La producción de hormigón vuelve a caer un 13,9% en el segundo trimestre del año por el impacto de la COVID-19

La producción de hormigón preparado cayó en 870.000 metros cuadrados en el segundo trimestre del año, lo que representa un descenso del 13,9% con respecto al mismo periodo del año anterior y un 14,6% en el acumulado del primer semestre de este 2020. Se trata del segundo trimestre con impacto de la Covid-19, donde tras iniciarse el Estado de Alarma el 15 de marzo se produjo una paralización de los suministros de hormigón hasta el 14 de abril. A ello hay que sumar que cuando se retomó la actividad se hizo coincidiendo con la Semana Santa, época de menor suministro. En estas condiciones, nos encontramos con que los efectos en ambos trimestres han reducido las producciones respecto al año anterior como se puede ver en el siguiente gráfico:

 

Si el segundo trimestre se ha visto menos afectado que el primero, según los datos, es por dos motivos principalmente:

  • El primer trimestre de 2019 fue muy alto en producciones a pesar de que habitualmente los primeros trimestres suelen tardar en arrancar, por lo que el descenso puede ser más pronunciado en la comparativa del primer trimestre que en el segundo. En 2019 el segundo trimestre estuvo por debajo del primero, lo que no es normal. Habría que remontarse al año 2012 para apreciar otra situación similar.
  • El arranque de las obras tras la paralización, y con más medios de protección, ha sido rápido en la mayoría de las zonas, con un nivel de actividad mayor al que se registraba durante el mes de marzo, lo que habría compensado parcialmente el efecto de esa paralización de los primeros 14 días.
  • Desde Oficemen, los datos de consumo de cemento publicados en el primer trimestre muestran una bajada del 16,5%, lo que supone casi un 2% por encima del dato de ANEFHOP. Hay que recordar, sin embargo, que en el primer trimestre de 2020 la caída aportada por Oficemen estaba en el 13% frente al 15,3% de ANEFHOP, pero el orden de magnitud de las cifras está en el mismo nivel. Desde nuestra asociación, entendemos que este descenso en el consumo de cemento acumulado a agosto del 13,4% (que mejora la caída del 16,5% del segundo trimestre) podría ser extrapolable al sector del hormigón y se podría esperar un dato mejor en el tercer trimestre.

Evolución diferente por regiones

Hay que resaltar que la bajada de la producción no ha sido tan acusada como en un principio reflejaban los datos del Barómetro de ANEFHOP, aunque no deja de ser muy importante. También es cierto que la evolución ha sido totalmente distinta dependiendo de las regiones. Aún así, con estas cifras y la evolución del consumo de cemento, podemos pensar que la cifra de producción final del año no llegará al 20% de bajada que se preveía inicialmente, y es probable que se sitúe más cerca del 15%.

Asimismo, es relevante subrayar que la licitación quedó paralizada, y en los meses de marzo y abril bajó drásticamente. El repunte de los meses siguientes no ha llegado a compensar la bajada que hubiera permitido alcanzar la licitación del año anterior (que ya era baja), resultando en estos momentos, en términos acumulados, una cifra inferior en un 36% a la cifra de 2019.

 

 

Por regiones, se mantienen las mayores caídas en porcentaje precisamente en las comunidades con más peso en el total nacional. Así, Madrid es la que más cae, con un 25,1%, seguido de Cataluña con un 18,8% y, muy de cerca, Andalucía, con un 17,4%. Solo hay tres regiones que consiguen crecer respecto al mismo periodo del año anterior, mientras que otras siete logran no superar el 10% de descenso, como muestra este gráfico:

 

¿Qué podemos esperar para el resto de 2020?

En función del consumo de cemento, la previsión para el tercer trimestre muestra una reducción en la caída de los dos trimestres anteriores. A esto habrá ayudado el buen comportamiento del mercado en los meses de julio y agosto. A pesar de todo, queda por delante un cuarto trimestre en el que se notará la falta de contratación de los meses anteriores, así como la casi inexistente licitación pública que venimos arrastrando. El sentimiento empresarial del último Barómetro de ANEFHOP reflejaba bastante pesimismo respecto al comportamiento de final de año, e incluso más de cara al 2021. En los próximos días lanzaremos este estudio de nuevo para tratar de evaluar si se ha producido algún tipo de variación en estas expectativas.

En esta semana, se ha anunciado el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia de la Economía Española, el cual contará con 72.700 millones de euros a fondo perdido, casi 10 veces lo que España recibió como Fondos de Cohesión entre 2014 y 2020. Además, contará con 67.300 millones a través de préstamos, lo que suma una aportación del Fondo de Recuperación de 140.000 millones de euros. Aunque llevará un tiempo materializarlo, esas cantidades tienen que repercutir de forma positiva en el sector, abriendo una ventana al optimismo sobre la situación actual.

 

La Audiencia Provincial de Madrid condena a la mercantil COBRA INSTALACIONES Y SERVICIOS por incluir en sus contratos de suministro de hormigón plazos de pago que vulneran la Ley de Lucha contra la Morosidad

La Asociación Nacional de Fabricantes de Hormigón (ANEFHOP) informa de que, tras 8 años de contienda judicial, finalmente la Audiencia Provincial de Madrid ha dictado una Sentencia, que ha devenido firme, por la que condena a la mercantil COBRA INSTALACIONES Y SERVICIOS, S.A. a retirar de sus contratos presentes y futuros todas aquellas condiciones de pago que vulneren la legislación de lucha contra la morosidad.

Concretamente, condena a eliminar de sus contratos o pedidos de suministro de hormigón todas aquellas condiciones relativas al plazo de pago que supongan:

  • Establecer plazos de pago que superen los 60 días naturales, debido a que ese es el plazo máximo legal.
  • Establecer que el plazo de pago empieza a correr desde la fecha de la factura y no desde la entrega del producto, tal y como marca la ley.
  • Establecer que los plazos de vencimiento y, por tanto, de pago de las facturas, se limiten a unos días determinados de cada mes, puesto que eso es de facto un alargamiento añadido del plazo, proscrito expresamente por la ley, que establece que los plazos se contarán por días naturales.
  • Y, finalmente también, aquellas condiciones que establecen que los plazos de pago cuyo vencimiento se produzca durante el mes de agosto sea trasladado automáticamente al mes de septiembre (en caso de que ello suponga ampliar el plazo de pago por encima de los 60 días, por el mismo motivo anterior).

Esta nueva resolución judicial, que se viene a sumar a las ya existentes del propio Tribunal Supremo, coincide prácticamente en el tiempo con la entrada en el Congreso de los Diputados de una Proposición de Ley para dotar de un régimen sancionador a la Ley de Lucha contra la Morosidad, con el fin de perseguir y multar este tipo de prácticas indeseadas.

Esperamos, por tanto, desde ANEFHOP que todas estas medidas sirvan para desterrar de nuestra economía en general y del sector de la construcción en particular el excesivo diferimiento de los pagos, que genera una dinámica claramente inflacionaria y que aboca a los suministradores de productos de construcción a tener que asumir graves riesgos -incrementados todavía más si cabe en estos momentos de crisis- de impago a causa de insolvencias sobrevenidas o concursos de acreedores.

ANEFHOP celebra su Asamblea anual con el objetivo prioritario de que las plantas de hormigón se certifiquen en los próximos seis meses

La Asociación Nacional Española de Fabricantes de Hormigón Preparado (ANEFHOP) celebró el 24 de septiembre en formato digital su Asamblea anual, en la que se aprobaron las cuentas de 2019 y los presupuestos para 2020. La asamblea, que se debía haber celebrado en mayo, se pospuso por la crisis de la COVID-19. Durante la misma se dio el visto bueno al informe de actividad correspondiente al año pasado, que recoge los proyectos e iniciativas impulsadas por la organización en ese ejercicio, entre las que destacan el desarrollo de la Declaración Ambiental de Producto (DAP), cuyo objetivo es medir la huella ambiental que genera la producción de hormigón, o el continuo impulso del sello Hormigón Expert.

Uno de los puntos más importantes que se trató durante el encuentro, al que asistieron el 62% de los asociados, fue la implantación de la Instrucción Técnica de Control de Producción (Real Decreto 163/2019), por el que se obliga a las plantas de hormigón a obtener la certificación necesaria que les permita continuar con sus actividades en España a partir del 1 de abril de 2021. Una certificación que, por el momento, sólo han conseguido 28 centrales de producción y otras 100 están en proceso, de las 1.500 que están llamadas a obtenerla.

El presidente de ANEFHOP, Albert Gómez, subrayó la importancia de cumplir esta exigencia y urgió a las plantas de hormigón a emprender el proceso para ser auditadas por el correspondiente organismo de control acreditado por la Entidad Nacional de Acreditación (ENAC) y conseguir la certificación, ya que quedan tan solo seis meses para que finalice el plazo y aún son muy pocas las centrales que están certificadas.

“La certificación es un paso hacia la eliminación de la competencia desleal mediante la profesionalización total del sector y la búsqueda de la excelencia, dos objetivos por los que viene luchando nuestra asociación desde hace años”, afirmó el presidente de ANEFHOP, quien agregó que es, además, “el mejor instrumento para combatir la competencia desleal y la palanca para hacer realidad la transformación que viene reclamando nuestra industria”.

La directiva de ANEFHOP, que viene trabajando junto a los empresarios de forma incansable durante el último año para que las plantas de hormigón logren la certificación cuanto antes, ha puesto esta tarea en el centro de sus prioridades para los próximos meses, intensificando aún más la presión que se viene ejerciendo sobre las empresas para que den el paso y se certifiquen. Durante la asamblea, también se ha resaltado el papel crucial que deben cumplir las Administraciones regionales en la consecución de este objetivo.

ANEFHOP urge a las plantas de hormigón a obtener la certificación que les permitirá seguir vendiendo hormigón en España a partir del 1 de abril de 2021

ANEFHOP urge a las plantas de producción de hormigón a emprender el proceso para obtener cuanto antes la certificación obligatoria que les habilitará para continuar con sus actividades en España a partir del 1 de abril de 2021, como así se contempla en la Instrucción Técnica de Control de Producción (Real Decreto 163/2019) que entró en vigor el 1 de julio de 2019. Hasta este momento, solo 21 centrales de producción de las 1.500 que están obligadas a obtener el certificado han sido auditadas por un organismo de control acreditado por la Entidad Nacional de Acreditación (ENAC) y han conseguido la certificación.

Esta exigencia recogida en la citada Instrucción es un paso hacia la profesionalización del sector y la búsqueda de excelencia del sector, pero también es la mejor vía para “combatir la competencia desleal”, según subraya el director general de ANEFHOP, Carlos Peraita, quien añade, además, que la Instrucción Técnica es una herramienta excepcional para materializar el “cambio de rumbo y la transformación” que se venía reclamando por parte de los fabricantes desde hace muchos años.

La obligación para las plantas de pasar por una auditoría externa a través de un organismo de control acreditado por ENAC, que es el que otorga la certificación correspondiente, es el modo más efectivo para luchar contra las malas prácticas de algunos operadores del sector, que han venido incumpliendo las exigencias técnicas de la norma EHE-08 en la producción de hormigón sistemáticamente. Asimismo, “ninguna empresa constructora podrá contratar el hormigón a una planta sin certificado a partir de la primavera del próximo año”, resalta Peraita.

ANEFHOP viene trabajando en el último año para que las plantas de hormigón llamadas a cumplir este Real Decreto logren la certificación cuanto antes, ya que queda poco más de medio año para que se consuma el plazo límite marcado. Pero, además, la asociación es consciente de que para conseguir este objetivo se han de dar una serie de condiciones imprescindibles. En primer lugar, es preciso que las Direcciones Generales de Industria de las diferentes Comunidades Autónomas conozcan a fondo el RD y exijan a las empresas de su región que dispongan del certificado.

En segundo lugar, es muy importante que los organismos de control acreditados por ENAC y que se encargan de la auditoría externa de la planta realicen su trabajo “de la forma más homogénea posible”, garantizando que todos los certificados recogen las mismas exigencias. “ANEFHOP velará porque esos requerimientos legales sean los mismos para todos los afectados por esta instrucción, con independencia del organismo de control que expida el certificado”.

Como tercera condición, está el asegurar el cumplimiento de otros aspectos regulados también en el RD como son la posesión de un software de producción cerrado e inviolable, el control del volumen suministrado, y el control de los objetivos de calidad, entre otros. Es indudable, a juicio de la asociación, que solo así se pondrá fin a las “malas prácticas” realizadas por los competidores desleales.

Finalmente, y aunque hasta el 1 de abril del próximo año, solo sea con carácter informativo, las constructoras estarán obligadas a partir de esa fecha a solicitar el certificado antes de adquirir el hormigón para iniciar el suministro a una obra. Desde ANEFHOP se denunciará firmemente también a aquellas empresas que, pasada la citada fecha, compren hormigón en centrales sin certificado.

Imagen: Construction Review Online

Publicados los resultados del II Barómetro del Sector

La Asociación Nacional de Fabricantes de Hormigón Preparado (ANEFHOP) ha publicado los resultados del II Barómetro del Sector, con el que pretende recoger información sobre las empresas asociadas, así como sus expectativas y preocupaciones, definir la situación de la industria de cara al futuro posicionamiento de la asociación y, sobre todo, medir el impacto que está teniendo la crisis provocada por la COVID-19 en el sector.

La encuesta, desarrollada entre los meses de enero y junio, ha obtenido 74 respuestas completas, lo que representa el 26 por ciento de los asociados.

Entre los datos que se presentan en el informe, destaca que la mayoría de las empresas asociadas sitúan que la producción de hormigón durante el periodo que ha durado el estudio es entre el 80 y 90 %, siendo la media total de respuestas del 81%.

Puedes descargar el II Barómetro del Sector completo haciendo click aquí.

La Asamblea Anual Ordinaria del año 2020 se celebrará de manera telemática

Con motivo del aumento de contagios por COVID-19, la Junta Directiva y la Conferencia de Presidentes de ANEFHOP  han determinado que este año la Asamblea Anual Ordinaria, que tendrá lugar el próximo 23 de septiembre, se desarrolle en formato virtual.

La razón de adoptar esta decisión es que durante los próximos meses se volverán a restringir este tipo de eventos como consecuencia de la pandemia. Desde la Asociación, entendemos que lo más importante es proteger a todos los asistentes ante un posible contagio.

En las próximas semanas, ANEFHOP irá enviando la documentación y las instrucciones que se deberán seguir para la celebración de este encuentro de manera telemática. Asimismo, tanto la Junta Directiva como el Comité de Presidentes mostraron su deseo de que la Asamblea Anual Ordinaria prevista para mayo de 2021 siga conservando el formato presencial de los últimos años.

La producción de hormigón preparado cayó un 15,5% en el primer trimestre de 2020 con respecto al mismo periodo de 2019

La producción de hormigón preparado cayó en 990.000 metros cúbicos en el primer trimestre de 2020, lo que representa una bajada del 15,5% con respecto al mismo periodo del año pasado. Se trata del primer trimestre con impacto de la Covid-19, especialmente durante el mes de marzo, cuando se decretó el Estado de Alarma. Del 14 al 31 de marzo, la producción de hormigón se vio afectada fuertemente por la situación de incertidumbre, desinformación y carencia de medios de protección que impidieron el desarrollo normal de la actividad, pese a los esfuerzos realizados por la industria para que ésta no parara. Esta caída ha sido aún mayor que la registrada en el consumo de cemento, que alcanzó el 13% durante el primer trimestre y que en marzo fue del 28,3%, según datos aportados por Oficemen.

Hay que destacar que ya se venía produciendo una ralentización en el crecimiento de la producción de hormigón en los últimos cuatro trimestres, que se ha agravado, como ya se preveía, por el impacto de la pandemia. Además, si se compara con el primer trimestre de 2019, la diferencia es aún mayor, pues fue un trimestre excepcionalmente alto en producción, en concreto, el más elevado desde 2011.

 

Con un segundo trimestre probablemente más negativo, debido a la paralización de la actividad en abril, la evolución anual en la producción de hormigón sufrirá una bajada de alrededor del 20%, situando la producción anual en unos 20 millones de metros cúbicos. Una caída que podría ser aún más grave, si atendemos a los resultados recogidos en el primer barómetro realizado por Anefhop, quedando las producciones en 17 millones de metros cúbicos, a la altura de los años más bajos de producción de la serie de los últimos 20 años.

 

La licitación quedó igualmente paralizada y en los meses de marzo y abril bajó drásticamente. Es cierto que en el mes de mayo se ha producido un repunte, pero viendo la serie mensual se aprecia como no compensa la bajada anterior. Si comparamos los periodos de enero a mayo de 2019 y 2020, en este último año la licitación es un 59% de la licitación de 2019.

 

A nivel regional, se ha de subrayar que las mayores caídas de producción de hormigón en porcentaje se encuentran precisamente en las regiones con más peso en el total nacional. Así, Andalucía es la zona que más cae (27%), seguida de Cataluña (21%) y Madrid (23%). Hay siete áreas que no acusan el efecto del Estado de Alarma y consiguen crecer respecto al año anterior, mientras el resto de las zonas presentan descensos abruptos entre el 10% y 15%.

¿Qué se puede esperar para el resto de 2020?

En estos momentos, la situación apunta a que habrá mercados que, por su nivel de obra, conseguirán recuperar parte de lo perdido. Para ello, se necesita que agosto, tradicionalmente un mes de baja producción, sea atípicamente alto para que se pueda recuperar parte de lo perdido en el mes de abril.

Por otro lado, en el barómetro ya se marcaba de forma clara que las nuevas contrataciones habían bajado hasta niveles próximos a cero. Eso quiere decir que, o bien se anima la contratación en los meses de junio a septiembre, o se confirmará un fuerte parón en el último trimestre del año. Sobre esto no hay consenso aún y hay algunos empresarios que piensan que hay tiempo para remontar las cifras actuales, mientras que otros ya piensan en las labores a realizar durante el descenso de las producciones.

Vivimos un momento con trabajo en la mayoría de las zonas, pero hay gran incertidumbre sobre el final de año, que se tendrá que ir despejando con el paso de los días. Si llegasen los fondos europeos y el año turístico se pudiera salvar mejor de lo esperado, mejoraría la expectativa de los inversores privados y la situación sería notablemente más favorable.

CEPCO publica su Informe de Coyuntura Económica de junio

La Confederación Española de Asociaciones de Fabricantes de Productos de Construcción (CEPCO) ha publicado su último Informe de Coyuntura Económica correspondiente al mes de junio. Entre las principales conclusiones que se pueden extraer del citado estudio, podemos destacar:

  • El paro en el sector frena su caída en mayo, en concreto, un -0,54% respecto al mes anterior. Sin embargo, en términos interanuales el crecimiento es de un 28,27%.
  • Las exportaciones de materiales de construcción en España disminuyen durante los cuatro primeros meses del año un 12,61% respecto al mismo periodo del año 2019.
  • El consumo nacional de áridos para la construcción crece un 6,6% en 2019, hasta los 136,5 millones de toneladas, pero con una importante desaceleración al final del año.
  • El consumo de cemento cae un 18% en mayo y acumula una caída anual del 21%.
  • En 2019, la industria de cerámica estructural ha experimentado un crecimiento del 5,46% en producción y el 7,46% en facturación.
  • Las ventas de las lanas minerales aislantes experimentaron un incremento del 4,2% en 2019.

Puedes acceder al informe completo en este link

ANEFHOP visita a la directora general de Industria del Principado de Asturias

El día 30 de junio, ANEFHOP visitó a la directora general de Industria del Principado de Asturias, Dª Rosana Prada Otero, para buscar vías de colaboración entre los empresarios asturianos y la citada dirección general.

Para ambas partes, el asunto más preocupante era la implantación del RD 163/2019, por el que se aprueba la Instrucción Técnica para la realización del control de producción de los hormigones fabricados en central. La directora era conocedora del Real Decreto y su impacto en el sector y en la región, por lo que la reunión hizo que se abriera una vía de trabajo de aquí al 31 de marzo de 2021, fecha de entrada en vigor del certificado de cumplimiento.

Por parte de ANEFHOP, acudieron a la reunión el presidente del Comité de Asturias, D. Luis Fernández; el vicepresidente, D. Pablo López Fanjul; el delegado de ANEFHOP en Asturias, D. Benjamín Martínez; así como el director general de ANEFHOP, D. Carlos Peraita.

14 plantas de hormigón han obtenido ya la Certificación obligatoria del RD163/2019

Se trata, por un lado, de 11 plantas pertenecientes a LafargeHolcim y por otro de 3 plantas de General de Hormigones, (Tremañes-Gijón, Zaratán y Santovenia de Pisuerga). Hay otras tantas de ambos fabricantes que actualmente se encuentran en proceso de obtención de la certificación, por lo que en los próximos meses ya dispondrán de la misma.

Para conceder este certificado obligatorio, la entidad emisora, en este caso AENOR, ha verificado que cada una de estas plantas cumple con los criterios sobre el control de producción establecidos por el Real Decreto 163/2019. A partir de este momento, la empresa debe pasar inspección al menos cada cuatro años, con una revisión intermedia (año 2), por parte de un organismo de control debidamente acreditado, el cual verificará los sistemas de control relativos al hormigón y sus componentes, las instalaciones y la documentación, así como la capacitación del personal técnico. Todas las plantas de hormigón del territorio nacional deberán obtener el certificado antes del 1 de abril de 2021.

Desde ANEFHOP se valora de forma positiva la iniciativa en la certificación por estas primeras plantas. En este sentido, el director general, Carlos Peraita, subraya “el compromiso de las empresas hormigoneras para la obtención de este certificado es resultado del esfuerzo por ofrecer un producto de calidad, durable y que responda a altos estándares de seguridad”. A lo que añade que “todo ello redunda en beneficio de los clientes, usuarios finales y el propio sector, puesto que nos acerca un pasó más a otros mercados más maduros y estables como los europeos”.

El hormigón es uno de los materiales de construcción más utilizados. La alta durabilidad del producto, su capacidad de resistencia al daño estructural, su fabricación local en el área de proximidad a la obra y sus posibilidades de reciclado, entre otras propiedades, “convierten al hormigón en un actor principal de la construcción, de ahí el que la importancia de que se cumpla el control de calidad del producto, y por ende de las infraestructuras, es vital, y es lo que hace que esta certificación sea tan importante”, apunta el director general.