Entradas

Entrevista a María José Martín, de Hormigones Campiña Sur

  • Cuéntanos un poco de tu experiencia en el mundo del hormigón

Mi experiencia en el mundo del hormigón se remonta 25 años atrás, cuando mi familia, liderada por mi padre, se inició en este mundo con mucha ilusión y no menos sacrificio. Mi padre provenía del sector minero, explotando una actividad que consistía en lavar antiguas escombreras, obteniendo plata, plomo y zinc. Siempre tuvo interés en abrir una cantera y destinar esos áridos principalmente al hormigón. Y nosotros, muy jovencitos en ese momento, le seguimos en ese camino, además de terminar nuestros respectivos estudios. En mi caso, me había formado con el objetivo de dar clases de inglés, nada que ver con el sector del hormigón, pero he ido aprendiendo a base de lidiar cada día con todo lo que conlleva fabricar y distribuir hormigón alcanzando los debidos estándares de calidad.

  • Desde tu perspectiva, ¿consideras que se están dando pasos para la incorporación de la mujer al sector? ¿Qué más sugerirías hacer?

Pues, a mi modo de ver, somos bastante pocas las mujeres en el sector, al menos de forma visible. La mujer en este mundo ostenta sobre todo puestos en la administración de las empresas hormigoneras, también en casos de empresas familiares, pero hay pocas al frente de la dirección. Basta solo ver la poca presencia de mujeres en reuniones y asambleas de Anefhop. Hoy por hoy es considerado todavía un mundo de hombres, aunque me consta que hay mujeres altamente cualificadas en el sector de la Construcción. Sería bueno que las direcciones de las empresas hormigoneras confiaran a su personal femenino labores de responsabilidad para que demuestren que pueden realizar su labor con un alto grado de eficacia.

  • Eres una experta integrante del Comité Técnico de Extremadura

Bueno, mi saber en el mundo del hormigón proviene, como he dicho, de la experiencia adquirida a lo largo de estos años. No me formé originariamente en este asunto y mis conocimientos técnicos son los obtenidos tras trabajar en equipo con mis hermanos y rodearme de gente con mucho conocimiento y experiencia en este mundo.

  • Imagino que una de las preocupaciones en la región es el cumplimiento del Real Decreto de Control de Producción. De hecho, a principio de año se veía cómo todavía un 25-30% de las plantas estaban vendiendo producto ilegal. ¿A qué puede deberse este incumplimiento?

Así es. Una de las principales preocupaciones es tener constancia de que hay plantas que aún no están certificadas tras haber transcurrido el plazo de los 24 meses para adaptarse y más de un año desde que expiró el plazo y el Real Decreto pasó a ser de obligado cumplimiento. Esto es debido principalmente a dos cosas. Por una parte, hay mucha irresponsabilidad instaurada en el sector, empresas que dan por hecho que la fabricación de hormigón es algo que no conlleva responsabilidad alguna. Por otro lado, la Administración no colabora en absoluto en vigilar el cumplimiento de la normativa, bien por dejación de sus funciones o por otros motivos que no llegamos a comprender.

  • ¿Qué retos plantea esta situación?

Pues los retos que se plantean son los de intentar por todos los medios que esas plantas se certifiquen y, si no fuera así, conseguir que no ejerzan su actividad para evitar de ese modo la competencia desleal.

  • ¿Cómo puede solucionarse? ¿En qué está colaborando Anefhop para conseguir que todas las plantas se certifiquen?

La solución pasa por presionar a la Administración y, por otro lado, por informar a los clientes y direcciones facultativas de obras a las que estén suministrando material estas plantas. Informar e incidir en que el producto que están comprando no reúne los requisitos para ser legal. Anefhop está colaborando de lleno con el proceso de hacer cumplir la normativa. Como asociación de relevancia tiene interés en que la competencia juegue con las mismas cartas con las que lo hacen sus asociados, que, en el 100% de los casos, están adaptados y cumpliendo la normativa. Todo ello conlleva una importante labor de divulgación y contacto directo con sus asociados a través de los delegados.

  • En otro orden de cosas, el pasado año se cerró con un crecimiento de la producción en Extremadura. ¿Qué expectativas tenéis para este curso?  

En lo que llevamos de año, la producción ha sufrido un crecimiento sensible y se ha mantenido en las cifras que vienen siendo las habituales en los últimos años en nuestra región. Ahora bien, dudamos mucho que esos niveles se mantengan para lo que queda de año, porque el incremento de precios en todo lo relativo a la construcción va a afectar enormemente a nuestras producciones de hormigón. Es decir, nos consta que hay una fuerte demanda de m3, pero unas desfavorables condiciones económicas para que estos suministros se lleguen a ejecutar.

  • Hace poco que también formas parte de la Conferencia de Presidentes de Anefhop representando a Extremadura.

Así es. Y por ello estoy tremendamente agradecida por este nombramiento que mis compañeros del Comité de Gestión aceptaron tras la propuesta de nuestro delegado, Fernando Gómez Pajuelo, con el que colaboramos estrechamente desde hace ya varios años. El anterior presidente, nuestro compañero Juan Carlos Marín, había estado haciendo las funciones en el Comité de Andalucía y Extremadura, pasando en ese momento a presidir en exclusividad el comité andaluz.

  • ¿Cuáles son las principales preocupaciones en el sector?

Lo más repetido que se escucha es la palabra incertidumbre. Esa incertidumbre viene acompañada de la preocupación por el importantísimo incremento de costes que está sufriendo el sector y todas las industrias vinculadas a la construcción. La repercusión de esta subida de los precios afecta a todos y, como es natural, de forma más relevante a las empresas que tienen contratos firmados sin revisión. También hay una demora importante en la ejecución de obras de licitación pública.

  • ¿Cómo se pueden afrontar estos retos?

Es difícil dar respuesta a esta pregunta, pero, desde luego, pasa por tener la responsabilidad de hacer las cosas bien, conseguir hacer cumplir la normativa a todas las empresas de hormigón y trabajar duro y con optimismo para salvar los malos tiempos que al parecer se avecinan.

  • La sostenibilidad y la reducción de la huella de carbono es uno de los principales objetivos de los próximos años, ¿qué tienen que hacer las plantas españolas para conseguirlo?

El sector está realizando una apuesta por la sostenibilidad y se ha comprometido a reducir sus emisiones de una forma importante con la fecha límite de 2030. Para ello, será necesario un cambio en los modelos de negocio, que pasan por la aplicación de nuevos métodos y procesos más sostenibles haciendo un uso más eficiente de los recursos e incorporando nuevas tecnologías.

  • ¿Cómo se está adaptando Anefhop para ayudar a las plantas y al sector?

La Asociación ya emprendió este camino en 2011 con el distintivo de Hormigón Expert, estableciendo los requisitos para todos sus asociados para obtener la excelencia en la fabricación del producto. Uno de los tres pilares del plan es la protección del medio ambiente. Por otro lado, Anefhop ya ha presentado el pasado junio la DAP sectorial del hormigón, para lo cual ha estado trabajando en ver cuáles son las emisiones del sector. Para ello, se han auditado plantas y se ha estudiado todo el ciclo hasta poner el hormigón en obra. La DAP será muy importante para medir el impacto ambiental y sentar las bases sobre las que trabajar de cara al futuro.

La huelga de transportes ralentiza el crecimiento de la producción de hormigón

La producción de hormigón ha crecido un 1,3% este primer trimestre de 2022 respecto al mismo periodo del año anterior, según el último informe de la Asociación Nacional Española de Fabricantes de Hormigón Preparado (ANEFHOP). Un incremento que se ha visto ralentizado especialmente por la huelga de transportes el mes de marzo, pero que sigue la tendencia positiva que encadenó en 2021.

“El dato obtenido este primer trimestre mejora levemente el dato del año anterior, ya que está afectado por la huelga del transporte que ha paralizado el sector desde el 14 de marzo hasta el 2 de abril. Durante ese periodo, la afección ha sido casi total”, señala Carlos Peraita, director general de ANEFHOP.

Un primer trimestre que en los últimos años se ha visto afectado por factores externos, como el inicio de la pandemia o la tormenta Filomena en 2021, y que complica realizar un análisis y comparativa representativas. Aun así, con estas cifras, la variación del último año móvil alcanza una producción anual de 25,9 millones de m3, un 11,4% superior a la cifra correspondiente al mismo periodo del año anterior.

“De momento, el nivel de actividad diario de 2022 ha estado por encima, ya que el dato total de producciones ha sido ligeramente superior. A pesar de que el impacto de la paralización de la huelga ha sido mayo que el que tuvo Filomena en 2021”, añade.

Al igual que la producción, el consumo de cemento también está manteniendo un buen comportamiento, con una recuperación y estabilización tras los días de huelga, que cifra el crecimiento acumulado en un 3,5% en mayo.

La inflación marcará el resto del año

Superados los efectos de la huelga, los datos de inflación de los precios, especialmente en la construcción, es la mayor preocupación del sector para afrontar el segundo semestre del año. Según los últimos estudios, como los publicados por el Instituto Valenciano de Edificación, el precio del cemento se ha incrementado de media un 18,2%.

“Con esta evolución de los precios resulta comprensible que los proyectos no iniciados estén a la espera de una estabilización de precios para recalcular los mismos. A pesar de que los ya iniciados no se están parando, es probable que de cara al otoño vivamos un parón cuando estos finalicen y no haya nuevos proyectos que los sustituyan”, explica XX.

Sin embargo, las previsiones de producción se mantienen positivas gracias a los altos datos de licitación, la progresiva llegada de los Fondos Europeos, la recuperación del turismo y sus planes de desarrollo. Además, los últimos datos de producción de cemento hacen presagiar un segundo trimestre con un dato positivo en cuanto al crecimiento.

Once CCAA superan el volumen respecto a 2021

El comportamiento regional presenta divergencias notables debido al distinto impacto que ha tenido en cada una tanto la huelga de este año como Filomena el pasado, que marca unos datos de origen también dispares. Por ejemplo, las Islas Baleares encabezan el crecimiento por Comunidad ya que no se han visto afectados por ninguna de las dos situaciones.

En total, son 11 las Comunidades Autónomas que superan el volumen respecto al 2021, aunque tan solo 7 mejoran las cifras previas a la pandemia. Las zonas en las que más está costando recuperar el nivel de actividad son aquellas de mayor volumen como Madrid, Cataluña o Andalucía.

La licitación pública como herramienta para la recuperación

Al igual que ocurriese el pasado año, la licitación pública está tratando de ser el impulso del sector. En concreto, ha comenzado 2022 con un crecimiento respecto a 2021 de un 22% (1,5 mil mm de euros) y frente a años anteriores. Un dato que viene impulsado también por la llegada y apoyo de los Fondos Europeos.

“Los datos que ofrece la licitación pública muestran un camino de recuperación y de esfuerzo inversor, aunque habrá que estar atento a los datos de las licitaciones desiertas que el año pasado empezaron a ser importantes y que por la inflación pueden verse agravados”, concluye el director general de ANEFHOP.

El sector del hormigón preocupado por la incertidumbre económica y su impacto en el crecimiento

La Asociación Nacional Española de Fabricantes de Hormigón Preparado (ANEFHOP) espera que el sector siga creciendo en torno a un 4-5% este año. Así lo ha señalado durante la Asamblea Anual Ordinaria que ha tenido lugar esta mañana en la sede de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE).

Una jornada que ha estado marcada por la incertidumbre generada en los primeros meses de 2022 y en la que se ha debatido las consecuencias que han podido tener en la producción del hormigón y en la construcción los incrementos de costes, la huelga nacional de transportistas o el inicio de la guerra de Ucrania.

“Una vez más, como sector, tendremos que adaptarnos mediante nuevas formas de trabajo a las circunstancias que nos está tocando vivir. Pero lo afrontamos con optimismo ante los planes de inversión que están en marcha, los Fondos Europeos y las licitaciones previstas que mantienen la tendencia de crecimiento al alza”, ha reconocido Carlos Raich, presidente de ANEFHOP durante la apertura institucional del acto junto a Antonio Garamendi, presidente de la CEOE.

“El hormigón es esencial en nuestra economía y es un sector que hay que definir como una industria que, además, a pesar de las muchas dificultades, en los datos vemos cómo está creciendo”, ha afirmado Antonio Garamendi, que ha añadido que “las perspectivas para la economía española siguen sometidas a una gran incertidumbre pero, a pesar de la coyuntura, el sector está haciendo los deberes y se está modernizando, anclándose en uno de los pilares que va a ser clave como es la sostenibilidad”.

La sostenibilidad, clave en el desarrollo del sector

El nuevo Código Estructural y el nivel de implementación de la Instrucción Técnica de Control de Producción fueron otros dos de los aspectos clave que se pusieron en relieve como factores determinantes para el futuro del sector.

Carlos Peraita, director general de la Asociación, realizó un análisis de los datos del sector destacando el cierre de 2021 con un crecimiento de la producción de un 13,1% y la implementación del certificado de la instrucción técnica de control en todas las plantas asociadas. “Aunque el 100% de las plantas están certificadas, sabemos que todavía queda un largo camino por recorrer para garantizar su cumplimiento. Además, somos conscientes de la fuerte evolución normativa que va a venir procedente de Europa en los próximos años, en su mayoría relacionado con la sostenibilidad”, ha apuntado.

La reducción de la huella de CO2 y el cuidado del medioambiente, mediante la medición de la DAP sectorial, son objetivos prioritarios para el desarrollo del sector. “Va a ser necesario ajustarse a las producciones reales actuales y futuras, adaptando los modelos de negocio y renovando las plantas si queremos converger con las cifras europeas”, ha añadido Carlos Peraita.

Durante la Asamblea General, también se ha procedido a la aprobación de las cuentas del pasado año, el presupuesto, y el informe de actividad del año 2021, así como la presentación de la Memoria de Actividad. Por último, ha contado con las ponencias de Raymond Torres, director de Coyuntura Económica de Funcas, y el Dr. Mario Alonso Puig, fellow en cirugía por Harvard University Medical School, sobre la economía española y cómo afrontar momentos de desafío, incertidumbre y cambio, respectivamente, para cerrar el acto.

Anefhop exporta su sello de calidad Hormigón Expert a Ecuador

Anefhop ha iniciado el proceso para exportar su experiencia en el sello de calidad a Ecuador. Javier Martínez de Zuazo, (Delegado de la Zona Norte de Anefhop), ha viajado al país suramericano para realizar dos auditorías a las centrales de Hormigonera Equinoccial, ubicadas en Quito, con el objetivo de certificar su proceso de fabricación según los procedimientos contemplados en el distintivo Hormigón Expert.

Para ello se ha adaptado el Distintivo de calidad desarrollado por Anefhop a la normativa ecuatoriana, en base a una serie de requisitos de seguridad, calidad y protección del medio ambiente, con el propósito de obtener la excelencia en la fabricación de hormigón preparado.

Hormigonera Equinoccial es una empresa creada en 1995 en Quito, Ecuador, cuya actividad principal es la fabricación de cemento y hormigón. Con dos plantas ubicadas en la capital y otra planta situada en Riobamba, Hormigonera Equinoccial pertenece a Unión Cementera Nacional de Ecuador (UCEM), subsidiaria de Cementos Yura (de Perú), y de propiedad del Grupo Gloria. Hormigonera Equinoccial suministra hormigón preparado (que en Ecuador se denomina hormigón premezclado), a las principales empresas constructoras, para obras de construcción o de ingeniería civil, destacando la ejecución de las obras del metro de Quito, ejecutada por la empresa constructora española ACCIONA, con un presupuesto cercano a 2.500 millones de dólares.

Recientemente, UCEM ha adquirido a la empresa Hormigones Hércules, que cuenta con tres centrales en Guayaquil (Ecuador) y una central en la provincia de Santa Elena, todas ellas en Ecuador. CEMENTOS YURA tiene a su vez 19 centrales en Perú (CONCRETOS SUPERMIX, S.A.) y nueve plantas en Bolivia (READYMIX – SOCIEDAD BOLIVIANA DE CEMENTOS, S.A.). Se prevé que el distintivo HORMGÓN EXPERT se implante de forma gradual a las diferentes centrales del Grupo Gloria.

La principal preocupación de Anefhop como asociación es garantizar la calidad de la producción de hormigón preparado, junto con la lucha contra la competencia desleal y el desarrollo de nuevas aplicaciones para el hormigón. Por ello, ha querido colaborar en la implantación del Distintivo Hormigón Expert en Ecuador, donde la normativa de calidad se rige por la de Estados Unidos, que supervisa únicamente los aspectos de producción sin incidir en otros factores como el transporte o la entrega en la obra.

Hasta la fecha no existe ninguna certificación ni distintivo de calidad que garantice la excelencia en la fabricación de hormigón preparado en Ecuador, ya que únicamente se regulan los recursos humanos a través de los títulos de formación o capacitación para desempeñar determinadas funciones.

Precisamente, fruto de las carencias que presenta este sistema de control de calidad, Anefhop y Hormigonera Equinoccial han puesto en marcha la adaptación del Distintivo Hormigón Expert, en base a tres ámbitos principales:

  • Seguridad: prioridad en el cumplimiento de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales, de los trabajadores, proveedores y visitantes de las instalaciones y reducción de riesgos en las centrales productoras, de flota de transporte y durante el suministro en la obra.
  • Calidad: control exhaustivo de fabricación y transporte, almacenamiento, análisis y procedencia de las materias primas; instrucciones de fabricación, tablas de dosificación, tarado de básculas, equipamiento del laboratorio y calibración de la prensa de ensayo de probetas.
  • Protección del medio ambiente: control desde el inicio hasta el final, protección activa del entorno, gestión ambiental por encima de las exigencias legales, preservación del suelo, optimización de la gestión de residuos, minimización de las emisiones de ruidos y polvo.

Una vez realizada la inspección de las centrales y comprobado si cumplen con los requisitos que definen Hormigón Expert, Anefhop otorgará por primera vez su distintivo de calidad en Ecuador.

“Implantar el sello en Ecuador es un paso más en nuestro Plan de Sostenibilidad que iniciamos hace ya 7 años, cuando creamos el sello con el objetivo de desarrollar plantas más sostenibles, y con ello, un sector más fuerte”, comenta Carlos Peraita, Director General de Anefhop.

Cemento, agua, áridos… y escasa obra pública

Casi un millón de resultados en Google y más de 6 millones de noticias relacionadas. El crecimiento económico es un tema que ocupa y preocupa a todos. Son numerosas las razones por las que el estado de la economía protagoniza titulares: generación de empleo, aumento del gasto o crecimiento en la demanda de bienes y servicios son algunos indicadores. Y en todos ellos, la construcción juega un papel clave.

Sin dejar de lado al PIB, indicador principal del estado de la economía y que se encuentra por debajo de los valores deseados, muchos son los expertos que acuden a los datos de obra nueva para indicar si se activan o no los mercados. Una mayor actividad constructora suele venir acompañada por un aumento de precios y una consiguiente sensación de mayor riqueza. Por lo tanto, no es de extrañar que los niveles de producción de hormigón, siendo éste uno de los materiales más utilizados en construcción, sea igualmente un indicador a tener en cuenta.

El sector del hormigón ha experimentado un crecimiento en 2017 del 15,9% en metros cúbicos vendidos (según los últimos datos estadísticos del sector). Esta cifra, que rompe con la tendencia de descensos que sufrimos desde que en 2007 estallara la crisis, encadena 3 años consecutivos de crecimiento. Sin embargo, éste podría ser el tercer y último año que arroja unos datos tan positivos, ya que las circunstancias que han provocado este crecimiento son insostenibles a corto y medio plazo.

En los últimos años, el aumento de la demanda en construcción (y por ende del hormigón) se debe fundamentalmente, al impulso de obra de edificación nueva por parte de la iniciativa privada, que se ha visto repartida de forma muy heterogénea a lo largo de la geografía nacional. Han sido las zonas más desarrolladas, desde el punto de vista del negocio, las que han despuntado con Madrid, Valencia y Barcelona representado la mitad del crecimiento total. Concentración justificada en estas localidades al ser la obra privada la que, principalmente, ha tirado del sector.

El consumo de hormigón en edificación continúa con el proceso de recuperación iniciado en 2015, donde la edificación residencial y no residencial han experimentado crecimiento; la obra civil, sin embargo, continúa estable en valores muy bajos. Respecto a la obra pública, la situación no es tan positiva como como nos gustaría. Tras la reducción de 2015 y el estancamiento de 2016, el año pasado la licitación de obra pública creció un 38 por ciento hasta los 12.875 millones de euros, (que no la ejecución que apenas creció) cifra que representa la tercera parte del volumen de 2007 o, lo que es igual, los mismos niveles de inversión de 1999.

En términos generales, se estima que la evolución, a lo largo de los últimos cinco ejercicios, apunta un relativo equilibrio entre la obra nueva y la rehabilitación, circunstancia que probablemente evidencia la debilidad de la demanda de nuevos proyectos. Además, la falta de fondos europeos, con los que se pudo contar en el pasado, está influyendo también en la inversión.

Teniendo en cuenta todos estos factores, podemos advertir que este fuerte crecimiento del 15,9 por ciento, soportado por la iniciativa privada, está mostrando cierto agotamiento debido a la incertidumbre política nacional e internacional que estamos viviendo. En el primer semestre de 2018 el crecimiento anualizado ha pasado de ese 15,9 a un 13,2 por ciento y en clara tendencia decreciente. De seguir así, acabaremos el año con un crecimiento cercano al 10 por ciento, en lugar de al 16, y no podremos afirmar, de manera sólida, que el sector se recupera.

Es por ello que, solicitamos apoyos para que se incremente la inversión pública en obras de infraestructura, que son un dinamizador de la economía con un efecto multiplicador. Este incremento tiene que ser en forma de programas que permitan invertir en activos, y que tengan continuidad en el tiempo. Obras puntuales son balones de oxígeno, pero no producen el mismo efecto inversor y generador de empleo que un programa definido que permite repartir el esfuerzo inversor en el tiempo.

Asimismo, reclamamos un régimen sancionador para la Ley de Morosidad para que sea realmente efectiva. Aunque la Ley ha mejorado situaciones anteriores, no es suficientemente efectiva y aún sufrimos periodos de cobro muy elevados.

Escasez de inversión en obra pública e inestabilidad política prolongada son dos de las grandes problemáticas que sufre el sector del hormigón. Esperamos que los responsables de los departamentos de obra pública de la Administración estatal y autonómica sean capaces de apreciar tanto la importancia que este sector tiene para la economía española como los beneficios que conllevaría potenciar su utilización en todas estas infraestructuras.