Anefhop celebra la primera certificación del control de producción de hormigones fabricados en central

La Asociación Nacional de Fabricantes de Hormigón Preparado (ANEFHOP) ha mostrado su satisfacción por la puesta en marcha del primer certificado conforme establece el Real Decreto 163/2019, otorgado a LafargeHolcim y emitido por AENOR, sobre el control de la producción de una planta de hormigón.

Este Real Decreto establece los criterios técnicos que deben cumplir las centrales de hormigón para la realización del control de producción. Entre las novedades que aporta, destaca que todas las centrales se inspeccionarán al menos cada cuatro años, con una revisión intermedia (año 2), para verificar el control de producción en lo relativo al hormigón y sus componentes, las instalaciones y el control de la documentación, así como la capacitación del personal técnico.

ANEFHOP, que participó en la redacción de este Real Decreto, está promoviendo que todas las centrales puedan cumplir con las citadas exigencias. Con esta primera certificación, “el sector se encamina hacia los nuevos estándares de mejora de la calidad y la seguridad del hormigón”, explica Carlos Peraita, director general de ANEFHOP. A lo que añade que “estamos muy contentos con este primer paso, porque servirá de ejemplo para el resto del sector”.

“La implantación de un marco regulador de obligado cumplimiento es una buena base para garantizar la calidad y seguridad del hormigón, beneficiando a los clientes, a los usuarios finales y al propio sector”, expone Peraita subrayando que “la obtención de este certificado, nos acercará un paso más a la realidad de otros mercados más maduros y estables como los europeos”.

El hormigón es uno de los materiales de construcción más utilizados. La alta durabilidad del producto, su capacidad de resistencia al daño estructural, su fabricación en el área de proximidad a la obra, sus posibilidades de reciclado, entre otras propiedades, “convierten al hormigón en un actor principal de la construcción, de ahí el que la importancia de que se cumpla el control de calidad del producto, y por ende de las infraestructuras, es vital, y es lo que hace que esta certificación sea tan importante”, apunta el director general.

El acto de entrega de esta primera acreditación tuvo lugar el pasado 5 de marzo, en la sede de AENOR. Isidoro Miranda, director general de LafargeHolcim España, fue el encargado de recoger la acreditación de manos de Rafael García Meiro, CEO de AENOR. ANEFHOP, como impulsor de la certificación, fue invitado a acompañar a Isidoro Miranda en la entrega, asistiendo a la misma Carlos Peraita, director general de ANEFHOP.

ANEFHOP desarrolla una Declaración Ambiental de Producto para medir su huella ambiental

La Asociación Nacional de Fabricantes de Hormigón Preparado (ANEFHOP) ha puesto en marcha el desarrollo de una Declaración Ambiental de Producto (DAP) sectorial del hormigón con el objetivo de medir la huella ambiental que genera en su producción que, según adelanta su director general, Carlos Peraita, “es mínima, para así destacar las ventajas ambientales que tiene el hormigón”.

El hormigón tiene numerosas propiedades beneficiosas en términos de sostenibilidad que “no se están poniendo en valor porque no está midiendo, hoy en día, su impacto ambiental debido a que no posee una DAP homologada y verificada que así lo haga”, explica Peraita. A lo que añade que “es por esta razón que la Asociación ha impulsado la creación de esta Declaración Ambiental de Producto sectorial, ya que nos permitirá ganar en competitividad frente a otros materiales de construcción”.

Una DAP muestra el perfil ambiental de un producto, es decir, el impacto que ha generado ese producto en el medio ambiente para fabricarlo. Este perfil se elabora a partir de datos cuantificados, verificables y obtenidos mediante un estudio de Análisis de Ciclo de Vida (ACV), un documento que describe el producto, su ciclo de vida y distintos parámetros ambientales predefinidos.

En el proceso de elaboración de la DAP, ANEFHOP ha contado, por un lado, con la colaboración de alrededor del 70% de las empresas asociadas, que han aportado información relativa al proceso de producción de hormigón, y, por otro lado, en lo que a recopilación, análisis y verificación de los datos aportados por los asociados se refiere, con la participación de dos entidades de gran reputación, el Instituto Español del Cemento y sus Aplicaciones (IECA) y AENOR.

Para todo fabricante de hormigón, la creación de una DAP sectorial significará dar un paso más en la defensa activa del sector, ya que la que la obtención de un documento normalizado supondrá la mejora continua de los procesos de fabricación, así como la promoción del hormigón como elemento idóneo para una edificación sostenible.

Desde ANEFHOP, “queremos dar un paso hacia adelante con las empresas involucradas y poner a su disposición esta Declaración Ambiental de Producto, al igual que han hecho ya otros sectores como el siderúrgico, el cemento, o incluso nuestro propio sector en otros países, y están haciendo el árido y el mortero entre otros, con la participación de todos los integrantes de sus respectivas asociaciones; destacando las ventajas ambientales que tiene cada producto”, expone Peraita.

El proyecto de las DAP se enmarca dentro del ámbito de actuación del Comité de Medio Ambiente de Anefhop que es el encargado de velar por que todas las empresas asociadas cumplan la normativa oficial vigente y también el Decálogo que la Asociación se ha autoimpuesto en esta materia y que supera el nivel de exigencia de la normativa. Implantación de sistemas de gestión medioambiental, acciones de formación o minimización de residuos, ruidos y polvo son algunas de las actuaciones que complementan la actividad de ANEFHOP en términos ambientales.

El consumo de cemento cae un 8,6% en enero

El consumo de cemento en España ha caído en enero un 8,6%, situándose en 1.035.484 toneladas, casi 100.000 toneladas menos que en el mismo mes de 2019, según los últimos datos publicados en la Estadística del Cemento.

Se acumulan así tres meses consecutivos de caídas, una circunstancia que no se producía en nuestro país desde el último trimestre de 2016, último año que cerró en negativo el sector.

Estos datos reducen el crecimiento del consumo en el año móvil (febrero 2019 – enero 2020) en 1,4 puntos porcentuales, lo que lo sitúa en un 4,5%.

“El comienzo de este año mantiene la senda de desaceleración iniciada en el último semestre de 2019”, explica el presidente de Oficemen, Victor García Brosa.

“La vivienda, que ha ejercido como motor en los últimos años, se está ralentizando también. Dada la práctica ausencia de obra pública, parece que el sector cementero, y con él el de la construcción, van a continuar en horas bajas. La obra pública no puede continuar parada. Las infraestructuras han de cumplir su función de dinamización económica”, añade García Brosa. Además, el déficit de infraestructuras condena aún más a la “España Vaciada”, ya que las oportunidades que ofrecen son esenciales para la vertebración del territorio.

Las exportaciones continúan cayendo en enero
Las exportaciones continúan cayendo y suman ya 32 meses en números rojos, con un nuevo descenso del 6,8% en enero. Durante el mes pasado se han perdido casi 35.000 toneladas, con un volumen por debajo de las 500.000. En el conjunto del año móvil (febrero de 2019 a enero 2020), la caída se mantiene por encima del 20%, con una pérdida de 1,7 millones de toneladas.

Las importaciones en enero han descendido un 18,5%. Este descenso es probablemente coyuntural, ya que con la aplicación del nuevo ETS (mecanismo de regulación de los derechos de emisión de CO2) a partir del año 2021, el sector prevé un fuerte incremento de importaciones provenientes de países no sujetos a compromisos de reducción de emisiones, como Turquía o Argelia, entre otros. La implantación de un ajuste de carbono en frontera es una de las medidas que promulga el sector. En el conjunto del año móvil (febrero de 2019 a enero de 2020), el total importado en los últimos doce meses continúa por encima del millón de toneladas, lo que duplica las cifras del mismo período del año.

Fuente: Oficemen

ANEFHOP y la Junta de Andalucía colaboran en la aplicación del RD163 de control de producción

El pasado día 24 de febrero, la Asociación Nacional de Fabricantes de Hormigón Preparado (ANEFHOP) celebró una reunión con Fernando Arauz e Ignacio Cáceres, secretario general y jefe del servicio de Industria, Energía y Minas de la Junta de Andalucía, respectivamente.

El objeto de la visita fue repasar con la Administración el impacto del RD163 de control de producción, cuya entrada en vigor tuvo lugar el 1 de julio de 2019, y que obliga a las empresas fabricantes de hormigón a obtener un certificado, emitido por un Organismo de Control externo a la planta, que avale el cumplimiento de las exigencias técnicas de la norma.

El plazo para obtener el citado certificado expira el próximo 31 de marzo de 2021, lo que supondrá que, una vez vencido este periodo, ninguna central de hormigón sin certificado podrá vender al exterior, siendo el responsable disciplinario la Consejería de Industria autonómica en cada caso.

Desde la Junta de Andalucía se recibió con total apertura la colaboración con ANEFHOP para la aplicación del RD163 y se fijaron los siguientes pasos de trabajo a seguir para su cumplimiento.

Posteriormente a este encuentro, los representantes de ANEFHOP se reunieron con la directora general de Calidad Ambiental y Cambio Climático de la Junta de Andalucía, Dª María López Sanchís, con el objetivo de abordar los problemas que más preocupan al sector del hormigón. Uno de los puntos sobre los que incidieron fueron las mediciones de partículas que se han de realizar en las plantas de producción de hormigón.

Anefhop denuncia que el incumplimiento de la legislación sobre plazos de pagos a proveedores amenaza la estabilidad del sector

La Asociación Nacional de Fabricantes de Hormigón Preparado (ANEFHOP) denuncia la amenaza que suponen para la estabilidad del sector del hormigón las suspensiones de pagos de las empresas constructoras, porque “están perjudicando a las empresas fabricantes de hormigón y, por consiguiente, a sus empleados y familias”, explica Carlos Peraita, director general de ANEFHOP.

La reciente entrada en concurso de acreedores de numerosas empresas constructoras, como Teginser de Perteo Infraestructuras y Servicios, Trabis Edificaciones Avanzadas de Baraka Capital Group, Sierra Blanca Global Construcciones, Tilmón y Oproler, Sodelor, Grucal Infraestructuras, Neohabitat Urbana, Construcciones Otero o BYCO, ha dejado deudas, principalmente a proveedores y subcontratistas, “que alcanzan en algún caso los 170 millones de euros”, según Peraita. Esta incapacidad de hacer frente a los costes, sumada a la excesiva dilación en los plazos de pago (que se encuentra en 120, 150 días, o incluso más), hace que sean “numerosos los fabricantes de hormigón directamente afectados por estos concursos con facturas de suministros de hormigón ya colocados en obra y que no van a poder cobrar”, apunta.

La Ley 15/2010, de 5 de julio, de modificación de la Ley 3/2004, de 29 de diciembre, por la que se establecen medidas de lucha contra la morosidad en las operaciones comerciales dice textualmente que hay “un plazo máximo de pago de 60 días por parte de empresas para los pagos a proveedores”. La Ley establece, además, con el fin de evitar posibles prácticas abusivas de grandes empresas sobre pequeños proveedores, que este plazo máximo de pago no podrá ser ampliado por acuerdo entre las partes.

Por ello, “desde ANEFHOP hacemos un llamamiento a las empresas promotoras y a la propia Administración Pública para que se garantice el cumplimiento de la ley y, tal como dispone, se reduzcan los plazos de pago a un máximo de 60 días”, reitera su director general.

Del mismo modo, la Asociación recomienda a sus asociados, por un lado, rechazar por ilegales los plazos de pago superiores a 60 días, que, si además son usados como instrumento comercial para conseguir una ventaja competitiva, pueden ser considerados una práctica de competencia desleal, y, por otro lado, establecer un calendario de fechas de pago, no aceptando demoras por ningún motivo (como, por ejemplo, días festivos, periodos estivales o fechas de facturación) pues también ello es considerado ilegal por la citada norma.

La Asociación, entre cuyos objetivos se encuentra la defensa del sector del hormigón y de todos sus asociados, invita a todos los afectados por estas malas prácticas a hacerlas públicas para hacer frente a estos abusos.

El consumo de cemento se ralentiza en 2019

El consumo de cemento en España cerró 2019 en 14.254.420 toneladas, un 5,9% más que en 2018, lo que supone un crecimiento cercano a las 800.000 toneladas, según los últimos datos publicados en la Estadística del Cemento. A pesar de cerrar el año en positivo, el consumo de cemento ha reducido a la mitad su ritmo de crecimiento en el segundo semestre, en gran medida por la ralentización del mercado inmobiliario.

Tras una evolución al alza durante los seis primeros meses del año, cuando se crecía a un ritmo cercano al 11% y en el que el consumo ganó 804.000 toneladas, el segundo semestre se ha caracterizado por un estancamiento de las cifras, incluso con una ligera caída en el acumulado de julio a diciembre del 0,2%, en comparación con el mismo período de 2018.

Desde Oficemen, se estima que esta situación de ralentización se prolongará en 2020, año que se prevé cerrar con un crecimiento del consumo de cemento en el entorno del 2%.

Los datos de diciembre, mes en el que el consumo de cemento ha caído por encima del 10% respecto a diciembre de 2018, han lastrado en casi un punto porcentual el crecimiento acumulado al cierre del mes anterior. Diciembre se convierte, por tanto, en el cuarto mes que ha cerrado en negativo en 2019, con un total de 886.133 toneladas, lo que supone una caída de más de 100.000 toneladas respecto al mes de diciembre del ejercicio anterior, la caída más abrupta que se ha producido en el año.

Con la obra pública prácticamente paralizada en nuestro país, el principal motor del consumo de cemento en los últimos años ha sido la edificación. Sin embargo, los últimos datos conocidos del sector vivienda parecen ir paralelos al consumo de cemento y apuntan a una ralentización también de este subsector. Las operaciones de compraventa de vivienda hasta noviembre indican, además, que 2019 cerrará con el primer descenso desde 2013.

“Es conveniente destacar que las 110.000 viviendas nuevas que se han iniciado en 2019 representan la mitad de las viviendas que se construían en los periodos previos al boom. Tenemos que recordar que, para un país como España, el mercado inmobiliario debería contar, de media, con entre 180.000 y 200.000 viviendas nuevas al año; por lo que nos deja todavía un largo recorrido de recuperación”, explica el presidente de Oficemen, Víctor García Brosa.

Por lo que respecta a la ausencia de ejecución de obra pública, la patronal cementera recuerda que la inversión pública en infraestructuras en relación con el PIB se encuentra en torno al 1%, el nivel más bajo desde 1983. “Es urgente que el nuevo gobierno tome medidas al respecto, nuestro país necesita infraestructuras relacionadas con el transporte y la movilidad, el acceso a las ciudades, la mejora de las redes secundarias; infraestructuras imprescindibles relacionadas con el tratamiento de los residuos o el saneamiento y depuración del agua, una circunstancia esta última, cuyo incumplimiento ya se ha traducido en multas por parte de la UE”, alerta García Brosa, que añade que “tras la declaración de Estado de Emergencia Climática y Ambiental, se reconoce además, la necesidad de invertir en un país más seguro y menos vulnerable frente a los impactos y los riesgos del cambio climático. En este sentido, el hormigón va a tener un papel imprescindible para la construcción de edificios e infraestructuras más seguras y resilientes”.

Leer noticia completa en www.oficemen.com

Anefhop y la Junta de Extremadura trabajan juntos sobre las nuevas medidas de control de producción del hormigón

La Asociación Nacional de Fabricantes de Hormigón Preparado (Anefhop) ha informado al Director General de Industria, Energía y Minas de la Junta de Extremadura, Samuel Ruiz, de las nuevas medidas de control que introduce el Real Decreto 163/2019 sobre la producción de los hormigones fabricados en central. Ruiz recibió el miércoles 5 de febrero a Carlos Peraita, Director General de ANEFHOP, a Juan Carlos Marín, Presidente del Comité de Gestión de ANEFHOP de Extremadura, y a Fernando Gómez Pajuelo, delegado de ANEFHOP en la región, quienes mostraron su interés por potenciar la implantación del RD 163/2019, que fija las exigencias técnicas de las instalaciones, materias primas y el control de producción de las plantas de hormigón.

Entre las medidas que introduce esta norma, se encuentran, por ejemplo, la implantación de políticas de calidad transparentes o la obligación de la supervisión periódica de su cumplimiento por Organismos de Control externos a la planta. Sendos requisitos “son imprescindibles para garantizar la correcta elaboración del hormigón, con el consiguiente incremento en la seguridad y sostenibilidad de las infraestructuras”, explicó Peraita.

La vigilancia en la aplicación del Real Decreto, en vigor desde el día 1 de julio de 2019, corresponde a las comunidades autónomas, que deben velar por que se cumplan todos sus requisitos en sus respectivos territorios. Por ello mismo, desde ANEFHOP “nos ponemos a disposición de la Junta para ofrecer la ayuda que sea necesaria para conseguir que su aplicación sea total”, señala Peraita. Samuel Ruiz se mostró receptivo a los argumentos de ANEFHOP y abrió puertas a esa colaboración.

El compromiso de ANEFHOP por garantizar la calidad de la producción es una de sus prioridades, sobre todo, desde que en 2011 crearan el sello Hormigón Expert. Este distintivo, que se basa en 143 requisitos de seguridad, calidad y protección de medio ambiente, “ha sido un adelanto a gran parte de lo contenido en la Instrucción Técnica en cuestión y es de obligatorio cumplimiento para todo miembro de la Asociación”, apunta Peraita.

Posteriormente a esta reunión, los miembros del Comité de Gestión de Extremadura se dieron cita para repasar la actividad realizada y debatir, entre otros asuntos, la necesidad de “apoyar y potenciar la implantación de este Real Decreto como palanca para poder elevar el actual nivel de sector del hormigón en Extremadura”, informa el presidente de ANEFHOP en la región.

La construcción industrializada con prefabricados de hormigón mejora en el tercer trimestre de 2019

El consumo de prefabricados de hormigón mejora su crecimiento. Según los datos del tercer trimestre de 2019 facilitados por ANDECE, Asociación Nacional de la Industria del Prefabricado de Hormigón, el consumo trimestral ha sido de millón y medio de toneladas, aumentando un 17% respecto al segundo trimestre de 2019.

La edificación residencial ha moderado su crecimiento trimestral, mostrando una ralentización frente al auge que se registró al inicio del año. Frente a ello, resurge la edificación no residencial, que había caído de actividad y que, sin embargo, en el tercer trimestre aumenta considerablemente, a un ritmo superior al veinte por ciento.

Cabe destacar también que se mantiene la tendencia positiva observada al inicio del año en cuanto al nivel de consumo en obra civil. Los datos trimestrales muestran un aumento de dos cifras si se compara con el trimestre anterior, dando solidez al nivel de actividad alcanzado hasta ese momento.

El crecimiento del consumo de prefabricados de hormigón por Comunidades Autónomas es en general positivo. Tan solo tres Comunidades, Canarias, Castilla La Mancha y La Rioja, registran un descenso de actividad.

Las Comunidades con un mayor crecimiento se encuentran en el centro y norte peninsular; son: Aragón, Castilla y León, Cantabria, Cataluña y Navarra.

Desde ANDECE se confía en que el nuevo Gobierno tenga en consideración  la industrialización de la construcción y los beneficios que puede aportar a los planes a desarrollar por el nuevo Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana.

Es posible promover otra forma de construir, optimizando el uso de materiales y minimizando la generación de residuos, tanto en obras de mantenimiento como en las nuevas obras que se puedan acometer.

Fuente: www.andece.org

Nacen los Premios ANEFHOP del Hormigón

La Asociación Nacional de Fabricantes de Hormigón Preparado (ANEFHOP) ha convocado la primera edición de los Premios ANEFHOP del Hormigón, una iniciativa con la que quiere reconocer aquellas realizaciones que por su calidad, importancia e innovación contribuyen al progreso del hormigón como producto y como sector.

Estos Premios, que nacen del objetivo de la propia Asociación de elevar el nivel de auto-exigencia del sector, contemplan cuatro categorías: Premio a la Mejor Planta del Año, Premio en Prevención de Riesgos Laborales, Premio en Medio Ambiente y Premio a la Innovación. Podrán optar a los Premios las iniciativas de las empresas asociadas totalmente finalizadas, entre el 1 de enero de 2019 y el 31 de diciembre de 2019, y con ejecución en España o Andorra.

La presentación de candidaturas se deberá realizar antes del 31 de marzo de 2020 a las 18:00 horas.

Para más información, pueden encontrar las Bases Completas de los Premios ANEFHOP del Hormigón a continuación: enlace de descarga

Las centrales de fabricación de hormigón ya disponen de una primera acreditación para la inspección del control de producción

Los fabricantes de hormigón preparado ya disponen de las primeras acreditaciones para la inspección del control de producción de los hormigones fabricados en central, según indica la Instrucción Técnica para la realización del control de producción de los hormigones fabricados en central, aprobada por el Real Decreto 163/2019 y en cuya elaboración ha participado ANEFHOP.

La citada normativa, que entró en vigor el pasado 1 de julio de 2019, establece la obligación de que las plantas verifiquen el cumplimiento de los criterios técnicos sobre el personal técnico, el control de los materiales y su almacenamiento, las instalaciones, control del hormigón y de su suministro, la documentación y la trazabilidad.

Para ello, las centrales de producción deberán ser sometidas a inspecciones completas cada cuatro años y seguimiento cada dos por parte de una entidad acreditada por la Entidad Nacional de Acreditación (ENAC).

AENOR Internacional, BUREAU Veritas Iberia y LGAI Technological Center (APPLUS) han sido las primeras entidades que han recibido la acreditación por parte de ENAC, según la norma UNE-EN ISO 17065, para actuar como organismo de control en la verificación de los criterios que deben cumplir las centrales de hormigón.

En este sentido, “ANEFHOP trabajará junto a sus asociados para que el RD 163 sea una realidad en el sector del hormigón en España”, explica Carlos Peraita, su director general. “A partir de hoy, ya se puede comenzar a solicitar el certificado a empresas acreditadas por ENAC, esperamos que muchos fabricantes de hormigón se decidan a ser los primeros en disponer del certificado, para empezar a ponerlo en valor y dar un gran paso para dignificar el sector”, apunta el directivo. A lo que añade que “estas primeras acreditaciones son un acercamiento más de la industria española a la situación del sector en otros países europeos y una elevación del mismo”.