sector tanto en volumen de negocio como en necesidades de los clientes?

No sólo de cara a este 2023 sino a futuro, las empresas siguen implementando medidas para que el sector del hormigón sea más sostenible y respetuoso con el medio ambiente, atendiendo de este modo la demanda creciente de hormigones más ecológicos por parte de las propias constructoras.

Además, creo que es necesario seguir avanzando en la reducción del consumo de agua, porque los contenidos mínimos de cemento por metro cúbico están regulados por ley. En mi opinión ante el gravísimo problema de sequía que estamos padeciendo, si el sector fuera capaz de ahorrar simplemente 10 litros de agua por metro cúbico, estaríamos hablando de alrededor de 40.000 m3 en toda la Comunidad de Madrid, cantidad muy importante.

ANEFHOP inicia un nuevo curso online 100 % bonificable de hormigones especiales y avanzados

Hoy en día, la industria del hormigón preparado abarca desde pequeñas intervenciones de carácter local a grandes obras civiles, que se desarrollan en distintos ambientes de exposición y requieren unas prestaciones concretas, condicionadas por los materiales componentes, medios de fabricación, y ejecución y puesta en obra que hacen necesario el empleo de mezclas de hormigón, con características de trabajabilidad y propiedades mecánicas a las que el hormigón tradicional no puede dar respuesta.

Este curso ofrece una visión general de varias de las tipologías de estos hormigones especiales, describiendo para cada uno de ellos:

  • La definición de lo que es cada uno.
  • Los materiales que se utilizan en cada uno y su dosificación.
  • Los métodos de ensayo de su caracterización particular si corresponde.
  • Ejemplos de posibles aplicaciones.

 

ANEFHOP organiza el I Congreso del Hormigón en España en el que se analizará el futuro del sector con expertos y profesionales

La Asociación Nacional de Fabricantes de Hormigón Preparado (ANEFHOP) organizará el I Congreso del Hormigón en España, que se celebrará los días 5 y 6 de junio de 2024 en el Palacio de Congresos de Zaragoza; en el que analizará el futuro del sector con los principales expertos y profesionales en esta materia, quienes compartirán conocimientos, experiencias y novedades.

Este congreso será el punto de encuentro de las empresas del hormigón preparado con las Administraciones Públicas, los fabricantes de materias primas y maquinaria, los clientes, los representantes del mundo académico y los medios de comunicación.

Durante estos dos días, los asistentes podrán asistir a conferencias, mesas redondas, actividades académicas y hacer networking. Se abordarán los principales temas de interés para este sector: digitalización, sostenibilidad, calidad, innovación y desarrollo de productos, así como la prevención de los riesgos laborales, entre otros.  Además, habrá una exposición comercial en la que se podrán conocer las últimas tendencias y las principales novedades del sector; lo que permitirá planificar más y mejor futuras inversiones.

La Asociación Nacional del Hormigón Preparado ha creado la página web www.congresohormigon.com con toda la información sobre este evento, que se irá actualizando periódicamente, y a través de la cual las personas interesadas en asistir podrán inscribirse fácilmente.

ANEFHOP ya ha organizado en el pasado encuentros internacionales, y este congreso será el primero de otros que tendrán lugar cada tres años. La Asociación Nacional de Fabricantes de Hormigón Preparado ha elegido Zaragoza por sus excelentes instalaciones, cultura, gastronomía y sus buenas comunicaciones por tren y carretera.

La producción de hormigón desciende un 3,7 % en 2022 y alcanza un total de 24,94 millones de m3

El informe trimestral de producciones de la Asociación Nacional Española de Fabricantes de Hormigón Preparado (ANEFHOP) refleja que la producción de hormigón descendió un 3,7 % en el acumulado del año 2022, y alcanzó un total de 24,94 millones de m3. Por comunidades autónomas, las que mejor se han comportado han sido Castilla-La Mancha, Murcia, Baleares, Cantabria y Andalucía. Asimismo, el cuarto trimestre del año 2022 registró una bajada del 5,7 %, lo que confirma la tendencia negativa que se venía observando en los trimestres anteriores.

En comparación con los datos de 2019, el año anterior a la pandemia, el acumulado de 2022 supera levemente el dato de partida (+1 %). También el dato del cuarto trimestre supera el dato de 2019, en este caso en un 2,4 %. Sin embargo, cabe señalar que el resultado del cuarto trimestre por debajo del año 2021, ha interrumpido la tendencia de crecimiento sostenido del sector desde el año 2015 en el propio trimestre (a excepción del año de la pandemia).

Los principales factores que han contribuido a la disminución de la producción de hormigón en el sector de la construcción en el año 2022 han sido el aumento de los costes de los materiales, la inflación, el elevado número de licitaciones desiertas y la incertidumbre económica.

En relación con ellos, el director general de ANEFHOP, Carlos Peraita, destaca que “el impacto de los crecientes costes de los materiales de construcción en los proyectos ha generado una ralentización o paralización en la ejecución de los mismos, porque ha sido necesario llevar a cabo análisis, revisiones y negociaciones para adaptarse a los nuevos precios, y muchas empresas fabricantes de hormigón se han visto obligadas a renunciar a contratos con el fin de no vender a pérdidas”.

Asimismo, Carlos Peraita asegura que “la incertidumbre económica provocada por la inflación, y la constante subida de tipos de interés están ocasionando que proyectos que estaban previstos que comenzaran, se hayan relantizado y esperen a una situación más favorable”.

Cinco comunicades autónomas superan el volumen respecto a 2021

La situación del sector a nivel nacional también se refleja en el comportamiento en el ámbito regional. Cinco comunidades autónomas están por encima de las cifras del año anterior: Castilla-La Mancha, Murcia, Baleares, Cantabria y Andalucía. Esta última región es la que registra mayor peso por volumen y crece un 5 %.

En el otro lado, con fuertes caídas de actividad tanto en el último trimestre de 2022 como en el dato acumulado se encuentra Castilla y León. Las otras dos grandes zonas productoras de hormigón, Cataluña y Madrid, presentan caídas moderadas del -1,8 % y -0,4 %, respectivamente.

Perspectivas para 2023

Para este año existen varios indicadores económicos positivos que se han mantenido en alza, como las altas cifras de licitación, la llegada gradual de fondos europeos al mercado, la recuperación del sector turístico y el consiguiente resurgimiento de los planes de desarrollo, así como el aumento del empleo en la industria de la construcción. Además, los años electorales siempre tienen un efecto dinamizador previo a los comicios. A pesar de ello, las previsiones de crecimiento del PIB para 2023 se sitúan en torno al 1,6 %, lo que se traduce en cierta ralentización del crecimiento de la economía y, en concreto, en el sector de la construcción puede suponer un decrecimiento mayor. Por ello, el director general de ANEFHOP, Carlos Peraita, señala que “la producción de hormigón estará entre un -3 % y un 0 %, aunque deseamos lógicamente que el desarrollo de los acontecimientos, apoyados en los aspectos positivos, cambie la tendencia y podamos ver una cifra positiva a final de año”.

ANEFHOP tratará en su Asamblea General los principales temas de interés para el sector del hormigón preparado

La Asociación Nacional Española de Fabricantes de Hormigón Preparado (ANEFHOP) tratará en su Asamblea Anual Ordinaria, que se celebrará el próximo 25 de mayo en la sede de CEOE, los temas de actualidad más relevantes que afectan al sector del hormigón preparado; así como el papel de la asociación y la evolución del número de empresas asociadas. Además, está previsto que asista al acto algún ponente de prestigio relacionado con el sector.

La Asamblea Anual Ordinaria de ANEFHOP es el escenario idóneo para compartir experiencias y establecer relaciones comerciales con las empresas adheridas. Al término del acto, los asociados podrán intercambiar opiniones sobre lo sucedido durante el último año y las perspectivas para el año en curso. También, podrán compartir los temas que les preocupan para que se trabajen desde la asociación en los próximos años.

Por último, ANEFHOP quiere agradecer a la CEOE su generosidad por cederles sus instalaciones para celebrar esta importante reunión con todos sus asociados y espera contar con la asistencia de algún representante en la Asamblea General.

Hormigones Canarios (Horcasa) cumple 50 años

La empresa Hormigones Canarios (Horcasa), miembro de ANEFHOP, ha celebrado recientemente su 50 aniversario. En un acto de celebración en el Auditorio Alfredo Kraus, el presidente de la empresa, José Román Ramos, destacó el esfuerzo y trabajo realizados durante estas cinco décadas y expresó su confianza en continuar otros tantos años más.

Durante su discurso, el presidente de la empresa también recordó la figura de su padre, quien fundó la empresa hace 50 años y dejó un legado importante en la empresa familiar de segunda generación. Ramos destacó que la filosofía de trabajo, la visión y el atrevimiento de su padre han dejado un sello imborrable en la empresa, y que fue él quien les enseñó no solo el camino, sino también cómo caminarlo.

La alcaldesa de Telde, Carmen Hernández, asistió al acto de celebración y felicitó a los directivos y a toda la plantilla por consolidar este proyecto empresarial que nació en la localidad en 1973. Hormigones Canarios es una empresa que se dedica a la fabricación de hormigón y mortero, y es una de las principales empresas del sector en Canarias.

Con sus 50 años de trayectoria, Hormigones Canarios ha logrado consolidarse como una empresa líder en su sector, gracias a su compromiso con la calidad, la innovación y la sostenibilidad. La empresa cuenta con un equipo de profesionales altamente cualificados y dispone de tecnología de última generación para ofrecer soluciones de construcción de alta calidad a sus clientes.

Entrevista a José Ángel Alonso, delegado de ANEFHOP en Aragón, Baleares, Catalunya y Andorra

  • ¿Cómo definiría el papel que ejercen los laboratorios de control del hormigón en el proceso de ejecución de las estructuras de hormigón?

Para responder a su pregunta creo que es preciso recordar que el hormigón es un producto peculiar: el fabricante lo suministra en estado plástico, el constructor lo recibe en la obra y mientras todavía se encuentra en estado fresco, lo manipula (en el buen sentido la palabra) para colocarlo en el elemento al que va destinado y al cabo de poco tiempo endurece y forma parte de la estructura.

Este hormigón debe cumplir varios requisitos, uno de ellos es el de proporcionar estabilidad a esa estructura aportando la resistencia mecánica prevista en el proyecto para soportar las cargas a las que va a estar sometida.

Esta cualidad del material es imposible de observar o determinar en el momento de la entrega y uso del hormigón, por lo que desde los inicios del empleo del hormigón armado fue necesario definir un proceso simple, económico, eficaz y universal para determinar de una forma suficientemente fiable la resistencia al hormigón colocado en la obra. Para ello se definieron unas estrictas normas de ensayo que debían ser aplicables en cualquier lugar, situación y temporada climática.

Estos ensayos se realizaban en laboratorios especializados en hormigón que inicialmente fueron creados por los propios fabricantes. Posteriormente, sobre todo con la incorporación en la legislación de hormigón del control de recepción, se crearon entidades de control operadas por terceras partes.

Los laboratorios o entidades de control, que deben ser independientes del resto de agentes que intervienen en una obra, son los encargados de tomar las muestras y realizar los ensayos necesarios para determinar de una forma fehaciente las características del hormigón empleado en la construcción. Por lo tanto, podríamos considerar a los laboratorios como los instrumentos de medida que ofrecen el valor de las características del hormigón.

  • En los últimos años se están realizando unas campañas anuales de contrastes de laboratorios. ¿Qué objetivo tienen?

Como acabo de comentar, podemos ver a los laboratorios de control como instrumentos de medida, por lo tanto, como todo instrumento se debe calibrar o al menos contrastar la veracidad y precisión de sus mediciones.

Para determinar una característica tan básica como es la resistencia a compresión del hormigón se deben seguir hasta 6 normas UNE, además de varios requisitos adicionales establecidos en la legislación. En principio, se supone que siguiendo al pie de la letra los procedimientos de la Norma el resultado final obtenido (la resistencia a compresión del hormigón) es totalmente fiable.

Desafortunadamente la experiencia diaria nos dice que no es así.

Este proceso comprende una considerable cantidad de tareas muy manuales y por lo tanto sometidas a la pericia de la persona que lleva a cabo el ensayo. Sin obviar que también pueden influir las condiciones climatológicas que haya en ese momento.

En los años 70 el Dr. José Calavera en su informe “Probetas tomadas a salida de hormigonera” ya identificaba 49 posibles causas de desviaciones en el proceso de ensayo de una probeta de hormigón que podían alterar el resultado obtenido y la mayoría de ellas conducían a minusvalorar el valor final. Esta circunstancia se evidencia en prácticamente todos los contrastes de laboratorios que se han realizado.

En la Delegación de Barcelona disponemos de datos de decenas de contrastes desde el año 1983. Solamente la implantación del proyecto EILA (plan de Ensayos Interlaboratorios) del Ministerio de Ciencia e Innovación, hasta ahora ha aportado información de unos 140 contrastes realizados en los últimos 9 años. Al analizar estos contrastes podemos observar que no son inhabituales diferencias en torno al 30% entre el laboratorio que ha dado el resultado más alto y el que ha dado más bajo.

Con esto no quiero manifestar que los laboratorios hagan mal su trabajo. ¡Ni mucho menos! El día del “examen” todo el mundo desea hacerlo lo mejor que puede. En mi opinión tal vez habría que comenzar a pensar que el ensayo no da más de sí y que posiblemente se le atribuye una precisión que no tiene.

No olvidemos que cuando se realiza la calibración de un instrumento de medida, a pesar de haber cumplido unas determinadas Normas en el momento de su fabricación, se le asigna un determinado error, precisión e incertidumbre asociados a ese instrumento específico. En este sentido, echamos a faltar en los informes de los contrastes que se realizan actualmente unas conclusiones que pongan en manifiesto esta circunstancia.

  • Recientemente ha entrado en vigor el Código Estructural. ¿Cómo afecta a los laboratorios de control?

El nuevo Código realiza varios cambios y establece novedades respecto a la anterior Instrucción EHE-08 a la que deroga, y como ocurre con el resto de agentes que intervienen en la ejecución de una obra de hormigón, algunas de ellas afectan directamente a la actividad de los laboratorios y entidades de control de recepción.

Una de las novedades más visible es la necesidad de confeccionar en cada toma de muestras probetas adicionales para romper a más de 28 días de edad en caso de necesidad. Esto supone por regla general gestionar dos probetas más por serie en la mayoría de los casos.

Esta exigencia no es baladí ya que un laboratorio que confeccione 4 probetas por serie, 2 para romper a 7 días y 2 a 28 días, como es previsible que los clientes no renuncien a tener información a los 7 días y esta información se debe obtener con dos determinaciones, lo lógico sería que se terminen confeccionando 6 probetas. Esto puede suponer para el laboratorio un 50% más de producción, lo que puede condicionar la logística actual.

Otra de las novedades es la mayor concreción en el contenido del acta de toma de muestras que realiza el técnico del laboratorio tras la confección de las probetas de hormigón en la obra. Además de definir la información que debe incluir, se establece que cualquiera de los agentes implicados o interesados tienen derecho a recibir una copia. Entre estos agentes se cita explícitamente al suministrador del hormigón.

Los fabricantes de hormigón ya han manifestado unánimemente su intención de solicitar en todos los casos copia de estas actas, por lo que los laboratorios tendrán que prever que estén disponibles 3 o 4 copias para entregar en cada obra.

En este sentido quiero aprovechar la ocasión para alabar el esfuerzo que nos consta están realizando algunos laboratorios en digitalizar sus procesos y entre ellos la generación de estas actas, lo que simplifica enormemente su gestión.

El Código también establece novedades en la protección que debe proporcionarse a las probetas mientras se encuentran en la obra. Se indica que las muestras deben cubrirse con una arpillera húmeda y dentro de una bolsa sellada. Esta definición unifica criterios, aunque ha creado alguna polémica con el término “sellada”.

He dejado para el final posiblemente una de las novedades más trascendente y es que el Código Estructural es más exigente respecto a la temperatura a la que pueden estar expuestas las probetas durante su estancia en la obra. Se mantiene la temperatura mínima de 15 ºC, pero la temperatura máxima se reduce de 35º a 30 ºC.

Si las tendencias climáticas experimentadas el verano pasado y este invierno se mantienen, y parece ser que será así, significará que las probetas que se conservan a la intemperie, aunque estén resguardadas, incumplirán las condiciones de conservación en muchas zonas y durante una parte significativa del año.

El Código establece que el constructor deberá prever en la obra la disponibilidad de un recinto que permita asegurar esas condiciones climáticas.

Este requisito no es nuevo puesto que ya figuraba en la EHE-08. La novedad radica en que el laboratorio deberá dejar constancia en el acta de toma de muestras de la existencia de este recinto. De alguna manera hará de notario de las garantías de conservación en obra.

  • En Cataluña, ANEFHOP ha firmado un convenio de colaboración con la asociación de laboratorios. ¿Qué objetivos se pretende conseguir?

Efectivamente el año pasado la Delegación de Catalunya de ANEFHOP y la Associació de Laboratoris de Construcció de Catalunya (ALAC) firmamos un acuerdo de colaboración.

Antes de contestar a la pregunta quiero valorar muy positivamente la existencia de una asociación de laboratorios que representa a la mayoría y a los más representativos laboratorios de construcción de Cataluña.  Echamos de menos asociaciones similares en otras Comunidades, aunque en algunos lugares ya están dando los primeros pasos en su creación.

En este caso el acuerdo nos ha permitido crear una comisión técnica mixta donde plantear cuestiones que nos incumben a ambos sectores, así como el asesoramiento mutuo y la transmisión de información y formación de los agentes que intervienen en el control del hormigón, como son los laborantes de los laboratorios y a los transportistas de los fabricantes.

En este marco pretendemos desarrollar proyectos conjuntos destinados a la divulgación y al asesoramiento en el campo de la fabricación y control del hormigón, así como a la mejora de los procesos y actuaciones coincidentes de ambos sectores.

Por el momento ya hemos emprendido varias acciones destinadas a la mejora de nuestras actividades y controles de producción que creemos van a redundar en beneficio del sector de la construcción en general.

  • ¿Hacia dónde cree que debe tender el control de hormigón en el futuro?

La construcción es un sector con mucha inercia frente a los cambios. Cuesta implantar nuevos procedimientos y materiales, pero una vez que se generalizan se asumen completamente y da la sensación de que se hubieran estado utilizado desde siempre.

El sector del control del hormigón no es ajeno a esta dinámica. Prácticamente desde los 30 años que hace que lo conozco, aparte de la modernización de la maquinaria, la única novedad apreciable es la utilización de las probetas cúbicas y no es ninguna novedad, en el prefabricado y en otros países ya se estaban utilizado desde hace varias décadas.

En mi opinión la evolución vendría dada por el cambio de la modalidad del control. Esto implicaría derivar el control de recepción al control de producción y suministrar unos hormigones de características certificadas y garantizadas.

El marco ya se introdujo en la instrucción del año 2008 con la creación de los Distintivos Oficialmente Reconocidos (DOR, ahora DCOR). Solo hay que mirar los criterios con los que se realiza el suministro del hormigón en los países de nuestro entorno o lo que ocurre en prácticamente la totalidad de otros sectores industriales.

Los laboratorios son imprescindibles para realizar el control del hormigón y creo que se equivocan las voces que en el pasado apuntaron a que esa tendencia conllevaría una contracción del tejido de ese sector. Más bien al contrario, el cambio del contratante del control con toda seguridad conducía a prestar servicio a un “cliente” más exigente, que valoraría en mayor medida el trabajo bien realizado y que facilitaría todos los medios para que las tareas de control se desarrollasen en situaciones optimas.

Y por qué no, tal vez también habría que comenzar a estudiar la posibilidad y condiciones para que las muestras se puedan tomar en la propia planta de fabricación, en lugar de en la obra. En esa situación se puede asegurar un entorno mucho más controlado que garantice el cumplimiento de unas condiciones tan criticas para conseguir un resultado fiable como es la conservación de las muestras en las primeras horas.