General de Hormigones premiado por su flota de camiones respetuosos con el medio ambiente

En orden: Benjamín Martínez, delegado de ANEFHOP en Asturias; Carlos Peraita, director general de ANEFHOP; Pablo López Fanjul, director de General de Hormigones; Rufino Cano, director técnico de Calidad de General de Hormigones; Víctor Sevillano, responsable de zona de General de Hormigones; Pablo Giraldo, jefe de planta en General de Hormigones

La Asociación Nacional de Fabricantes de Hormigón Preparado (ANEFHOP) ha hecho entrega del galardón en Medio Ambiente de los I Premios ANEFHOP del Hormigón a General de Hormigones por la incorporación de cinco hormigoneras Scania propulsadas por gas natural comprimido (GNC).

Los I Premios ANEFHOP del Hormigón buscan generar prestigio para las empresas productoras de hormigón y potenciar la imagen del sector en distintos ámbitos, apoyándose en aspectos como la creatividad, el compromiso, la experiencia y el liderazgo para reconocer y recompensar el trabajo excepcional y los resultados obtenidos por estas, frente a un mercado competitivo en constante cambio.

Para la concesión de este premio, el jurado ha valorado que la compañía apueste por este tipo de propulsión debido a que el suministro de hormigón se realiza en una gran parte dentro de zonas urbanas y núcleos industriales, donde habitualmente hay una mayor concentración de contaminación. Además, se trata de una conducción que requiere más frenos y aceleraciones, y que por tanto genera más CO2. El  uso de vehículos con menos emisiones aporta una significativa contribución a la reducción de la huella ambiental.

Las cinco hormigoneras Scania con motor de 13 litros modelo G410, disponen de la misma capacidad de carga que una hormigonera diésel y cuentan con una cabina integral adaptada a las necesidades del conductor. Pertenecientes a la gama XT lanzada por la marca sueca en 2017, los vehículos están equipados con caja de cambios Scania Opticruise con freno de contra eje que reduce el tiempo de cambio de marcha real y minimiza consumo, emisiones y ruidos.

Este motor propulsado por gas natural, ya sea licuado o comprimido, tiene un rendimiento similar al de uno diésel de la misma potencia, pero emite un 15% de CO2 –puede reducirse hasta un 90% si se utiliza biometano. – Al respecto, General de Hormigones indica que el uso de camiones de GNC elimina las emisiones de SOX (SO2) respecto al diésel -al no contener azufre- y reduce las de NOX. Asimismo, la etiqueta ECO que tienen estos vehículos permite el acceso a áreas urbanas con limitaciones de movilidad en situaciones de alta contaminación, lo que asegura un servicio continuo de hormigón. Con estos nuevos camiones, Scania ha desarrollado una alternativa sostenible para la industria de la construcción, con emisiones de carbono significativamente reducidas.

Carlos Peraita, director general de ANEFHOP, señala que “la incorporación de camiones de GNC es una de las muchas formas con las que el sector del hormigón está comprometido con las opciones de energía renovable y la reducción de su huella de carbono. El menor precio del combustible, su mayor autonomía y su versatilidad de uso hacen que sean una opción muy válida para el impulso que el sector promociona en beneficio del medio ambiente.”