La cementera Çimsa se une a la patronal española de fabricantes de cemento Oficemen

Çimsa se ha unido a la Agrupación de fabricantes de cemento de España, Oficemen. La empresa, de origen turco, ha iniciado recientemente su actividad productiva en nuestro país, tras la adquisición de la fábrica de cemento blanco que el grupo mexicano Cemex poseía en Buñol (Valencia).

Con una capacidad de producción de cerca 600.000 toneladas anuales, la planta de cemento blanco de Buñol se encuentra entre las más avanzadas a nivel tecnológico de Europa. “Con la integración de la fábrica de Buñol en nuestras redes de producción y distribución, aumentaremos nuestra capacidad de producción de cemento blanco en un 40%, lo que convierte a Çimsa en el principal productor de cemento blanco del mundo”, indicó Burak Orhum, presidente de Sabancı Holding Cement Group y presidente de Cimsa Cementos España, S.A.U.

Çimsa, empresa afiliada a Sabancı Holding, se constituyó en Mersin (Turquía) en 1972. La compañía, con una actividad a escala global, desarrolla sus operaciones en el ámbito internacional a través de Cimsa Sabanci Cement BV, fundada en 2020 en Países Bajos en colaboración con el grupo inversor turco Sabancı Holding, su principal accionista.

Además de la fábrica de Buñol, Çimsa cuenta con otras dos instalaciones para la fabricación de cemento blanco en Mersin y Eskişehir, ambas en Turquía; así como una molienda en Houston (EE. UU), y terminales en Hamburgo (Alemania), Trieste (Italia) y Sevilla (España). La compañía cuenta también con otras tres fábricas de cemento gris, una molienda de cemento gris, y una fábrica de cemento aluminoso en Turquía.