Entradas

ANEFHOP participa en el Congreso Iberoamericano de Hormigón

La Asociación Nacional Española de Fabricantes de Hormigón Preparado (ANEFHOP) ha estado presente en la Reunión del Cemento y el Concreto PROCEMCO’22 y en la Asamblea de la Federación Iberoamericana del Hormigón Premezclado celebrados en Cartagena de Indias, Colombia, entre el 20 y 23 de septiembre. Un evento que ha estado organizado por la Cámara Colombiana del Cemento y el Concreto.

La Asamblea y las tres jornadas de trabajo del Congreso han contado con participantes de 22 países diferentes y más de 100 sesiones impartidas, en las que la construcción sostenible y la digitalización han tenido un papel protagonista. “La sostenibilidad, como estamos viendo en España y en la regulación que viene de Europa, es uno de los retos estratégicos del sector, que está comprometido a reducir sus emisiones de CO2 a causa del hormigón en un 40% para 2030. Un compromiso que, como hemos comprobado durante estos días, se extiende al resto de países, y pasa por medir nuestra huella ambiental para reducirla y fomentar un crecimiento efectivo del sector”, señala Carlos Peraita, director general de ANEFHOP, quien representó al organismo nacional junto a Nicolás Mayol, miembro de la junta directiva de ANEFHOP y de ERMCO.

El director de ANEFHOP intervino en varias ponencias donde expuso la experiencia española con la Instrucción técnica de control de la producción y la DAP sectorial (Declaración Ambiental de Producto) así como los retos que ambas novedades implican a las plantas y al sector. Ambas ponencias fueron seguidas con gran interés por parte de los asistentes. “Durante estas jornadas, hemos podido conversar con nuestros homólogos y productores de muchos países sobre diferentes formas de plantear los problemas comunes, y nos llevamos buenas ideas para implantar en España a nuestro regreso. Agradecemos a PROCEMCO la invitación a participar en sus actividades”, concluye Carlos Peraita.

ANEFHOP participa en el congreso sobre la ingeniería del hormigón

El pasado mes de julio ANEFHOP estuvo presente en el congreso divulgativo relacionado con los modernos pavimentos tecnológicos del hormigón organizado por Prosistemas, líder en Europea en Alta Planimetría. Celebrado en Murcia, acogió a las principales figuras de la Universidad y las empresas para la puesta al día de los avances tecnológicos que han permitido sostener la logística actual, con un movimiento de mercancías inimaginable hasta hace unos años.

Unos avances que han sido posibles gracias a la ingeniería del hormigón que ha permitido generar la capacidad para operar dentro de los complejos logísticos con suelos de resistencia especial que apilan cientos de toneladas en vertical sobre una única planta. Además, cuentan con las características de regularidad superficial matemáticamente planas y lisas que permiten operaciones verticales seguras, eficientes y rápidas.

El evento aprovechó las obras del pavimento tecnológico que Prosistemas está construyendo para PcComponentes en el parque industrial de Alhama para que, a pie de obra, los profesionales de Prosistemas mostrasen las modernas maquinarias dirigidas por láser para realizar las operaciones y todo lo que rodea a la compleja química del hormigón, con aditivos decisivos para obtener características especiales del suelo.

Tras la visita al ‘mundo real’ de los pavimentos, en el hotel Algalia de Murcia se mostró una exposición de elementos relacionados con la Planimetría, se mostraron diversas tecnologías punteras para mantener el control de calidad y se dieron charlas de profesionales del mundo académico con proyección internacional dentro del sector. Destacó la figura del ingeniero y arquitecto Juan Carlos Arroyo, conocido consultor de Estructuras, con proyectos en todo el mundo relacionados la cimentación, puentes y viaductos y estaciones de metro. Es profesor de Estructuras en la UPM y pertenece a varias comisiones científicas.

También dio una charla el Ingeniero murciano, especializado en Edificación y Urbanismo, Pedro Pallarés, que ha trabajado en proyectos urbanísticos en más de diez países. La jornada se completó con la participación del consultor de hormigón Óscar Candás, director de Betonia Productos, conocido como un ‘gurú’ en el mundo de la química del hormigón por el conocimiento de los aditivos que se emplean para personalizar las mezclas. Cerró el acto el ingeniero y director general de Prosistemas, Eusebio Rey, pionero en España en las modernas técnicas del hormigón y con cuarenta años de trabajo entre la empresa y la Universidad.

La Asociación de Laboratorios de Construcción ALAC y la delegación de ANEFHOP de Cataluña firman un convenio de colaboración

La Associació de Laboratoris de Construcció de Catalunya (ALAC) y la delegación de la Asociación Nacional Española de Fabricantes de Hormigón Preparado (ANEFHOP) de Cataluña han llegado a un acuerdo de colaboración con el objetivo de coordinar la actuación de ambas instituciones en cuestiones como el asesoramiento, la transmisión de información y la formación. Una firma que plasmaron Carlos Raich, presidente de ANEFHOP, y Jorge Gil, presidente de ALAC.

En este marco se pretenden desarrollar, entre otros, proyectos conjuntos destinados a la divulgación y al asesoramiento en el campo de la fabricación y control del hormigón y sus materiales constituyentes, así como a la mejora del desempeño y optimización de los procesos coincidentes de ambas instituciones y sus empresas asociadas, en la mejora continua de sus actividades y controles de producción en beneficio del sector de la construcción en general.

Ambas instituciones contaban ya con una amplia trayectoria de colaboraciones encaminadas a favorecer e incrementar la calidad y la seguridad de los productos, actividades y servicios que tienen en común, y fortalecer así el sector de la construcción.

Sin embargo, la reciente entrada en vigor del Código Estructural, así como la Instrucción Técnica para el Control de Producción del Hormigón, han creado nuevas especificaciones que hacen referencia al suministro y control del hormigón utilizado en las obras de construcción. Estos nuevos requerimientos suponen una nueva definición y un incremento de la transparencia y trazabilidad de todos los procesos que intervienen en la ejecución de una estructura de hormigón.

El compromiso de estas dos instituciones y sus asociados con la nueva reglamentación es pleno, por lo que han decidido protocolizar esta relación con el objetivo de establecer un marco y unos principios generales que establezcan una cooperación activa en el desarrollo de temas de interés común.

ANEFHOP, a través del resto de sus delegaciones pone a disposición de cualquier otra asociación de laboratorios de control de la construcción este marco de colaboración para el desarrollo de proyectos conjuntos.

ANEFHOP presenta oficialmente su DAP sectorial para conseguir los objetivos medioambientales

La Asociación Nacional Española de Fabricantes de Hormigón Preparado ha llevado a cabo la presentación oficial de la Declaración Ambiental de Producto (DAP) sectorial del hormigón a través de un acto con asociados y miembros del sector para reforzar sus objetivos anunciados de reducir la huella de carbono para 2030 en un 40%.

Desde que en 2019 iniciaran este proyecto, en ANEFHOP han estado trabajando para ver cuáles son las emisiones del sector y cómo actuar sobre ello. “Para la elaboración de la DAP hemos auditado las plantas y estudiado nuestro ciclo de vida, desde la recepción del material hasta colocar el hormigón en la obra. Se ha puesto de manifiesto que la mayor parte de nuestro CO2 proviene del cemento y su proceso de elaboración, suponiendo el 85% de toda la emisión, por lo que es necesario que exista una profunda colaboración”, ha señalado Pilar López, presidenta del Comité de Medio Ambiente de ANEFHOP.

Por ello, ser capaces de medir el impacto medioambiental mediante esta DAP es un paso “muy importante para establecer una base sobre la que trabajar y marcar los próximos pasos para alcanzar nuestros objetivos”.

Hasta el momento, más de 400 plantas en España se han adscrito a esta Declaración, lo que además de una muestra de transparencia permite ofrecer información clave para la mejora ambiental de los productos. “Aunque la DAP no es obligatoria, puede utilizarse para la evaluación del uso sostenible de los recursos y el impacto medioambiental de las obras de construcción, requerida por el Reglamento Europeo de Productos de Construcción, y podrán ser puestas en valor por aquellos proyectos u obras que lo requieran”, ha apuntado Benjamín Martínez.

El acto contó con las intervenciones de Pilar López, presidente del Comité de Medio Ambiente de ANEFHOP; Benjamín Martínez, secretario del Comité; Arturo Alarcón Barrios, jefe del Área de Sostenibilidad y Construcción Sostenible de IECA; y Carlos Alonso Bahamonde, coordinador del Área de Industria y Dirección de Certificación de Producto de AENOR.

La PTEH apoya las propuestas europeas para la evaluación de los productos de construcción de base biológica

La Plataforma Tecnológica Española del Hormigón (PTEH) ha mostrado su satisfacción por la publicación ayer del estudio ‘Contabilidad de carbono para materiales de construcción – Evaluación del potencial de calentamiento global de productos de construcción de base biológica’ (por su título en inglés), realizado por LBP SIGHT -empresa de consultoría e ingeniería especializada en el ámbito de la construcción y el medio ambiente-, y promovido por un consorcio de organismos europeos y mundiales del sector de los materiales de la construcción. Este informe arroja conclusiones que suponen en palabras de Aniceto Zaragoza, presidente de la PTEH, “unas directrices claras y científicas para el desarrollo de políticas de evaluación transparentes para todos los materiales de construcción y alcanzar, así, los objetivos de descarbonización europeos”.

Lograr una economía con cero emisiones de carbono en 2050 es uno de los objetivos clave del Pacto Verde Europeo. La evaluación de los efectos medioambientales de los materiales y productos de construcción, basada en el estudio de toda su vida útil y con datos completos y sólidos, es de vital importancia para garantizar que se toman las decisiones correctas para mitigar los efectos del cambio climático.

En el ámbito de la construcción, y en concreto de los materiales, en numerosas ocasiones se tiende a mostrar únicamente los datos de ciertas etapas, en lugar de recoger el ciclo de vida completo de las infraestructuras y edificios, lo que arroja resultados imprecisos que tienden a favorecer a unos frente a otros. Es por esta razón que a menudo se hace referencia directamente a los materiales de origen biológico como la solución preferida, en cuanto a bajas emisiones de carbono, sin tener en cuenta el análisis de ciclo de vida completo de cada uno de los productos.

Este estudio, según apuntan desde el consorcio, “ofrece una evaluación de la base científica que subyace a las condiciones de neutralidad de carbono de los productos de construcción de base biológica, sus efectos de sustitución y una evaluación crítica de los beneficios del almacenamiento temporal de carbono”.

Entre las sugerencias que se desprenden de la investigación, se destaca que, para establecer un marco político que permita alcanzar los objetivos de descarbonización, es de vital importancia la evaluación de los efectos medioambientales de los materiales y productos de construcción a lo largo de toda su vida útil. Es así y sólo así como, a partir de datos completos y sólidos, se podrán desarrollar medidas y tomar decisiones eficaces y justas.

Asimismo, el desarrollo de estas políticas debería contemplar métodos alternativos, tales como la descarbonización de los materiales minerales o la conservación y restauración de los bosques, para cumplir los objetivos desde todos los ámbitos posibles.

Con todo ello, la PTEH insta a las instituciones y otros organismos a fomentar el uso de datos correctos y métodos adecuados para todos los materiales de construcción, sin promover en ningún momento un tipo de material por encima de otro. Es más, Zaragoza señala que “los materiales deberían medirse bajo los mismos parámetros científicos y con metodologías precisas, para que toda edificación e infraestructura contribuya a cumplir el reto común de descarbonización en 2050”.

El informe completo, así como su resumen ejecutivo, se pueden descargar en la página oficial del consorcio: https://www.ca4bm.org

Más de 400 plantas de hormigón miden su huella ambiental a través de la DAP sectorial de ANEFHOP

Desde que en 2020 ANEFHOP iniciara el proyecto de elaborar una DAP sectorial, más de 400 plantas se han adscrito en una apuesta por hacer del sector del hormigón una industria más sostenible.

Esta declaración tiene como objetivo medir el impacto ambiental de los procesos de fabricación de los productos, en concreto del hormigón, que tiene numerosas propiedades beneficiosas en la construcción que se traducen en términos de sostenibilidad como el aislamiento térmico y acústico.

“Disponer de una DAP sectorial muestra la transparencia de la empresa que la desarrolla y, aunque no es obligatoria, puede utilizarse para la evaluación del uso sostenible de los recursos y el impacto medioambiental de las obras de construcción requerida por el Reglamento Europeo de Productos de Construcción”, señala Pilar López, presidenta del Comité de Medio Ambiente de ANEFHOP.

Medir la huella ambiental y reducir la huella de CO2 es uno de los retos estratégicos a los que se enfrente actualmente el sector. De hecho, como se anunció en el VI Congreso Nacional de Áridos, el sector se ha comprometido a reducir sus emisiones de CO2 a causa del hormigón en un 40% para 2030 sobre los datos de 1990.

“Acabar con la competencia desleal a través de mecanismos que igualen la calidad y seguridad de los productos es clave para nuestra evolución y la inversión en la mejora de nuestras plantas. Y, en este punto, la sostenibilidad es una palanca fundamental para el presente y futuro de nuestra actividad”, concluye Carlos Peraita, director general de ANEFHOP.

El titular de la DAP Sectorial es ANEFHOP, Asociación Nacional Española de Fabricantes de Hormigón Preparado, y el Operador de Programa: Global EPD de AENOR

El sector reducirá un 40% las emisiones de CO2 a causa del hormigón para 2030

El sector del hormigón se ha comprometido a reducir su huella de carbono para 2050 y a una reducción de las emisiones de CO2 a causa de este material del 40% para 2030 sobre los datos de 1990. Así lo ha defendido esta mañana la Asociación Nacional Española de Fabricantes de Hormigón Preparado (ANEFHOP) durante el VI Congreso Nacional de Áridos celebrado en Oviedo, donde ha organizado una jornada bajo el título de ‘El gran cambio de la industria del hormigón hacia la sostenibilidad’.

“A pesar de la situación de incertidumbre, el sector ha hecho una apuesta valiente por la sostenibilidad de cara al renacimiento de la actividad y prueba de ello es la voluntariedad del proyecto DAP Sectorial con más de 400 plantas adscritas”, ha señalado Carlos Raich, presidente de ANEFHOP, durante la primera mesa redonda en la que se han compartido las claves que han hecho evolucionar al sector.

Una postura sostenible que, como han coincidido Luis José Fernández, presidente del Comité de Asturias, y Miguel García Tejera, director técnico de CEPCO, también va a traer consigo cambios en los modelos de negocio y la necesidad de nuevos métodos y condiciones de contratación de las obras. “La sostenibilidad es clave para el futuro de los productos, pero no debemos olvidar que esto va a suponer en la mayoría de los casos procesos más caros para conseguir mejores calidades”.

Reducir la competencia desleal

La nueva instrucción técnica de control de producción, el RD 163/2019, ha centrado otra de las sesiones, ya que todavía existen 400 plantas de hormigón que todavía no han obtenido el certificado y, por tanto, están vendiendo este producto de manera ilegal. Una denuncia que llevan a cabo desde ANEFHOP, que está trabajando para reducir esta cifra y garantizar una competencia leal.

Sin embargo, como han recalcado José María Carrau, delegado de ANEFHOP; Juan Carlos Aguilera, director general de Industria del Principado de Asturias; y Renata D’Andrea, de AENOR, es necesario un paso más que garantice también el cumplimiento de la instrucción. “Tenemos que seguir avanzando y, por eso, también estamos reclamando un registro de certificados válidos que pueda ser consultado por los clientes de las plantas de hormigón, así como verificar si una planta mantiene o ha perdido el certificado mediante fechas de validez del mismo”, ha apuntado José María Carrau.

El director general de Industria del Principado, Juan Carlos Aguilera, ha resaltado también en su intervención cómo la coordinación con ANEFHOP ha sido clave para realizar su trabajo y conseguir así el 100% de certificación en sus plantas.

En esta línea, ha transcurrido también la tercera mesa redonda en la que Miguel Ángel Bermúdez, subdirector general de Normativa y Estudios Técnicos de MITMA; José María Carrau, secretario del Comité Técnico de ANEFHOP; y Benjamín Martínez, delegado de ANEFHOP, han tratado las novedades del nuevo código estructural.

En línea con Europa

El futuro del sector está encaminado a la reducción de la huella de CO2 también a nivel internacional, que se enmarca en el plan de trabajo para una industria del cemento y hormigón neutra para 2050 de la GCCA (Global Cement and Concrete Asociation).

“Las asociaciones europeas tienen un enfoque similar, pero en Europa hay un problema relacionado con el ETS, el mercado de emisiones de carbono, que debe abordarse para evitar que el proceso de descarbonización afecte a los productores europeos y aumente las importaciones de países que no pretenden poner límites a las emisiones de CO2. Debemos trabajar en hormigones que se ajusten a las necesidades de los clientes, reduciendo los volúmenes y mejorando las prestaciones, de esa forma reduciremos el impacto”, ha explicado Francesco Biasioli, secretario general de ERMCO.

Lo ha hecho en la mesa de clausura del acto en la que ha compartido espacio con Javier Martínez de Zuazu, secretario del GT de Reducción de Huella de Carbono; Albert Gómez, presidente del Comité de Sostenibilidad de ANEFHOP, Pilar López, presidenta de Comité de Medioambiente de ANEFHOP; y Pablo García, representante de HOLCIM.

Entrevista a Luis Fernández González, presidente del Comité de Asturias

  • La producción en Asturias ha mejorado mucho desde 2020, ¿cuáles cree que son los principales motivos?

Para poder contestar a esta pregunta, hay que tener en cuenta la evolución del consumo de hormigón en los últimos años. En Asturias, desde el  2007 hasta el 2015 se produjo un fuerte retroceso año tras año. En número de empresas vinculadas al convenio de construcción hemos pasado de 3.600 en el año 2007, a tener unas 1.700 en el año 2020. En el año 2021 hemos alcanzado las 1.800, y este repunte repercute en todos los subsectores de la construcción, tanto en empleo como en consumo de materiales.

En concreto, durante el pasado ejercicio, el motivo de la mejora de producción de hormigón en Asturias se encuentra en el aumento de la cifra de construcción de vivienda nueva, y en el incremento de oferta de obra, tanto privada como pública, que hace que la producción de hormigón en este último año haya crecido del orden de un 13% respecto al año anterior.

 

  • El pasado año se produjeron dos importantes hitos en el sector: el RD 163/2019 y el Código Estructural. ¿Cómo han reaccionados las plantas asturianas? ¿Es la competencia desleal una preocupación en la región?

Asturias es la única región de España donde todas las empresas del sector están asociadas a ANEFHOP. Una de las exigencias para ser socio es que se cumpla con los requisitos del Sello Expert, y aunque no sea oficialmente reconocido, las auditorías realizadas por ANEFHOP hacen que cumplamos con la Ley respecto a la Calidad, Seguridad y Medio Ambiente.

El control de producción de hormigón ya estaba sujeto a la Orden Ministerial del año 2001, pero es el 1 de abril del 2021 cuando entra en vigor del RD163/2019, que exige obtener un Certificado de Control de Producción a las centrales de hormigón. Con lo cual, el fabricante que no cumpla con este RD, no obtendrá el certificado y no estará autorizado para la venta de hormigón.

Respecto al RD 163/2019, todas las centrales de hormigón de Asturias están Certificadas, con lo cual no supone diferencia alguna entre unas y otras, y ello no supone competencia desleal.

Asimismo, la Administración Regional es garante de este cumplimiento, y en reuniones que hemos tenido con la Dirección Regional de Industria y Dirección Regional de Vivienda, lo pudimos constatar.

Respecto al Nuevo Código Estructural, de reciente aprobación, se está divulgando desde el Ministerio, ANEFHOP, y otras organizaciones, a través de formación y jornadas de presentación. La novedad fundamental es la inclusión de la Sostenibilidad, aunque también se catalogan criterios de Calidad, requisitos Económicos, Medioambientales, requisitos Sociales, Salud Laboral e índices Complementarios. Con todo esto tenemos que conseguir que el hormigón sea sostenible y que la huella de Carbono sea la menor posible.

En este punto, también me gustaría destacar, que los controles del hormigón que nos hacen en obra por parte de los Laboratorios carecen de exigencias mínimas exigibles por parte de la Administración, algo que resulta enormemente dañino para el sector.

 

  • El pasado verano ANEFHOP premió a plantas productoras del Principado por su apuesta por el medio ambiente y una adecuada gestión de los riesgos laborales. En este sentido, ¿cree que Asturias se encuentra en una situación privilegiada a nivel nacional?

En Asturias la Administración siempre se ha caracterizado por ser muy exigente con la normativa Medio Ambiental. Prueba de ello, es nuestro eslogan “Asturias Paraíso Natural”. Además, las empresas de Asturias lo valoran, son participativas y colaboran activamente en el cuidado del medioambiente.

En mi opinión, los esfuerzos para cumplir aquí con la normativa son superiores a los que se exigen en otras Autonomías. Para los empresarios asturianos, fruto de la situación geográficamente privilegiada, la convierte también en una situación más rigurosa.

El tema de residuos nos preocupa de forma importante. Es un asunto que esta encima de la mesa permanentemente, y en el que se está trabajando para incluir, en nuevas obras y proyectos, áridos reciclados y otros subproductos. Esta cuestión debería tener reconocimiento económico por el coste que supone, y en Asturias hasta ahora no está siendo así.

La descarbonización tanto urbana como de infraestructuras es otro tema muy importante que se está afrontando en Asturias, de hecho, están programadas jornadas de trabajo y proyectos reales.

En cuanto a la gestión de los Riesgos Laborales, destacaría que la siniestralidad en nuestra industria es muy baja, lo cual demuestra el grado de rigor que tienen las empresas en este tema.

 

  • Recientemente ANEFHOP ha publicado un informe en el que se destaca que la digitalización de algunos procesos podría suponer una importante reducción de costes de gestión. En su opinión, ¿qué cree necesario para impulsar la adopción de tecnología en el sector?

Sin duda alguna el futuro de las empresas pasa por apostar por una mejora en los procesos de producción, la digitalización y la sostenibilidad. Es algo de lo que estoy absolutamente convencido.

En este sentido las empresas asturianas, al mismo tiempo que se adaptaron para certificarse en el cumplimiento del RD 163/2019, siempre han estado comprometidas con la mejora de instalaciones y la modernización de los procesos, lo que ahora nos mantiene en una buena situación para poder afrontar otros retos de modernización.

Tanto la digitalización como la economía circular son hechos reales. La digitalización, sin duda va a repercutir en el ahorro de costes a través de una mayor productividad, y además va a producir una mayor cantidad de información para gestionar nuestras empresas. La información que está apareciendo sobre subvenciones es abrumadora en este momento, cuestión que esperemos se traduzca en realidad y nos permita dar un salto de calidad significativo.

 

  • ¿Cuáles cree que son los mayores beneficios de la tecnología en el sector? ¿Cree que el sector puede adaptar sus procesos para parecerse a sus homólogos europeos?

Las nuevas tecnologías, hoy en día, son imprescindibles en cualquier ámbito de los distintos sectores de los que se hable. El sector del hormigón no se puede quedar atrás. La digitalización debe dar paso a la transformación digital de nuestro negocio. Además, la formación específica para cada puesto de trabajo es básica, cuestión que resulta especialmente complicada por la media de edad de las plantillas de trabajadores. Es importante que la gente que vayamos incorporando al sector, nos ayude a la transformación. Esto pasa por hacer del hormigón un sector interesante para la gente joven.

 

  • ¿Qué otros retos mencionaría?

Sin duda que los retos del sector del hormigón en España vienen condicionados por las normas europeas, los compromisos adoptados en sostenibilidad, el cuidado del Medio Ambiente, y nuestra obligación es estar atentos a todos ellos y adaptarnos.

Una de las dificultades que yo veo es que las empresas españolas en su mayoría son pymes, con lo cual el cumplir con toda la normativa y ser competitivo es más difícil de alcanzar. En mi opinión deberíamos de ser más objetivos, y ver la forma de hacernos más grandes y, por lo tanto, más competitivos.

El incremento de costes, el grado de cumplimiento del RD 163/2019 y el nuevo Código Estructural, principales ejes de la próxima Asamblea General de ANEFHOP

La Asociación Nacional Española de Fabricantes de Hormigón Preparado (ANEFHOP) mantiene su preocupación por el crecimiento del sector y el alto grado de competencia desleal entre las diferentes centrales a nivel nacional y tratará ambos asuntos en su próxima Asamblea Anual Ordinaria, la cual tendrá lugar el próximo 19 de mayo. La jornada tendrá lugar en la sede de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) y contará con la apertura institucional de Antonio Garamendi, presidente de la CEOE y Carlos Raich, presidente de ANEFHOP.

Marcada por la situación actual del mercado debido al incremento de los costes durante el último año debido a la inflación y los posibles efectos de la huelga de transportes, la cita analizará, entre otros aspectos, el nuevo Código Estructural y el nivel de implementación de la Instrucción Técnica de Control de Producción (RD 163/2019), dos aspectos claves que determinarán el futuro del sector a corto y medio plazo. En este sentido, según los últimos datos recogidos por la patronal, todavía existe un elevado porcentaje de plantas empresas en todo el país que no cumplen con el nuevo certificado y, por tanto, están vendiendo hormigón ilegal. Esto, sumado a los problemas de desabastecimiento, está causando graves perjuicios que demandan de una actuación conjunta para evitar mayores pérdidas.

Posteriormente, se abordarán, entre otros temas, la aprobación de los presupuestos de este año y la memoria de actividad correspondiente al año 2021, la entrega de los Premios ANEFHOP 2020, así como el anuncio de las candidaturas de este curso.

Por último, Raymond Torres, director de Coyuntura Económica de Funcas, y el Dr. Mario Alonso Puig, fellow en cirugía por Harvard University Medical School, impartirán dos ponencias sobre la economía española y cómo afrontar momentos de desafío, incertidumbre y cambio, respectivamente.

Los incrementos de coste de las materias primas del hormigón de Canarias amenazan con bloquear la actividad de la construcción

Los precios de la energía y el combustible han incrementado los costes de las materias primas alcanzando unos niveles que ponen en riesgo de quiebra al sector del hormigón en Canarias. Una situación que, como señalan desde la Asociación Nacional Española de Fabricantes de Hormigón Preparado, ANEFHOP, afecta a todo el sector pero que en las islas se ve agravada por la necesidad de trasladar parte de estas materias desde la península o importar desde Marruecos.

“Las tensiones en los precios de la energía, entre otros factores, están provocando que los costes de nuestras materias primas se incrementen de una forma espectacular. La posibilidad de incorporar estos incrementos de costes a las cuentas de resultados, sin repercutir a los clientes, no parece posible debido a la magnitud de los mismos”, señala Pablo Gómez Escribano, delegado de ANEFHOP en Canarias.

A principios de este año, se vivió un primer incremento de los costes debido a la subida de precios durante 2021 de la energía eléctrica, la escasez de materias primas básicas para la fabricación de aditivos, los salarios, los derechos de emisión de CO2, etc. Una situación agravada desde febrero de este año por la huelga de transportes y la guerra en Ucrania que ha aumentado los precios de la electricidad y del combustible, al mismo tiempo que ha favorecido el desabastecimiento de materia prima básica.

“Todos ellos con incrementos importantes por la particularidad de Canarias, donde hay que añadir los costes de transporte e importación de muchas de las materias primas procedentes de la península o de Marruecos”, recalca el delegado de ANEFHOP.

Una subida en los costes que puede frenar la recuperación que estaba viviendo el sector en las islas tras la pandemia por Covid-19 en la producción de hormigón, que tras una bajada del 7% durante 2020 había conseguido recuperar cifras previas a la pandemia y cerrar 2021 con una producción positiva del 22%. “Además, surge la preocupación de cómo combatir estos sobrecostes cuando los contratos de suministro de obra ya están firmados, en muchos casos, sin la posibilidad de revisión de precios, lo que supone suministrar muy por debajo del coste de producción, situación que no permite la ley y que está provocando cuantiosas pérdidas económicas”, añade.

El cemento y el árido, los costes principales de producción

Los principales costes en el hormigón afectados por esta situación son por el precio del cemento, de los áridos, de los aditivos, el transporte de estas materias primas, de la energía eléctrica empleada en las plantas y del combustible de los camiones hormigonera y palas cargadoras de planta. Todos ellos con incrementos importantes.

En concreto, el cemento y el árido representan el coste principal, que suponen entre un 50-60% del coste de producción total. Uno de los principales motivos es el componente energético que tiene el cemento en su fabricación, ya que la demanda de energía eléctrica por parte de las fábricas se ha visto afectada por los incrementos de precio del megavatio, que en 2021 han llegado a los 383,67 €/MVh, y en 2022 ha llegado a valores superiores a los 700. El precio del gas, la escasez, y la amenaza de corte de suministro por parte de Rusia están llevando a esta tensión de precios.

A esto hay que sumar el incremento del precio de los derechos de CO2, con gran impacto en la producción de electricidad y de cemento. Mientras que en 2021 no se trasladó de forma directa el sobrecoste del cemento a los a los clientes (según tablas del MITMA), el año 2022 se ha iniciado con nuevos precios. A estos costes habría que sumar los incurridos de transporte del Clinker a las islas, dado que en Canarias no existen fábricas de este material, necesario para la fabricación del cemento. Tanto el cemento como el árido, además añaden los incrementos de coste que se han producido por el aumento del gasoil para su transporte.

Dentro de los costes de la planta hay que añadir los propios de la fabricación y venta, como son el coste energético de la planta y el gasoil consumido por los camiones hormigonera y palas, que también han sufrido incrementos importantes.

Esta situación está ocasionando graves problemas a las empresas fabricantes debido a que los contratos se firmaron con compromisos de volumen y precios prefijados. “Debido al entorno de incertidumbre actual, en el que se hace casi imposible que los productores estimen un precio de oferta confiable, reivindicamos la necesidad de plantear un contrato en el que haya una cláusula de revisión de precios”, concluye Pablo Gómez Escribano.