La Asamblea Anual Ordinaria del año 2020 se celebrará de manera telemática

Con motivo del aumento de contagios por COVID-19, la Junta Directiva y la Conferencia de Presidentes de ANEFHOP  han determinado que este año la Asamblea Anual Ordinaria, que tendrá lugar el próximo 23 de septiembre, se desarrolle en formato virtual.

La razón de adoptar esta decisión es que durante los próximos meses se volverán a restringir este tipo de eventos como consecuencia de la pandemia. Desde la Asociación, entendemos que lo más importante es proteger a todos los asistentes ante un posible contagio.

En las próximas semanas, ANEFHOP irá enviando la documentación y las instrucciones que se deberán seguir para la celebración de este encuentro de manera telemática. Asimismo, tanto la Junta Directiva como el Comité de Presidentes mostraron su deseo de que la Asamblea Anual Ordinaria prevista para mayo de 2021 siga conservando el formato presencial de los últimos años.

La producción de hormigón preparado cayó un 15,5% en el primer trimestre de 2020 con respecto al mismo periodo de 2019

La producción de hormigón preparado cayó en 990.000 metros cúbicos en el primer trimestre de 2020, lo que representa una bajada del 15,5% con respecto al mismo periodo del año pasado. Se trata del primer trimestre con impacto de la Covid-19, especialmente durante el mes de marzo, cuando se decretó el Estado de Alarma. Del 14 al 31 de marzo, la producción de hormigón se vio afectada fuertemente por la situación de incertidumbre, desinformación y carencia de medios de protección que impidieron el desarrollo normal de la actividad, pese a los esfuerzos realizados por la industria para que ésta no parara. Esta caída ha sido aún mayor que la registrada en el consumo de cemento, que alcanzó el 13% durante el primer trimestre y que en marzo fue del 28,3%, según datos aportados por Oficemen.

Hay que destacar que ya se venía produciendo una ralentización en el crecimiento de la producción de hormigón en los últimos cuatro trimestres, que se ha agravado, como ya se preveía, por el impacto de la pandemia. Además, si se compara con el primer trimestre de 2019, la diferencia es aún mayor, pues fue un trimestre excepcionalmente alto en producción, en concreto, el más elevado desde 2011.

 

Con un segundo trimestre probablemente más negativo, debido a la paralización de la actividad en abril, la evolución anual en la producción de hormigón sufrirá una bajada de alrededor del 20%, situando la producción anual en unos 20 millones de metros cúbicos. Una caída que podría ser aún más grave, si atendemos a los resultados recogidos en el primer barómetro realizado por Anefhop, quedando las producciones en 17 millones de metros cúbicos, a la altura de los años más bajos de producción de la serie de los últimos 20 años.

 

La licitación quedó igualmente paralizada y en los meses de marzo y abril bajó drásticamente. Es cierto que en el mes de mayo se ha producido un repunte, pero viendo la serie mensual se aprecia como no compensa la bajada anterior. Si comparamos los periodos de enero a mayo de 2019 y 2020, en este último año la licitación es un 59% de la licitación de 2019.

 

A nivel regional, se ha de subrayar que las mayores caídas de producción de hormigón en porcentaje se encuentran precisamente en las regiones con más peso en el total nacional. Así, Andalucía es la zona que más cae (27%), seguida de Cataluña (21%) y Madrid (23%). Hay siete áreas que no acusan el efecto del Estado de Alarma y consiguen crecer respecto al año anterior, mientras el resto de las zonas presentan descensos abruptos entre el 10% y 15%.

¿Qué se puede esperar para el resto de 2020?

En estos momentos, la situación apunta a que habrá mercados que, por su nivel de obra, conseguirán recuperar parte de lo perdido. Para ello, se necesita que agosto, tradicionalmente un mes de baja producción, sea atípicamente alto para que se pueda recuperar parte de lo perdido en el mes de abril.

Por otro lado, en el barómetro ya se marcaba de forma clara que las nuevas contrataciones habían bajado hasta niveles próximos a cero. Eso quiere decir que, o bien se anima la contratación en los meses de junio a septiembre, o se confirmará un fuerte parón en el último trimestre del año. Sobre esto no hay consenso aún y hay algunos empresarios que piensan que hay tiempo para remontar las cifras actuales, mientras que otros ya piensan en las labores a realizar durante el descenso de las producciones.

Vivimos un momento con trabajo en la mayoría de las zonas, pero hay gran incertidumbre sobre el final de año, que se tendrá que ir despejando con el paso de los días. Si llegasen los fondos europeos y el año turístico se pudiera salvar mejor de lo esperado, mejoraría la expectativa de los inversores privados y la situación sería notablemente más favorable.

CEPCO publica su Informe de Coyuntura Económica de junio

La Confederación Española de Asociaciones de Fabricantes de Productos de Construcción (CEPCO) ha publicado su último Informe de Coyuntura Económica correspondiente al mes de junio. Entre las principales conclusiones que se pueden extraer del citado estudio, podemos destacar:

  • El paro en el sector frena su caída en mayo, en concreto, un -0,54% respecto al mes anterior. Sin embargo, en términos interanuales el crecimiento es de un 28,27%.
  • Las exportaciones de materiales de construcción en España disminuyen durante los cuatro primeros meses del año un 12,61% respecto al mismo periodo del año 2019.
  • El consumo nacional de áridos para la construcción crece un 6,6% en 2019, hasta los 136,5 millones de toneladas, pero con una importante desaceleración al final del año.
  • El consumo de cemento cae un 18% en mayo y acumula una caída anual del 21%.
  • En 2019, la industria de cerámica estructural ha experimentado un crecimiento del 5,46% en producción y el 7,46% en facturación.
  • Las ventas de las lanas minerales aislantes experimentaron un incremento del 4,2% en 2019.

Puedes acceder al informe completo en este link

ANEFHOP visita a la directora general de Industria del Principado de Asturias

El día 30 de junio, ANEFHOP visitó a la directora general de Industria del Principado de Asturias, Dª Rosana Prada Otero, para buscar vías de colaboración entre los empresarios asturianos y la citada dirección general.

Para ambas partes, el asunto más preocupante era la implantación del RD 163/2019, por el que se aprueba la Instrucción Técnica para la realización del control de producción de los hormigones fabricados en central. La directora era conocedora del Real Decreto y su impacto en el sector y en la región, por lo que la reunión hizo que se abriera una vía de trabajo de aquí al 31 de marzo de 2021, fecha de entrada en vigor del certificado de cumplimiento.

Por parte de ANEFHOP, acudieron a la reunión el presidente del Comité de Asturias, D. Luis Fernández; el vicepresidente, D. Pablo López Fanjul; el delegado de ANEFHOP en Asturias, D. Benjamín Martínez; así como el director general de ANEFHOP, D. Carlos Peraita.

14 plantas de hormigón han obtenido ya la Certificación obligatoria del RD163/2019

Se trata, por un lado, de 11 plantas pertenecientes a LafargeHolcim y por otro de 3 plantas de General de Hormigones, (Tremañes-Gijón, Zaratán y Santovenia de Pisuerga). Hay otras tantas de ambos fabricantes que actualmente se encuentran en proceso de obtención de la certificación, por lo que en los próximos meses ya dispondrán de la misma.

Para conceder este certificado obligatorio, la entidad emisora, en este caso AENOR, ha verificado que cada una de estas plantas cumple con los criterios sobre el control de producción establecidos por el Real Decreto 163/2019. A partir de este momento, la empresa debe pasar inspección al menos cada cuatro años, con una revisión intermedia (año 2), por parte de un organismo de control debidamente acreditado, el cual verificará los sistemas de control relativos al hormigón y sus componentes, las instalaciones y la documentación, así como la capacitación del personal técnico. Todas las plantas de hormigón del territorio nacional deberán obtener el certificado antes del 1 de abril de 2021.

Desde ANEFHOP se valora de forma positiva la iniciativa en la certificación por estas primeras plantas. En este sentido, el director general, Carlos Peraita, subraya “el compromiso de las empresas hormigoneras para la obtención de este certificado es resultado del esfuerzo por ofrecer un producto de calidad, durable y que responda a altos estándares de seguridad”. A lo que añade que “todo ello redunda en beneficio de los clientes, usuarios finales y el propio sector, puesto que nos acerca un pasó más a otros mercados más maduros y estables como los europeos”.

El hormigón es uno de los materiales de construcción más utilizados. La alta durabilidad del producto, su capacidad de resistencia al daño estructural, su fabricación local en el área de proximidad a la obra y sus posibilidades de reciclado, entre otras propiedades, “convierten al hormigón en un actor principal de la construcción, de ahí el que la importancia de que se cumpla el control de calidad del producto, y por ende de las infraestructuras, es vital, y es lo que hace que esta certificación sea tan importante”, apunta el director general.

ANEFHOP se reúne con los partidos políticos para solicitar medidas urgentes que aceleren la recuperación del sector

ANEFHOP ha mantenido durante los últimos meses diferentes reuniones virtuales y telefónicas con los principales partidos políticos, y con representantes del Gobierno, para comentar las medidas que desde la asociación se consideran urgentes para reactivar tanto el sector de la construcción, como el de suministradores de materiales de construcción, en el que se incluye el hormigón, dentro del contexto de la crisis producida por la Covid-19.

El director general de ANEFHOP, Carlos Peraita, y varios miembros de la asociación han mostrado a los grupos políticos su preocupación por la situación que atraviesa el sector como consecuencia de la parálisis provocada por la pandemia y que se está traduciendo en importantes caídas de la producción.

Desde la patronal del hormigón se han reclamado fuertes inversiones para reconstruir un sector que en España representa el 5,2% del PIB nacional. Especialmente, se han pedido inversiones de obra pública para impedir que la ralentización que venía sufriendo esta industria anteriormente a la Covid-19 no se perpetúe en el tiempo y se evite el cierre de fábricas y el despido de trabajadores. Entre las propuestas del colectivo, también se encuentra el aplazamiento del pago de impuestos y un apoyo a la financiación para que las empresas del sector tengan tesorería y puedan afrontar las dificultades del momento actual.

ANEFHOP ha compartido con los miembros de los grupos parlamentarios y de los partidos políticos el Manifiesto con las ocho medidas que estiman necesarias para la recuperación de la construcción y, por ende, la de la economía española.

Publicados los resultados del I Barómetro del Sector

La Asociación Nacional de Fabricantes de Hormigón Preparado (ANEFHOP) ha publicado los resultados del I Barómetro del Sector, con el que pretende recoger información sobre las empresas asociadas, así como sus expectativas y preocupaciones, definir la situación de la industria de cara al futuro posicionamiento de la asociación y, sobre todo, medir el impacto que está teniendo la crisis provocada por la Covid19 en el sector.

La encuesta, desarrollada entre los meses de enero y mayo, ha obtenido 110 respuestas completas, lo que representa el 40 por ciento de los asociados. Resalta la gran participación de las empresas de Andalucía.

Entre los datos que se presentan en el informe, destaca que la mitad de las empresas asociadas considera que la producción de hormigón durante el periodo que ha durado el estudio se encuentra en un 70-80 por ciento de lo previsto.

Puedes descargar el Barómetro del Sector completo pinchando en este link.

ANEFHOP programa webinars durante el confinamiento para formar a sus asociados

A lo largo de los meses de confinamiento, ANEFHOP ha programado diferentes webinars relacionados con su campo de actividad. Los miembros de la asociación han tenido la oportunidad de conocer algunas de las nuevas técnicas que marcarán el futuro del sector y algunas de las mejoras que ya se pueden incorporar en los procesos actuales.

Se han abordado temas relacionados con el hormigón y con las plantas o su gestión. El formato webinar nos ha permitido realizar estas sesiones de formación para los asociados de una forma sencilla, cómoda y accesible a todos. Algunos de los más destacados han sido:

  • Tecnología para la reutilización en hormigones de materiales hasta ahora inservibles o poco utilizados de MAPEI: Con la sostenibilidad y la economía circular por bandera, se informó sobre las nuevas técnicas para aprovechar, recuperar y reutilizar materiales hasta ahora inservibles o poco utilizados con el fin de reducir costes y residuos, principalmente por medio del uso de aditivos para mejorar su consistencia y durabilidad. Al final de la sesión también se explicó la tecnología de MAPEI para reaprovechar los sobrantes de las cubas, con la que se busca minimizar los residuos, reducir los costes y valorizar este hormigón de nuevo.
  • Patología en pavimentos de hormigón de MAPEI: La sesión versó sobre los problemas más comunes que nos encontramos en los pavimentos de hormigón, como son las fisuras, el curling, la retracción, los problemas con la planimetría y la nivelación y cuales son las técnicas más eficaces para evitarlos.
  • Durabilidad del hormigón de SIKA: Se analizaron las diferentes tecnologías que propone SIKA para mejorar la durabilidad del hormigón, empleo de reductores de agua de última generación, controladores de la retracción, uso de fibras, acciones correctivas, etc.
  • Industria 4.0 de Frumecar: Las nuevas tecnologías también se abren camino en el sector de la construcción. A través del estudio de las nuevas tecnologías, se analizó cómo la inteligencia artificial y la realidad aumentada pueden mejorar la conexión con las plantas, las hormigoneras, y entre los empleados, para actuar y trabajar de manera más rentable.
  • Seguros de Crédito de PERIS: Esta correduría lleva colaborando con Anefhop y sus miembros asociados durante años. Aunque es más conocido en el sector por los seguros de responsabilidad de producto, hace años que se especializaron en la cobertura de riesgos crediticios. Así, durante el webinar, se repasaron las circunstancias que rodean este tipo de seguros, lo que los hace interesantes, y la situación actual en la cual puede ser adecuado no tomar riesgos, asegurando los cobros de nuestros clientes.

Así valoran los fabricantes de hormigón la Declaración Ambiental de Producto (DAP)

Con un 80% de participación de los fabricantes de hormigón, el desarrollo de una Declaración Ambiental de Producto (DAP) sectorial del hormigón se ha convertido en uno de los grandes proyectos de ANEFHOP este año, y con el que pretende medir la huella ambiental que genera su producción. Una DAP muestra el perfil ambiental de un producto, es decir, el impacto que ha generado ese producto en el medio ambiente para fabricarlo. Este perfil se elabora a partir de datos cuantificados, verificables y obtenidos mediante un estudio de Análisis de Ciclo de Vida (ACV), un documento que describe el producto, su ciclo de vida y distintos parámetros ambientales predefinidos.

En el siguiente artículo, recogemos la valoración de dos de nuestros asociados: Carlos Badiola Ibarreche, AGGs R RMS Manager de Cementos Lemona, y José Rafael González, director de Operaciones de MAHORSA.

¿Qué implicaciones ha supuesto para su empresa sumarse a este proyecto?

Carlos Badiola Ibarreche. Realmente el trabajo que ha supuesto ha sido el de recopilar la información que ya se dispone en la compañía y presentarla en los formatos solicitados. Al final algo más de trabajo administrativo, pero sin grandes complicaciones.

José Rafael González. Para MAHORSA, sumarse al proyecto ha resultado bastante sencillo, ya que llevamos bastante tiempo trabajando en esta línea, apostando por la eficiencia y la sostenibilidad de todos nuestros procesos, tanto en el hormigón como en el resto de nuestras unidades de negocio. La recopilación de los datos ha sido rápida porque, en su mayoría, son parámetros básicos a los que les hacemos un seguimiento continuo. Además, el haber participado en grandes proyectos como la Ciudad BBVA, el Campus Iberdrola, Caleido, la Clínica Navarra, la Nueva Sede del Banco Popular o la Operación Canalejas, entre otros, donde algunos de estos aspectos eran fundamentales, y el habernos sumado desde un principio, de la mano de ANEFHOP, al proyecto Hormigón Expert, ha facilitado enormemente las cosas.

¿Por qué se han sumado a este proyecto?

C.B.I. Por un lado, porque creo que hay que luchar a nivel asociativo por nuestro hormigón y esta es una buena opción. Como miembro de ANEFHOP creo que hay que ser consecuente y luchar activamente por el sector. Por otro lado, porque creo que hoy por hoy, está más que nunca al orden del día el uso eficiente de los recursos que disponemos y debemos tener una herramienta para medir la huella ambiental de nuestro hormigón, ya que, en mi opinión, es uno de los puntos clave que van a ser considerados a corto plazo.

JR.G. La evaluación de los productos, desde la óptica del ciclo de la vida, es una exigencia creciente de nuestros clientes, tanto públicos como privados. En el ámbito privado, proyectos como los ya mencionados reconocen las DAP en sus esquemas de certificación LEED o BREEAM. Además, la reglamentación española y europea van en la misma línea. Si la EHE-08 ya incluía en su ANEJO 13 el Índice de Contribución de la Estructura a la Sostenibilidad, el futuro Código Estructural dará un paso más en su ANEJO 2. A nivel europeo el Reglamento 305/2011 de productos de Construcción refleja que “para la evaluación del uso sostenible de los recursos y el impacto medioambiental de las obras de construcción deben utilizarse, cuando estén disponibles, las declaraciones ambientales de productos”. Entendemos que la obtención de la DAP del hormigón es, por tanto, una necesidad y hacerlo de forma conjunta, bajo el proyecto plateado por ANEFHOP, supone simplificarlo todo enormemente, reduciendo el esfuerzo y el coste.

¿Cuál cree que es, en su opinión, el beneficio de disponer de una Declaración Ambiental de Producto sectorial del hormigón?

C.B.I. Desde mi punto de vista la DAP debe servir para que el producto que representamos pueda ser evaluado ambientalmente a la hora de ser prescrito como material de construcción frente a otros productos que aparentemente puedan parecer ambientalmente más adecuados como el acero o la madera.

JR.G. Obtener un documento normalizado que proporcione información cuantificada y verificable sobre el desempeño ambiental de nuestro hormigón, que sirva de base para la mejora continua en nuestros procesos internos en busca de una mayor eficiencia y que ayude a nuestros clientes a integrarlo como elemento idóneo para una edificación sostenible.

 

 

El consumo de cemento en España se desploma un 50% en abril, por debajo de las 600.000 toneladas

El consumo de cemento en España se ha desplomado en abril un 50%, lo que lo sitúa en 598.051 toneladas, 597.242 menos que en el mismo mes del año anterior, según los últimos datos publicados en la Estadística del Cemento. No existen precedentes en la serie histórica reciente de un dato mensual de consumo tan bajo.

Estos datos han acelerado la caída acumulada en lo que va de año, que se sitúa ya en una pérdida del 22%. En valores absolutos, el consumo en los cuatro primeros meses del año se sitúa en 3.731.505 toneladas, más de un millón de toneladas menos que en el mismo período de 2019. Se confirman así los peores augurios de caída realizados por el departamento de estudios de Oficemen, que ya avanzó un descenso similar para la segunda quincena del pasado mes de marzo, a pesar de que en esas fechas aún se mantenía la actividad constructora.

“El dato más bajo de consumo mensual de cemento en la serie histórica –excluyendo los años de la reciente crisis- fue el de marzo de 1964 y entonces la cifra fue de 780.000 toneladas, 182.000 toneladas más que el dato de este mes”, explica el presidente de Oficemen, Víctor García Brosa, que añade que “la caída del 50% está asociada a la paralización completa del sector construcción, decretada por el Gobierno desde el 30 de marzo hasta el 9 de abril, para impedir la extensión de la pandemia. Esto nos lleva a pensar que, en el resto de los días hábiles del mes de abril, la caída del consumo se sitúa en el entorno del 30%. Si no se reactiva la economía de forma inmediata, podemos encontrarnos ante una situación en el consumo de cemento en nuestro país, peor que el peor año de la crisis anterior”, concluye el presidente de Oficemen.

Por lo que respecta a los datos del año móvil (mayo 2019 – abril 2020), la caída se acelera hasta un 4,6%, con una pérdida de más de 600.000 toneladas, lo que sitúa el computo acumulado de los últimos doce meses por debajo de los 14 millones de toneladas.

“Se deben impulsar ya planes de inversión que permitan la reactivación inmediata de nuestra economía, o será tarde. En este sentido, la construcción y su cadena de valor asociada deberían ser la principal palanca de la reactivación económica, dado el efecto multiplicador para otros sectores económicos, su capacidad para generar empleo y el poder transformador para la sociedad de la inversión en infraestructuras. Es la hora de activar las construcciones ligadas a la agenda 2030, y al Pacto Verde europeo, así como el relanzamiento de la demanda en el sector residencial en cuanto a obra nueva (por ejemplo, mediante un plan público de vivienda social para alquileres a largo plazo) e impulsar la rehabilitación de edificios con criterios de eficiencia energética. Viviendas e infraestructuras no como un fin en sí mismas, sino con el doble objetivo de ser palanca principal de la recuperación y a la vez cumplir con los objetivos de desarrollo sostenible”, añade García Brosa.

Descensos en la exportación

Tras el respiro del pasado mes, las exportaciones, con un mercado internacional muy afectado por la paralización económica derivada del confinamiento por la pandemia a escala global, vuelven a los números rojos vividos durante los 33 meses anteriores, con una fortísima caída del 63,6%, que supone una pérdida de 416.000 toneladas en abril.

En el acumulado del año la caída se sitúa en el 25,5%, con casi 600.000 toneladas menos. Los datos del año móvil no son más halagüeños y continúan cayendo un 28%, con una pérdida de más de dos millones de toneladas en los últimos doce meses.