Más del 85% de las plantas de hormigón de ANEFHOP han tramitado ya la petición de certificado para poder continuar con sus actividades a partir de abril

Justo un mes para que se cumpla el plazo, la Asociación Nacional de Fabricantes de Hormigón Preparado (ANEFHOP) estima que más del 85% de las plantas de producción de hormigón pertenecientes a la asociación están en el proceso para obtener la certificación obligatoria que les habilitará para continuar con sus actividades en España a partir del 1 de abril de 2021. Así se contempla en la Instrucción Técnica de Control de Producción (Real Decreto 163/2019) que entró en vigor el 1 de julio de 2019.

Hasta este momento, casi 200 centrales de producción, de las 750 que pertenecen a la asociación y están obligadas a obtener el certificado, ya han sido auditadas por un organismo de control acreditado por la Entidad Nacional de Acreditación (ENAC) y han conseguido la certificación. Con respecto a las empresas no asociadas, ANEFHOP no dispone de datos concretos.

La Instrucción Técnica de Control de Producción es el instrumento que nos va a permitir “hacer las cosas bien”, según recuerda el director general de ANEFHOP, Carlos Peraita. “Nos va a exigir como sector unos mínimos para poder competir en el mercado en igualdad de condiciones, las que establece la ley”, agrega. Y es que la nueva Instrucción impone el autocontrol como medida de seguimiento y toda empresa que no cumpla estará fuera de la ley, como ocurre en cualquier otro sector industrial y de servicios. Peraita se muestra contundente: “Hacía falta una regulación que evitara que el más incumplidor sea el que más ventaja obtiene”.

Esta exigencia recogida en la citada Instrucción es un paso hacia la total profesionalización del sector y la búsqueda de excelencia, pero también es la mejor vía para “combatir la competencia desleal”, según el director general de ANEFHOP, quien añade, además, que la Instrucción Técnica es una herramienta excepcional para materializar el “cambio de rumbo y la transformación” que se venía reclamando por parte de los fabricantes desde hace muchos años.

La obligación para las plantas de pasar por una auditoría externa a través de uno de los siete organismos de control acreditados por ENAC hasta la fecha, que es el que otorga la certificación correspondiente, es el modo más efectivo para luchar contra las malas prácticas de algunos operadores del sector, que han venido incumpliendo las exigencias técnicas de la norma EHE-08 en la producción de hormigón sistemáticamente. Asimismo, “ninguna empresa constructora podrá contratar el hormigón a una planta sin certificado desde el 1 de abril de 2021”.

ANEFHOP es una asociación creada y dirigida por los empresarios del sector. Y esto se ha notado en el trabajo realizado desde la aprobación del RD163/2019, ya que su cumplimiento siempre ha sido un objetivo principal para lograr la mejora del sector tan ansiada y necesaria. Ahora estamos en la recta final de un largo e intenso trabajo de difusión, asesoría y coordinación de esfuerzos. La respuesta del sector está siendo ejemplar, como lo demuestra el alto porcentaje de empresas que están poniendo un gran empeño en conseguir llegar a tiempo.

Desde la asociación sabemos que no todo el trabajo acaba el día 1 de abril, aún queda mucho trabajo por hacer para lograr un verdadero efecto renovador de la industria. Para ello, se han abierto líneas de trabajo con las diferentes direcciones generales de Industria de los gobiernos regionales con el fin de trabajar conjuntamente en el sector. Actuaremos con contundencia contra aquellas plantas que no cumplan con lo exigido en el RD163/2019. Confiamos en el buen trabajo de los organismos de control acreditados por ENAC para esta parte final dónde van a tener que hacer un esfuerzo importante para afrontar el gran número de plantas a auditar.

Siendo muy importante todo lo anterior, resulta especialmente destacable el papel de los clientes, arquitectos y prescriptores a la hora de exigir a los productores la posesión del certificado. Desde la asociación y a través de nuestros asociados, se ha lanzado una campaña informativa para que conozcan la obligatoriedad de exigir el certificado, y los riesgos en los que puede incurrir caso de utilizar un hormigón ilegal. Desde Anefhop se denunciará firmemente también a aquellas empresas que, pasada la citada fecha, compren hormigón en centrales sin certificado.