ANEFHOP celebra la primera certificación del Real Decreto 163/2019 en Asturias

La Asociación Nacional de Fabricantes de Hormigón Preparado (ANEFHOP) celebra la primera certificación en Asturias conforme establece el Real Decreto 163/2019, otorgado a la planta de hormigón de Tremañes-Gijón de General de Hormigones el pasado día 6 de mayo de 2020.

Para conceder este certificado, la entidad emisora, en este caso AENOR, ha verificado que la planta cumple con los criterios sobre el control de producción establecidos por el Real Decreto 163/2019. A partir de este momento, la empresa se compromete a la inspección al menos cada cuatro años, con una revisión intermedia (año 2), por parte de un tercero, para verificar los sistemas de control relativos al hormigón y sus componentes, las instalaciones y la documentación, así como la capacitación del personal técnico.

Con la expedición de este primer certificado en la región, el sector se acerca cada vez más a los estándares de mejora de la calidad del hormigón que permitirán acreditar la seguridad de las infraestructuras levantadas con este material. ANEFHOP, que participó en la elaboración del Real Decreto y está ejerciendo una labor de apoyo hacia todos sus asociados para que puedan cumplir con las citadas exigencias, celebra este nuevo hito.

En palabras de su director general, Carlos Peraita, “el compromiso de las empresas hormigoneras por la obtención de este certificado es resultado del esfuerzo por ofrecer un producto de calidad, durable y que responda a altos estándares de seguridad”. A lo que añade que “todo ello redunda en beneficio de los clientes, usuarios finales y el propio sector, puesto que nos acerca un pasó más a otros mercados más maduros y estables como los europeos”.

El hormigón es uno de los materiales de construcción más utilizados. La alta durabilidad del producto, su capacidad de resistencia al daño estructural, su fabricación local en el área de proximidad a la obra y sus posibilidades de reciclado, entre otras propiedades, “convierten al hormigón en un actor principal de la construcción, de ahí el que la importancia de que se cumpla el control de calidad del producto, y por ende de las infraestructuras, es vital, y es lo que hace que esta certificación sea tan importante”, apunta el director general.

Ocho medidas para la reactivación de la economía desde la construcción

La Asociación Nacional de Fabricantes de Hormigón Preparado (ANEFHOP) ha presentado al Gobierno de España, así como a los partidos con representación en el Parlamento, un programa de medidas basado en 8 propuestas para impulsar de manera prioritaria y urgente la actividad de la construcción y de todas las industrias afines, entre las que se encuentra el hormigón, con motivo de relanzar cuanto antes la economía. Las medidas están orientadas a estimular tanto la obra pública como la privada de manera que se produzca un efecto multiplicador en muchas otras industrias, reactivando así la economía.

La industria de la construcción genera el 5,2% del PIB y un volumen de empleo de 1,3 millones de puestos de trabajo, lo que la convierte “en una de las palancas clave para la recuperación económica”, explica Carlos Peraita, director general de ANEFHOP. Además, según un estudio de la Universidad de Oviedo, la construcción tiene un efecto dinamizador de la economía donde un incremento en esta industria de un 1% produce un efecto de casi el doble en la producción del país. Citado estudio revela, también, que por cada 6 millones de euros invertidos, se generan 100 empleos directo y 60 indirectos.

Por tanto, y teniendo en cuenta que el turismo, primer generador de PIB, se ha visto paralizado y no prevé a corto-medio plazo su total reactivación, “se hace especialmente importante promover las condiciones necesarias para que la construcción actúe como motor de la economía una vez más”, añade el directivo.

Como consecuencia de ello, la patronal del hormigón plantea una estrategia para relanzar el sector de la construcción y de las actividades dependientes, como es su caso, basada en las siguientes propuestas:

  1. Garantía de acceso y suministro de equipos y sistemas para la protección de la salud y la prevención de riesgos laborales.
  2. Seguridad en la capacidad de gestión y acceso a la financiación por parte de las empresas suministradoras de materiales de construcción, así como en la gestión y el buen funcionamiento de los seguros de crédito.
  3. Ampliación y aplicación o acceso efectivos a las líneas de avales ICO para la Industria Suministradora.
  4. Aplazamiento en el pago de impuestos en 12 meses.
  5. Reinicio de las obras públicas sin recortes de presupuestos ni plazos.
  6. Relanzamiento del sector de la construcción con una mayor inversión (Plan de Reconstrucción Económica) por su efecto multiplicador en la economía.
  7. Impulsar la financiación público-privada como motor de la economía.
  8. Impulsar un Plan Nacional de Construcción Verde.

Teniendo en cuenta estos ocho ejes claves para la recuperación económica, la Asociación Nacional de Fabricantes de Hormigón Preparado considera imprescindible que el Gobierno agilice la puesta en marcha de un programa eficaz para afrontar la recuperación económica desde el sector de la construcción.

En línea con esto, ANEFHOP ha redactado un manifiesto en el que expone en detalle la situación del sector del hormigón preparado ante la situación de la crisis sanitaria por la Covid-19 y el desarrollo de las medidas anteriormente descritas.

FYM-HeidelbergCement colabora con el Ayuntamiento de Málaga con la donación y reparto de alimentos para 50 familias necesitadas del entorno de la fábrica de cemento

Fiel a su compromiso con el entorno, FYM-HeidelbergCement colabora con el Ayuntamiento de Málaga para hacer frente a las necesidades de 50 familias del distrito Este como consecuencia de la crisis sanitaria provocada por la covid-19, gracias a una donación extraordinaria que permitirá la compra y reparto de alimentos a través de un grupo de trabajadores de la fábrica de cemento que participarán como voluntarios para hacer la entrega en los propios domicilios.

Bajo la coordinación del Ayuntamiento de Málaga, la Fábrica de la Araña entregó el pasado 15 de abril una ayuda económica con la que poder comprar lotes de alimentos destinados a las familias seleccionadas en base a los propios criterios del área municipal de Servicios Sociales del Consistorio.

El concejal del Distrito Este del Ayuntamiento de Málaga, Carlos Conde, y el director Comercial, Logística y de Relaciones Institucionales de FYM-HeidelbergCement, Tomás Azorín, visitaron el almacén de los Servicios Operativos de la zona desde los voluntarios de la fábrica de cemento han comenzado el reparto de alimentos.

Esta acción se suma a la reciente donación extraordinaria realizada por FYM-HeidelbergCement para AMFREMAR (Asociación de Amigos Malagueños de Familias de Rehabilitados y Marginados), con la que colabora desde 2018 y que atiende anualmente a más de 200 familias necesitadas de la barriada malagueña de El Palo, también debido a la creciente demanda de ayuda por parte de vecinos del entorno como consecuencia de la covid-19.

El comedor social de la asociación está cerrado desde que se decretó el Estado de Alarma, pero la atención se sigue prestando gracias a la ayuda de voluntarios que preparan cada día desayunos, almuerzos y cenas para 30 personas sin hogar y para 20 familias que se puedan llevar los alimentos a sus hogares. Debido a la situación de excepcionalidad y en colaboración con el Banco de Alimentos de la Costa del Sol (Bancosol) los voluntarios también preparan y reparten semanalmente lotes de alimentos para cerca de 45 familias, una demanda que se ha visto aumentada en los últimos días.

En las últimas semanas, HeidelbergCement Hispania también ha colaborado en la atención de los más necesitados con otras donaciones realizadas al Banco de Alimentos de Guipúzcoa a través de su fábrica de Añorga y al Banco de Alimentos de Vizcaya y Cáritas a través de la de Arrigorriaga, ambas en el País Vasco.

La producción de hormigón preparado ralentiza su crecimiento en 2019, según Anefhop

La producción de hormigón preparado en España alcanzó en diciembre de 2019 los 24,8 millones de metros cúbicos, frente a los 22,2 millones en 2018, lo que representa un aumento del 11,6% y evidencia una “clara ralentización del sector debido a que, el año anterior, la producción presentó un aumento del 12,4%”, explica Carlos Peraita, director general de la Asociación Nacional de Fabricantes de Hormigón Preparado (ANEFHOP). “No hay que olvidar que veníamos de una situación pre-crisis de casi 100 millones de metros cúbicos anuales”, añade.

Según el último informe estadístico realizado por ANEFHOP, correspondiente al cuarto y último trimestre de 2019, la producción de hormigón preparado ascendió a 5,9 millones de metros cúbicos. En opinión del directivo, “esta cifra, que es positiva y se encuentra por encima de lo que indicaba la tendencia, confirma la ralentización del sector” cuyo crecimiento respecto al mismo periodo del año anterior se encontraba en un 6,7%.

Evolución trimestral de la producción de hormigón en 2019

Evolución trimestral de la producción de hormigón en 2019. Fuente: elaboración propia

Factores de estímulo

Entre los factores que han motivado la demanda de hormigón se encuentran, por un lado, el periodo electoral, coincidente con una fase de alta licitación de obra, que explica los datos de crecimiento del primer trimestre; y, por otro lado, la iniciativa privada que, “como viene siendo tendencia últimamente, ha sido motor de desarrollo”, explica Peraita. También, en los primeros meses del año, las administraciones locales y regionales tuvieron incidencia en el crecimiento de la demanda.

Dinamizar la obra civil

Con respecto a la evolución del nivel de licitación el pasado año, se ha observado una tendencia a la baja en obra civil y un comportamiento estabilizado en la edificación. En palabras del director general, “desde todos los sectores de la construcción venimos demandando de forma insistente el incremento de la obra civil como elemento dinamizador de la economía que, a pesar del buen arranque del año, no se ha consolidado.” Según Peraita, “resulta preocupante que la inversión sea inferior a las amortizaciones, ya que nuestras estructuras se van quedando más obsoletas, perdiendo valor, y no reciben el mantenimiento adecuado que merecen y que garantiza su durabilidad”.

Evolución mensual de la licitación pública en el periodo 2017-2019.

Evolución mensual de la licitación pública en el periodo 2017-2019. Fuente: SEOPAN

Comportamiento anual

La evolución de la producción de hormigón anual pone de manifiesto que 2019 ha sido el quinto año consecutivo de crecimiento tras la recuperación de la crisis económica.

En el año 2014 el sector alcanzó su cifra más baja, con 16,3 millones de metros cúbicos. A partir de entonces, la producción ha ido en progresivo aumento hasta alcanzar una tasa de crecimiento anual acumulado (en el periodo que transcurre de 2015 a 2019) del 8,8%. En relación a nivel de producción por planta de hormigón, la estimación alcanza los 16.500 metros cúbicos a cierre de 2019.

Evolución anual de la producción de hormigón preparado

Evolución anual de la producción de hormigón preparado. Fuente: elaboración propia.

Comportamiento regional

Por regiones, destaca Galicia, ya que presenta una disminución del 32,7% en comparación con el mismo periodo del año anterior, debido a la incidencia de las obras de la línea del AVE que en 2018 fueron mayores. En otras comunidades autónomas que, también, presentan cifras negativas, como La Rioja, Euskadi, Islas Baleares o Aragón, la disminución de la producción se debe, principalmente, a la falta de iniciativa pública que debía complementar la privada.

Entre las regiones que registran cifras positivas, destaca Andalucía por su elevada producción en Sevilla y Málaga y buen comportamiento generalizado en el resto de provincias. Del mismo modo, sobresale Castilla y León, fundamentalmente, por la producción en Burgos, Salamanca y Valladolid. Caso aparte es el aumento de Castilla-La Mancha, que por un efecto de reclasificación de metros cúbicos que se producen en la región y se consumen en la Comunidad Autónoma de Madrid, presenta un aumento del 63,3%, con respecto a 2018.

Se mantienen como mayores comunidades autónomas productoras de hormigón en 2019, Cataluña (4,2 millones de metros cúbicos), Andalucía (3,9 millones de metros cúbicos) y la Comunidad de Madrid (3 millones de metros cúbicos), presentando, además, un comportamiento positivo durante el año, junto con la Comunidad Valenciana que creció un 19%.

Evolución de la producción de hormigón preparado entre 2018 y 2019 por regiones.

Evolución de la producción de hormigón preparado entre 2018 y 2019 por regiones. Fuente: elaboración propia.

Previsiones de futuro

Carlos Peraita destaca que “en estos momentos de incertidumbre provocada por la crisis sanitaria del covid-19, el sector se enfrenta a una situación desconocida que hace imposible atisbar cualquier panorama futuro”, en relación a la previsión del sector para los primeros meses de 2020. A lo que el directivo añade que “esta vez vamos por delante de Estados Unidos y no por detrás, por lo que tendremos que ver cómo evoluciona la situación en España, y después analizar el impacto progresivo en el resto del mundo”.

Desde ANEFHOP, “esperamos que el Gobierno utilice los recursos que tiene a su alcance para relanzar la economía con la mayor celeridad posible y nos ponemos a su disposición para impulsar nuestro sector y, por supuesto, el de la construcción, nuestro cliente y motor de la economía con una aportación del 14% al PIB nacional”.

BASF producirá hidrogel para donarlo a centros sanitarios

La empresa química BASF ha empezado ya la producción de 10 toneladas de hidrogel, que serán donadas a continuación a distintos hospitales y centros sanitarios de Catalunya. En concreto, la compañía pondrá a disposición de la sanidad pública ocho toneladas de producto para su gestión centralizada y entregará otras dos a los Hospitales Joan XXIII de Tarragona y Sant Joan de Reus. BASF ha querido hacer este envío directo a dos hospitales de referencia en la zona de Tarragona, donde está ubicado su centro de producción más grande del sur de Europa.

Para producir este hidrogel, BASF ha tenido que modificar su proceso productivo en la fábrica de Zona Franca (Barcelona). En estas instalaciones, la compañía cuenta con tres plantas de producción que sirven principalmente a los mercados de cuidado personal y del hogar, empleando a 130 personas. Entre sus productos y aplicaciones pueden encontrarse tensioactivos para aplicaciones y soluciones de cuidado personal y del hogar, champús, tratamientos capilares, detergentes para lavavajillas y lavadoras, entre otros.

Con esta acción, BASF Española sigue los pasos de la campaña ‘Helping Hands’, que lanzó la empresa matriz en Alemania hace escasos días. BASF SE está produciendo desinfectante de manos y donándolo a los centros sanitarios de la región metropolitana de Rhein-Neckar, donde se encuentra Ludwigshafen, ciudad en la que BASF tiene su sede central.

Con esta acción, BASF Española sigue los pasos de la campaña ‘Helping Hands’, que lanzó la empresa matriz en Alemania hace escasos días. BASF SE está produciendo desinfectante de manos y donándolo a los centros sanitarios de la región metropolitana de Rhein-Neckar, donde se encuentra Ludwigshafen, ciudad en la que BASF tiene su sede central.

Este producto, en España, se ha registrado con el nombre ‘BASF Arcoiris-IPA’, en alusión al icono del arco iris, que acompaña el movimiento #TodoIráBien, y que está inundando balcones y redes sociales en todo el mundo, en esta situación actual de pandemia global.

Fuente: BASF

El consumo de cemento pierde medio punto en febrero y sitúa el acumulado del año en una caída del 4,5%

El consumo de cemento en España ha caído en febrero un 0,5%, situándose en 1.171.084, unas 5.500 toneladas menos que en el mismo mes de 2019, según los últimos datos publicados en la Estadística del Cemento. Se acumulan así cuatro meses consecutivos de caídas.

Estas cifras sitúan el consumo acumulado en lo que va de año en una caída del 4,5%, con un valor absoluto de 2.206.568 de toneladas, 105.000 menos que el pasado año.

El consumo del año móvil (marzo 2019 – febrero 2020) aún mantiene un crecimiento positivo del 3,9%, seis décimas menos que enero, y se sitúa en 14.312.443 de toneladas, 541.376 más que en el mismo período del año anterior. “Aunque hemos de recordar que estas cifras se refieren a febrero, período previo a la crisis del COVID-19; a corto plazo prevemos una brusca caída en la producción”, explica el presidente de Oficemen, Víctor García Brosa.

A este respecto, el presidente de la patronal cementera, destaca que el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo en respuesta a consultas formuladas en relación con el estado de alarma ha dicho textualmente que “el tráfico de camiones de áridos, cemento y hormigones está permitido, al no haberse prohibido las obras a las que transportan dichos materiales ni el transporte para garantizar el abastecimiento. No es obligatorio el cierre de las obras, pues no se ha suspendido expresamente esa actividad”.

También el presidente de Oficemen manifiesta que “apoyamos el comunicado de la Confederación Española de Asociaciones de Fabricantes de Productos de Construcción (CEPCO), relativo a no paralizar las obras, reforzando las inspecciones relativas al cumplimiento de las medidas sanitarias que garanticen la completa seguridad de los trabajadores”; y añade “Una vez paralizado el sector servicios, la construcción es uno de los pilares actuales de la economía española. Es de suma importancia que todas las obras actuales, incluidas la de infraestructuras mantengan su actividad para preparar a nuestro país en la salida de esta crisis”.

“Las fábricas de cemento españolas, de momento, continúan trabajando con la normalidad que permite el Estado de Alarma. La seguridad y salud de los trabajadores es una prioridad para las empresas cementeras, activándose protocolos que garantizan las condiciones de trabajo seguras para los trabajadores de fábrica y modalidades de teletrabajo para gran parte de los empleados de servicios generales”, afirma García Brosa.

“Desde Oficemen queremos trasladar el sentimiento de la industria cementera de apoyo a todos los afectados por la pandemia y nuestro ánimo de contribuir de la mejor forma posible a la reconstrucción social y económica del país”, añade el presidente de Oficemen.

Nueva caída de dos dígitos en las exportaciones

Las exportaciones acumulan ya 33 meses en números rojos y sufren un nuevo descenso del 31,4% en febrero. Durante el mes pasado se perdieron más de 200.000 toneladas, con un volumen de exportación inferior a las 460.000 toneladas. En el acumulado del año la caída se eleva a casi un 20%, mientras que en el conjunto del año móvil (mar’19-feb’20), el descenso se eleva al 24,2%, con una pérdida cercana a los dos millones de toneladas.

Las importaciones crecen en el año móvil, pese a la caída de febrero, alcanzando casi el millón de toneladas y duplicando las cifras del año anterior.

Fuente: Oficemen

Anefhop apoya los comentarios de CEPCO a los RD-L 8/2020 y 10/2020

ANEFHOP, como asociación perteneciente a la Confederación Española de Asociaciones de Fabricantes de Productos de Construcción, suscribe los comentarios realizados a las autoridades sobre los RD-L 8/2020 y 10/2020.

A continuación, se muestra un extracto del comunicado elaborado por CEPCO (actualizado a 30 de marzo de 2020).

 

La Confederación Española de Asociaciones de Fabricantes de Productos de Construcción es la confederación patronal de ámbito nacional que representa a un importante sector empresarial en España, como es el de la Industria de los materiales destinados a construcción.

Nuestras 15 organizaciones miembro, todas ellas de ámbito nacional, representan un número cercano a las 36.000 empresas y más de 300.000 trabajadores, con una exportación 2019 de 25.000 millones de euros, con saldo positivo de casi 6.000 M€ para el sector exterior de España:

Entre los principales sectores incluidos están: fabricantes de lanas minerales, de productos de impermeabilización, prefabricados de hormigón, materiales de aislamiento térmico y acústico, hormigón preparado, tuberías plásticas y de fundición, azulejos, ventanas, productos plásticos, yeso, áridos, piedra natural, ladrillos y tejas, cemento, productos de acero, etc. En definitiva, un muy amplio sector, mayoritariamente formado por pymes, que agrupa a los diferentes operadores que intervienen en toda la cadena de valor y en su mayoría en sectores esenciales de la economía (www.cepco.es)

Contribuimos de forma genérica a las reflexiones de CEOE y de CEPYME, siendo miembros de sus respectivas Juntas Directivas. Sectorialmente, y ante el actual estado de alerta recientemente decretado por el Gobierno, hemos coordinado con nuestros asociados la remisión de información relativa a de tales organizaciones e incidencias observadas en el funcionamiento de su actividad. El resultado a fecha de 30 de marzo de 2020 y, en función del análisis de los RDL 8/2020 y 10/2020, sería el que a continuación recogemos y ofrecemos al Gobierno de España, en el ánimo de colaborar en la gestión de la actual crisis sanitaria por el COVID 19.

De partida, y en nivel medio, los diferentes sectores mantenían, hasta ayer, un nivel de producción del 50-60% de su actividad normal. Agradeceremos asimismo, en este diálogo abierto, recibir aportaciones y aclaraciones de las cuestiones que se plantean por parte de la Secretaría General de Industria y Pyme: vicepresidencia.ejec@cepco.es

En primer lugar, y en relación con el Real Decreto-Ley 10/2020 aprobado por el Gobierno de España, la Confederación apoya que el Ejecutivo haya decidido adoptar medidas que contribuyan a paliar los problemas que la epidemia COVID-19 está ya causando a la sociedad en su conjunto, a las familias y a las empresas y le anima a que adopte todas las medidas necesarias para que la crisis sanitaria contra la que estamos luchando todos no termine convirtiéndose en una grave crisis económica que puede tener un efecto devastador en el conjunto de la sociedad.

Respaldamos el impulso que, desde CEOE y CEPYME, de las que formamos parte, para que todos los operadores económicos y, por supuesto, los agentes sociales y las asociaciones empresariales que trabajamos en la Industria de materiales de construcción, apoyemos al gobierno en la lucha para superar la grave crisis sanitaria mientras mantenemos, en la medida de lo posible en las actuales circunstancias, la actividad económica en nuestro país.

Nuestras empresas, en el ámbito de sus responsabilidades, tratan de contribuir a esta tarea colectiva: han organizado el trabajo a distancia a aquellos trabajadores que pueden desempeñarlo y están colaborando con las autoridades sanitarias en la mejor gestión posible de los centros de trabajo, redoblando las actividades de desinfección, cuidando que todo el personal en sus instalaciones, tanto propio como de empresas colaboradoras, disponga de los equipos de protección individual (EPIs) que precisan para el desempeño de su trabajo, siempre en la medida de sus posibilidades y de acceso a dichos medios de protección. Así mismo, algunas empresas han reconvertido su fabricación para poder ofrecer productos necesarios y demandados en estos momentos por los servicios médico-sanitarios (p.ej. tubos para equipos de respiración asistida, planchas para máscaras de protección… La industria está haciendo un uso racional y responsable de los expedientes de regulación temporal de empleo a la espera de retomar su actividad y recuperar el nivel de empleo anterior a la crisis sanitaria.

Nuestros servicios de prevención colaboran activa y lealmente con las autoridades sanitarias en el proceso, que a todos concierne, de superar la epidemia en nuestro país. Todo ello, en colaboración con el magnífico esfuerzo que hacen todos los servidores públicos que se encuentran en primera línea frente al COVID 19.

A partir de ahí, deseamos acogernos a lo previsto en el apartado III del preámbulo del Real Decreto-ley 10/2020 por el que “Las autoridades competentes delegadas, en su ámbito de competencia, podrán modificar o especificar, mediante las órdenes necesarias, las actividades que se ven afectadas por el permiso retribuido recuperable previsto en este artículo y sus efectos”.

Ver comunicado completo de CEPCO

Carta del Presidente a los asociados con motivo del coronavirus

Madrid, 19 de marzo de 2020

Estimado/a asociado/a,

Por la presente, quiero transmitirte un mensaje de apoyo en estos momentos de dificultad. No cabe duda de que, en situaciones como esta, se hace más necesario que nunca que nuestra Asociación se muestre firme. Primero, para poder velar por los intereses de los fabricantes de hormigón y, segundo, para ser altavoz de los problemas que necesitamos sean resueltos, bien con la administración, con nuestros clientes o con nuestros suministradores.

Ten la certeza y confianza de que estamos trabajando con intensidad para que, en lo que esté en nuestra mano, el impacto de esta crisis sea el menor posible.

No hay que cansarse de insistir que es necesario que se cumplan los requisitos mínimos de prevención de riesgos laborales y de protección frente al coronavirus. Por ello, desde ANEFHOP, queremos recordar una vez más a nuestros asociados la importancia capital de mantener una observancia absoluta de dichos requisitos (utilización de EPIS complementado con mascarilla, guantes, higiene de manos, distancias mínimas, etc.). Sólo así vamos a poder justificar y mantener la actividad de nuestras plantas.

Por un lado, y con respecto a esta actividad, el Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, por el que se declaraba el estado de alarma para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19, deja un vacío con respecto a las obras de construcción que se encuentran en marcha, dejando en manos de las empresas la decisión de continuar o no con su ejecución. Dentro de las exclusiones que se establecen en este Real Decreto no se encuentran las centrales de producción de hormigón, ni como actividad, ni por movilidad. Tampoco se encuentra contemplada la actividad de la construcción.

Por tanto, vamos a defender que la actividad se mantenga en todo el territorio nacional. Defenderemos la actividad de nuestras plantas y los puestos de trabajo asociados a las mismas. Nos permitimos recordar a estos efectos que en China la construcción ha tenido un papel importantísimo y esencial en el proceso de recuperación de la enfermedad. Asimismo, solicitaremos que se tomen las medidas económicas oportunas que faciliten los ERTE y las exenciones fiscales, permitiendo así paliar las graves pérdidas económicas del sector en esta crisis y poder con ello volver a la normalidad con la mayor prontitud.

Por otro lado, el posterior Real Decreto-ley aprobado por el Gobierno, y publicado ayer en el BOE, tampoco ha cubierto ese vacío, ya que, en el paquete de medidas adoptadas, considera únicamente la actividad de los contratistas y sus posibles pérdidas en caso de suspensión de las obras públicas.

En su Artículo 34, punto 3, se contempla la posibilidad de paralización de actividad de obras, con la consiguiente indemnización parcial al contratista. Esta situación sólo se tiene en cuenta en casos extremos y deja fuera a los suministradores de materiales que, por consiguiente, seríamos los grandes perjudicados de la decisión.

Con todo ello, desde ANEFHOP defendemos:

  • Que esta medida sólo sea aplicable en casos reales de imposibilidad de continuar adelante.
  • Que en estos casos, se indemnice de la misma forma a los suministradores perjudicados por la paralización, que también sufren de costes no recuperables.
  • Que la paralización no afecte al personal de administración, garantizando así que las partidas pendientes de pago se ejecuten en tiempo y forma

En definitiva, vamos a solicitar al Gobierno, junto con el resto de sectores afines de fabricantes de productos de construcción, que se incluya a las empresas suministradoras de hormigón entre las medidas económicas y laborales destinadas al sector de la construcción.

Por último, queremos mandaros un mensaje de confianza, porque, en este momento, tenemos que estar unidos para tratar de acometer este difícil reto. Desde la Asociación vamos a luchar por conseguir que se reconozcan nuestras necesidades y por prolongar la actividad el mayor tiempo posible con las medidas preventivas adecuadas -como están haciendo en otros países europeos-.

Sin embargo, tenemos que estar preparados igualmente para un posible paro total de la construcción, si las cifras de contagio no disminuyen. Y, si eso ocurre, deberemos tomar medidas para proteger el empleo y para arrancar de la mejor manera posible la actividad cuando nos sea permitido.

Estamos a tu disposición para todo aquello que consideres necesario.

 

 

 

 

 

 

Albert Gómez

Presidente de ANEFHOP

Reunión de ANEFHOP con la Dirección General de Industria y Competitividad de la Junta de Castilla y León

Anefhop y la Junta de Castilla y León colaboran en la aplicación del RD163 de control de producción

El pasado día 6 de marzo, la Asociación Nacional de Fabricantes de Hormigón Preparado (ANEFHOP) celebró una reunión con Juan Casado, director general de Industria de la Junta de Castilla y León, y su equipo para abordar la aplicación del RD163 de control de producción en la que ambos organismos mostraron un gran compromiso.

Este Real Decreto, que entró en vigor en pasado 1 de julio de 2019, regula el control de producción de los hormigones fabricado en central y obliga a las empresas fabricantes de hormigón a estar en posesión de un certificado para el suministro de hormigón. A partir del próximo 1 de abril de 2021, toda empresa que no haya sido certificada no podrá vender hormigón al exterior.

Castilla y León es la segunda región española en número de plantas de hormigón, después de Andalucía, ya que cuenta con más de 200 instalaciones habilitadas para tal fin. Desde Anefhop, asumimos este reto con ilusión y apoyamos el compromiso demostrado por la Administración y nuestros asociados por cumplir con los nuevos requisitos de Real Decreto.

CEMEX premia la mejor lámpara de diseño en hormigón blanco

‘Iluminando con hormigón’, concurso de diseño convocado por la Cátedra Blanca CEMEX, ha recibido un total de 47 innovadoras propuestas de estudiantes de los tres campus de la Universidad Politécnica de Valencia (UPV): Gandía, Alcoy y València. Con una dotación económica de 3.200 euros en premios, los organizadores persiguen detectar el talento joven valenciano y encontrar propuestas en hormigón versátiles que se adapten tanto al diseño interior como al exterior.

El primer premio valorado en 1.800 euros ha recaído sobre el equipo formado por Carlos Gavilán y Carlos Retuerto, por su proyecto ‘Eclisse’. El segundo reconocimiento valorado en 900 euros ha sido para la propuesta ‘Ciclo’ de Miguel Massa y Lucas Sánchez. Finalmente, José Osca, Joan Escrivá y Javier García con su trabajo ‘La Llum de València’ se ha hecho con el tercer premio valorado en 500 euros. Además, ha recibido una mención honorífica Arturo de Armas con su propuesta ‘Carve’.

El jurado de esta XVII edición del concurso Cátedra Blanca ha estado compuesto por profesionales de reconocido prestigio: Vicente Más, fundador de la Cátedra Blanca; Iván Cabrera, arquitecto y director de la ETSA de Valencia; Javier Fuertes, director del área de Cemento Blanco de CEMEX; el arquitecto Javier Villar y un representante de la delegación de alumnos de la universidad han completado el jurado.

Este concurso se enmarca en la programación académica que desarrolla la Cátedra Blanca, una iniciativa docente de CEMEX presente en la UPV y en las principales escuelas de arquitectura de España. La Cátedra es un espacio pedagógico-divulgativo dirigido por prestigiosos arquitectos donde los alumnos estudian las aplicaciones constructivas, decorativas, estructurales o artísticas del cemento y el hormigón y se preparan para su futuro profesional.