Entrevista a María José Martínez, vocal de la Junta Directiva

Durante los años de pertenencia de su empresa a ANEFHOP, María José Martín ha mostrado un compromiso incuestionable con el sector y con la propia. Y lo ha hecho trabajando en el Comité de gestión de Extremadura y formando parte del Comité técnico de la región. Ahora, adquiere un compromiso mayor y pasa a formar de la Junta Directiva Nacional como vocal de la misma.

 

¿Qué significa para ti acceder al cargo después de tan dilatada trayectoria en la asociación y en un sector con tanta presencia masculina?

Lo primero que me nace es la palabra agradecimiento, a todos los que de una manera u otra han contribuido a que yo pueda desempeñar esta labor en la junta Directiva, especialmente a nuestro delegado Fernando Gómez Pajuelo, que tanto hace por las empresas asociadas en nuestra Delegación.

También, como no, elogiar a mi padre, Juan Martín, que diseñó un modelo de negocio que pudiera aglutinar a todos sus hijos, y aplaudir el hecho de que tomara decisiones tan acertadas como pertenecer y permanecer en Anefhop.  Gracias a su apoyo y al de mis hermanos también, me encuentro hoy aquí.

Y por otro, orgullo y satisfacción porque se valora la aportación que podamos hacer empresas pequeñas como la nuestra, pero altamente comprometidas con profesionalizar el sector. La misma satisfacción que me produce como mujer, el poder acceder a cargos que tradicionalmente han sido ocupados por hombres, aunque, a decir verdad, en mi trayectoria en la asociación me he sentido siempre muy arropada a pesar de tan marcada presencia masculina.

 

Antes de acceder a la Junta Directiva, has formado parte del Comité Técnico de Extremadura y del Comité de gestión de la región. ¿Qué desafíos identificas en el panorama actual de la industria del hormigón y cuáles serán tus prioridades para abordarlos desde tu posición en la Junta?

Realmente sigo formando parte tanto de uno como de otro a nivel regional, ya que me gusta trabajar, aportar y aprender al mismo tiempo. Creo que es una labor de crecimiento, porque supone rodearme de gente preparada y con experiencia en la industria del hormigón. Creo que el estar cerca del sentir de las empresas de mi zona me dará el conocimiento para trasladar a las decisiones que haya que tomar en la Junta.

El hormigón es esencial en nuestras vidas, pero uno de los grandes desafíos y quizás el más importante para la industria del hormigón es hacerlo más sostenible y en eso se está trabajando de lleno en la Asociación. Otro punto importante a tener en cuenta es la de falta de personal, uno de los temas recurrentes en cualquier conversación que reúna a profesionales del sector. Un tercero, y que personalmente me preocupa tremendamente, es la morosidad que lleva aparejado la venta de hormigón en la construcción.

Son numerosos los desafíos, pero en particular en lo que respecta a este último punto, tengo especial interés en que se tomen las medidas que estén a nuestro alcance para que se reduzcan los plazos de pago que vienen aparejados a la venta de nuestro producto.

 

Uno de los factores que más preocupa al sector es la falta de personal cualificado, derivado principalmente de la falta de relevo generacional y de la poca motivación y atractivo que despierta la construcción en las generaciones más jóvenes. En base a tu experiencia profesional, ¿qué destacarías de esta industria para despertar el interés del nuevo talento?

Esta es una cuestión difícil de contestar, sobre todo para mí, que me he desarrollado en este sector casi por casualidad, ya que como he dicho en alguna otra ocasión me formé para tareas muy diferentes a las que realizo.

Ahora bien, lo que creo que puede atraer es lo dinámico de esta industria, que el hormigón es el producto más consumido en el mundo después del agua y el material de construcción más duradero y más seguro que existe. Eso hace que sea una industria que permanece en el tiempo y que está ávida de personal, entre otros motivos por el relevo generacional como bien sabemos.

A mi parecer, la futura digitalización de nuestra industria pueda quizás influir en la captación de talento joven, aunque, a decir verdad, no soy muy optimista respecto al asunto. Las generaciones de hoy en día no parecen tener muy interiorizado la cultura del esfuerzo.

 

Con ánimo de romper la brecha de género existente y favorecer el acceso de las mujeres a posiciones y roles de liderazgo en el sector, ¿qué consejos darías a tus colegas de profesión para conseguirlo? ¿Qué oportunidades ves para una mayor integración de la mujer?

Es evidente que el mundo del hormigón y de la construcción en general es un mundo de hombres. Pero eso no quiere decir que la mujer no sea igual de respetada y valorada en el sector. Personalmente, me siento apoyada por todo el género masculino en la Asociación, y mi experiencia es que si se saben hacer las cosas no tiene por qué haber obstáculo en la gestión de una empresa de hormigón, o por ende en una obra, solo por el mero hecho de ser mujer.

Por tanto, para mí lo más importante para la integración de la mujer es la motivación y no tener prejuicios porque sea un mundo altamente masculino. La formación técnica abre, a mi entender, un abanico de posibilidades que puede aprovechar la mujer para desarrollarse profesionalmente en un sector con tantas oportunidades como el nuestro. Cada vez se da más el deseo de impulsar el compromiso de empresas y entidades del sector para desarrollar políticas de diversidad de género, incluyendo la promoción de las mujeres a puestos directivos.

 

Como representante de una empresa familiar con una larga historia en el sector, ¿cómo crees que la tradición y la innovación pueden coexistir para impulsar el crecimiento sostenible de la industria?

Las empresas familiares, como la nuestra, tienen una característica única que las distingue de las corporaciones convencionales y es su fuerte conexión con la tradición y los valores que han sido transmitidos de una a otra generación. Pero el mercado es un entorno en constante evolución, con nuevas tendencias, productos y competidores emergentes. Para esto debemos estar muy atentos a estos cambios y ajustar las estrategias y enfoques para mantenernos competitivos. Adoptar las nuevas tecnologías y fomentar la formación y el aprendizaje continuo; por tanto, yo diría que la sostenibilidad viene unido al concepto de innovación y adaptación.

 

En unas pocas semanas celebraremos nuestro primer Congreso Nacional del Hormigón en el que contamos con tu asistencia y colaboración. ¿Qué esperas de este primer evento? ¿Qué le dirías al resto de profesionales que todavía no se han animado a participar?

Para todos los que nos relacionamos de una u otra forma con el mundo del hormigón, este Congreso es muy bienvenido y hay muchas ilusiones puestas en él. Supone un gran esfuerzo para todos y hay que valorar enormemente a todos los que de manera más directa han organizado tal evento.

Yo animaría a todos los profesionales de este campo, especialmente a nuestros colegas fabricantes porque van a tener la oportunidad de tener una amplia visión de todos los aspectos de la profesión, siendo una perfecta ocasión de obtener conocimiento de primera mano que les permita afrontar los grandes cambios que se avecinan para el sector.

Sostenibilidad, normativa, digitalización, seguridad, tecnología y otros muchos aspectos que serán trascendentales para todos los que nos relacionamos o vivimos de este apasionante mundo del hormigón.

 

 

Entrevista con Alex Vila, director general de Beton Catalan

La entrevista con Àlex Vila, director general de Beton Catalan -empresa asociada de ANEFHOP-, vocal de la Junta Directiva y representante nacional en ERMCO, ofrece una visión detallada y perspicaz sobre la evolución, las iniciativas innovadoras, los desafíos actuales y el futuro del sector del hormigón preparado en España y Europa.

Con más de 20 años de experiencia en la industria, Vila ofrece una mirada profunda sobre los aspectos que han experimentado una transformación significativa, destacando la calidad, la seguridad, la innovación y la sostenibilidad como pilares fundamentales.

 

  • Àlex, con tu perspectiva de más de 20 años en el sector del hormigón preparado en España, ¿cuáles consideras que han sido los aspectos que más han evolucionado en este tiempo?

En los últimos años, se han dado avances muy positivos en cuanto a dos temas de gran importancia: calidad y seguridad en nuestras operaciones.

En cuanto a la calidad, con la entrada en vigor del Real Decreto 163/2019, el sector ha normalizado su control de producción, garantizando el suministro al mercado de hormigón conforme a la norma vigente. Aquí, los comités regionales de ANEFHOP han jugado un papel crítico, no solo dando soporte a los asociados, sino también implicando a las administraciones en el control del cumplimiento.

Respecto a la prevención en seguridad, si bien es cierto que veníamos de unos niveles muy bajos, se han hecho unos esfuerzos impresionantes en la última década. Beton Catalan y las empresas del sector hemos hecho grandes inversiones en materia de prevención, incluso en los años de la crisis. Sin embargo, ha sido el cambio cultural y de formas de hacer de todos los trabajadores por llegar todos sanos a casa al final del día, lo que más me gratifica.

Además, el sector está dando grandes pasos hacia la innovación y sostenibilidad. No solo somos las propias empresas que queremos utilizar las nuevas tecnologías para ser más eficientes en nuestras operaciones, e incluso mejorar la vida de las personas que forman la empresa, sino que son los propios clientes los que nos están solicitando innovación en nuestros productos, servicios y en la manera en la que interactuamos.

Por último, la sostenibilidad, que va a ser uno de los cambios más sustanciales que vamos a ver en los próximos años. Veremos como impacta desde a las propias materias primas hasta la forma en la que diseñamos y construimos, con el único objetivo de reducir las emisiones de CO₂ y huella medioambiental en nuestra sociedad.

 

  • Como director general comprometido con la innovación, ¿puedes compartir algunas iniciativas innovadoras que Beton Catalan haya implementado con éxito para abordar la sostenibilidad?

Beton Catalan se ha marcado unos objetivos de reducción de CO₂ para el año 2030 por encima del 30% respecto a las emisiones del 2021.

Para ello, hemos tomado desde iniciativas tan simples como optimizar trayectos de transporte, hasta otras más complejas como la sustitución de maquinaria pesada (toros, palas cargadoras o cubas de hormigón) por nuevas máquinas con propulsiones eléctricas. También, estamos instalando en nuestras plantas paneles solares para reducir la dependencia de la red que, aunque menor que otros países europeos, depende de un 30% de energías fósiles.

Además, hemos lanzado una nueva línea de hormigones más sostenibles. Esto ha sido posible gracias a la utilización de nuevos productos que nos permiten trabajar con menores cantidades de cemento, o cementos con menor clinker, y que reducen sustancialmente la cantidad de CO₂.

Finalmente, Beton Catalan pertenece a la multinacional CRH. Desde la división que se ha creado de CRH Ventures, que precisamente está en Madrid, se están haciendo grandes inversiones en IA, soluciones en agua, carreteras sostenibles y reciclaje de CO₂, que pronto veremos sus resultados.

Es en las multinacionales, donde tenemos más recursos, y desde donde tenemos que liderar el cambio a través de la innovación hacia soluciones más sostenibles y equiparar así nuestros esfuerzos a los de otras industrias, como la automoción o textil.

 

  • Con el pensamiento puesto en el futuro y bajo la perspectiva que te da la visión europea, ¿cuáles identificas como los mayores desafíos para el hormigón preparado en la actualidad?

Europa, a diferencia de otros grandes mercados como EE.UU. o China, ha tomado una estrategia muy valiente y arriesgada, marcándose grandes objetivos de reducción de CO₂. En el hormigón, principalmente, tendrá un gran impacto la industria del cemento, que representa más del 85% del CO₂ que generamos por cada metro cúbico fabricado. En los próximos años, las empresas cementeras van a realizar grandes inversiones para ofrecernos cementos con menor impacto de CO₂ y directamente nos afectará en los hormigones que vamos a ofrecer en el mercado.

Estos nuevos cementos, con composiciones diferentes a las que llevamos trabajando años, van a obligar a la industria del hormigón no solo a mejorar sus procesos productivos, sino que a llevar un control todavía más exhaustivo del proceso para poder garantizar un hormigón con las mismas características que estamos ofreciendo hoy en día.

Cambios que ya están empezando a ser una realidad y de los que se derivan grandes oportunidades de innovación. Un ejemplo es la industria de adiciones y productos alternativos, que está haciendo grandes avances para optimizar cementos. En cuanto a la IA, hay grandes iniciativas en desarrollo, como la optimización de dosificaciones o el control continuo de la resistencia del hormigón a partir de datos obtenidos por sensores. Además, se está trabando en la absorción de CO₂ en áridos reciclados o durante la propia producción de hormigón…

 

  • Tu paso por diferentes posiciones y negocios, demuestran tu compromiso y creatividad. ¿Cómo valoras la importancia de la colaboración entre las empresas de hormigón preparado?

El sector se enfrenta a cambios sustanciales. Ya no es solo la coyuntura económica, sino que también se enfrenta a nuevos retos sociales, legislativos, medioambientales y tecnológicos. El trabajo que se está haciendo conjuntamente a través de ANEFHOP está ayudando muchísimo a defender nuestros intereses y posicionar la industria del hormigón como referente en la construcción.

Hay gran variedad de beneficios tangibles, pero mencionaré un ejemplo muy sencillo: la imposibilidad de querer tener las mejores estadísticas en seguridad de tu empresa, si el resto del mercado, proveedores y clientes no está alineado contigo. Por eso, considero de gran importancia el trabajo que está realizando ANEFHOP, ayudando a todas las empresas grandes y pequeñas a mejorar y remar en una misma dirección en temas regulatorios, técnicos, de calidad, seguridad. Y ahora, también, en innovación y sostenibilidad.

 

  • Con esa amplia visión de negocio, ¿cómo imaginas la evolución futura del sector del hormigón preparado en los próximos años? ¿Vamos por detrás de Europa en esa evolución? ¿Y cuál es tu visión personal para Beton Catalan en este panorama en constante cambio?

Imagino un sector con hormigones catalogados (A, B, C…) en función del impacto en la huella de carbono. También, hormigones más circulares con altos porcentajes de áridos reciclados que provienen de derribos “canteras urbanas”. Imagino hormigones totalmente trazables en su producción, desde las materias primas hasta el elemento final construido, sin necesidad de hacer probetas. Imagino procesos productivos más optimizados con tecnologías que nos dan más datos para tomar decisiones. Imagino clientes solicitando servicios desde una plataforma y con información directa de lo que está ocurriendo, integrados totalmente con su proveedor.

Quizá he ido demasiado lejos, pero este es el camino que veo en el futuro…

Si miramos hacia Europa, es cierto que hay países que, por ejemplo, están siendo más ordenados y disciplinados en la regulación de planes de huella de carbono o áridos reciclados. Pero creo que tenemos que quitarnos algunos complejos, porque estamos dando muy buenos pasos y la Asociación es el medio perfecto para cooperar y unir esfuerzos en la dirección adecuada.

Y si hablamos de la organización que dirijo, visualizo un futuro muy positivo. Beton Catalan es una empresa que ya ha cumplido 50 años en el sector y que, desde sus orígenes, ha ido creciendo y superando gran número de retos por el camino. No dudo que seguirá superando el constante cambio y desafíos que nos enfrentaremos en el futuro inmediato. Creo firmemente en el equipo que tenemos, han demostrado no solo gran resiliencia, sino que una enorme creatividad y solidez en momentos muy difíciles, aptitudes fundamentales para garantizar el éxito.

Entrevista con Eva Cunill, responsable de marketing hormigón y digital en Holcim

 

La transformación digital y la sostenibilidad se presentan como dos pilares fundamentales en la evolución del sector del hormigón preparado, tal y como nos cuenta Eva Cunill, responsable de marketing de hormigón y digital en Holcim España, y asociada de ANEFHOP. En esta ocasión hablamos con Eva para conocer su visión sobre el impacto de la digitalización, la demanda creciente de prácticas sostenibles y el futuro del hormigón.

  • Dentro de su experiencia como responsable de marketing de hormigón en Holcim España, ¿cómo percibe el impacto que la transformación digital está teniendo en el sector del hormigón preparado y cuáles considera que son las oportunidades de negocio que esta transformación puede traer a la industria?

La integración de la digitalización en nuestro sector es un hecho innegable e imprescindible. Pero incluso podríamos decir que no es simplemente digitalización, es necesario realizar una transformación digital de 360º. Este cambio deberá realizarse de manera gradual y progresivo, y que todos los actores involucrados debemos promover. Son numerosas las oportunidades que la digitalización nos aporta, desde la optimización de recursos, hasta la parametrización de operaciones y la transparencia en los procesos, entre otras.

  • Arquitecto técnico de formación, es posible que haya estado involucrada en proyectos que buscan la sostenibilidad y descarbonización del hormigón. ¿Cómo ve la evolución de la demanda de las empresas constructoras hacia prácticas y productos más sostenibles y qué papel aporta el producto hormigón por sus atributos en este contexto?

El sector de la construcción está avanzando hacia la sostenibilidad, siendo un aspecto integral, cada vez más relevante, de los proyectos; desde la etapa de diseño hasta la ejecución, involucrando a promotores, arquitectos y constructores. La concienciación de la necesidad de avanzar hacia un entorno construido sostenible también está llegando al cliente final.

El hormigón posee todas las cualidades necesarias para promover una construcción más sostenible, descarbonizada y circular. Se trata de un material 100% e infinitamente reciclable, fomentando así la construcción circular, un aspecto fundamental para la sostenibilidad.

  • ¿Cómo visualiza el futuro del hormigón preparado en el contexto de la evolución de las tendencias arquitectónicas y las demandas crecientes de sostenibilidad por parte de los clientes y la sociedad en general?

Estamos logrando desarrollar el mejor material para dar respuesta a los desafíos de crecimiento y urbanización. Ningún otro material tiene las ventajas del hormigón. Es resistente, protegiendo a nuestras ciudades e infraestructuras de los desastres naturales, por ejemplo, de los efectos de las inundaciones. Es duradero, resistente al fuego y a terremotos, versátil, asequible, aislante y está disponible en todo el mundo. Es 100% reciclaje e infinitamente reciclable, y además actúa como sumidero de carbono durante su vida útil, absorbiendo parte del CO2 emitido durante su proceso de producción.

El hormigón es un material indispensable en la arquitectura y en nuestra sociedad tal y como la conocemos.

  • Desde su perspectiva como miembro asociado de ANEFHOP, ¿Cuál considera que es la importancia de la industria del hormigón y cómo contribuye al desarrollo de la construcción sostenible en España y a nivel mundial?

Desde nuestra perspectiva como miembros de ANEFHOP, consideramos que la industria del hormigón debe desempeñar un papel crucial en la transformación del sector de la construcción, guiándolo hacia la descarbonización y la sostenibilidad. El hormigón es un material esencial en la construcción y su uso eficiente y sostenible es fundamental para garantizar la durabilidad y seguridad de la edificación y la infraestructura. Una base sólida como el código estructural acompañado de los estándares más exigentes en materia de sostenibilidad nos garantizarán un futuro constructivo respetuoso y alineado con las necesidades de la sociedad y los límites de la Tierra.

  • La descarbonización del sector de la construcción es una preocupación creciente. ¿Qué medidas específicas está tomando Holcim España para reducir la huella de carbono en la producción de hormigón y cómo percibe el compromiso general del sector en este aspecto?

En Holcim hemos integrado la sostenibilidad en nuestra estrategia y estamos avanzando hacia un impacto positivo. Nos estamos convirtiendo en una empresa ‘Net Zero’, situando la acción climática en el centro de nuestra estrategia para construir progreso para las personas y el planeta.

En la última década, hemos reducido nuestra huella sin dejar de suministrar al mundo infraestructuras esenciales como viviendas, puentes, hospitales o escuelas.

Nuestro enfoque estratégico es holístico:

Descarbonizar Holcim, descarbonizarnos nosotros en primer lugar con operaciones verdes, desde energía renovable y movilidad hasta formulación de productos sostenibles, apostando por tecnologías de última generación y claves para lograr los objetivos como CCUS.

Construir mejor con menos, con nuestros materiales bajos en carbono, como nuestro hormigón ECOPact o nuestro cemento ECOPlanet, que ofrecen un rendimiento del 100% con una reducción de CO2 de entre el 30% y el 70%, y soluciones para los sistemas de diseño inteligente como la impresión 3D, que pueden reducir el uso de materiales hasta un 50%.

Hacer que los edificios sean más sostenibles en su uso para descarbonizar nuestras ciudades, con nuestra amplia gama de soluciones, desde cubiertas hasta aislamiento, impulsando la eficiencia energética y la rehabilitación sostenible.

Impulsar la construcción circular para construir lo nuevo a partir de lo viejo, mediante nuestra tecnología circular, ECOCcycle, poniendo la circularidad en el centro de todo lo que hacemos.

Queremos hacer más y avanzar más rápido en la transición a un mundo de cero emisiones netas. Nos hemos comprometido a ganar la carrera hacia el cero neto iniciando nuestro viaje hacia ‘Net Zero’ en 2030 y 2050, validado por Science Based Targets initiative (SBTi)

En 2021, fuimos la primera empresa a nivel mundial de materiales de construcción en firmar la iniciativa “Business Ambition for 1.5° C”, comprometiéndonos a contribuir, mediante la reducción de nuestras emisiones, a la limitación del aumento de la temperatura global a 1,5°C.

  • Hoy en día, resulta clave la imagen y reputación de los materiales de construcción, incluido el hormigón. ¿Cómo aborda Holcim España el desafío de mejorar la percepción pública del hormigón y qué iniciativas se están llevando a cabo para destacar sus atributos positivos?

Como mencioné anteriormente, el hormigón es un material imprescindible en la industria de la construcción. En Holcim España, respaldados por nuestro firme compromiso con la innovación y el desarrollo, estamos centrados en el desarrollo de soluciones que se ajusten a las necesidades específicas de nuestros clientes. A través de la innovación, podemos diseñar hormigones con características mecánicas, estéticas e intrínsecas que satisfagan plenamente las demandas de cada uno de los proyectos de nuestros clientes. Consideramos que la transparencia en cuanto a nuestros productos es fundamental en este proceso, permitiendo a los clientes tener plena confianza en que el hormigón es la elección idónea para sus proyectos de construcción sostenible.

 

El transporte de hormigón a un solo click, gracias a la digitalización de DIVEMO

La transformación digital es uno de los grandes temas que impregnan la agenda empresarial y, como no iba a ser menos, del hormigón. Tanto es así que, en ANEFHOP, creamos un grupo de trabajo en torno a ella con el objetivo de diseñar la Agenda de transformación digital de nuestra industria.

Dentro de los asuntos que se abordan en este grupo, la gestión de flotas de transporte de hormigón ha cobrado protagonismo, con la mira puesta en aprovechar al máximo las tecnologías emergentes. Entre las discusiones llevadas a cabo, se ha destacado la importancia de mejorar los servicios, la gestión y la eficiencia en la cadena de suministro del hormigón.

Un hito significativo en este camino hacia la modernización es el desarrollo de la aplicación DIVEMO, anunciado por uno de los miembros asociados de ANEFHOP. La aplicación, disponible para su descarga y registro desde el pasado 15 de febrero, tiene como objetivo facilitar el contacto entre las empresas fabricantes de hormigón y los transportistas especializados en este material.

DIVEMO, disponible tanto en versión app móvil como web, ha despertado gran expectación en el sector. Es por esta razón que nos entrevistamos con Diego Venegas, impulsor de esta nueva idea y miembro asociado nuestro.

Por favor, Diego, háblanos sobre los orígenes de esta idea y qué te llevó a ejecutarla.

La idea surge en el día a día del hormigón. Si estás involucrado en este sector, sabrás el problema y el tiempo de dedicación que supone tener que estar buscando camiones hormigonera para cubrir con las necesidades de nuestros clientes.

Yo mismo, aun teniendo una empresa de transporte, en picos de trabajo de días concretos o por periodos, he sufrido la problemática de tener que buscar camiones de refuerzo escribiendo y llamando a transportistas para saber su disponibilidad y poder contratar sus servicios. Por el contrario, también hay días o periodos en los que el trabajo es más escaso y los camiones hormigonera se quedan parados. Y, ¿para qué tenerlos parados si otras plantas pueden necesitarlos?

Aquí es donde nace DIVEMO, la idea era crear una plataforma específica para este sector, la cual ponga en contacto a transportistas con plantas de hormigón y viceversa para cubrir las necesidades de cada uno, sin desperdiciar tiempo en llamadas o mensajes sin éxito por la no disponibilidad.

Nos puedes explicar brevemente cuál es la función principal de la aplicación “DIVEMO”.

La finalidad es poner en contacto a las diferentes plantas de hormigón con transportistas a nivel nacional, incluido Baleares y Canarias. De esta manera, ningún camión hormigonera se quedaría parado habiendo trabajo y, por el contrario, ninguna planta de hormigón se quedaría sin ejecutar un servicio por falta de camiones.

Ya conocemos la idea, el propósito de la aplicación es hacer de intermediario y poner en contacto a plantas de hormigón con transportistas, como puede ser Uber o Glovo en otros sectores. ¿Podrías concretarnos cómo funciona?

Al descargar la aplicación a la hora del registro, lo primero que tendrás que indicar es si eres una empresa de hormigón o un transportista.

Si eres un transportista daremos de alta todos los camiones hormigonera que dispongas con las características específicas de cada uno. Siendo cada uno de ellos independientes en su ámbito de actuación, es decir, cada camión puede operar en diferentes zonas geográficas y se gestionarán de forma individual.

Por el contrario, si eres una empresa de hormigón nos registraremos dando de alta todas las plantas de hormigón que tengas y marcando el punto geográfico exacto de cada una de ellas.

Una vez que ambos usuarios estén registrados, estos podrán anunciar un servicio para que aparezca, estableciendo en el mismo las tarifas y condiciones que deseen.

Supongamos que a un transportista le sobran uno o varios camiones para un determinado día, este dispondrá de un calendario para marcar los días específicos en los que el camión está disponible para que una planta de hormigón pueda demandar su servicio.

Asimismo, en el caso de que una planta de hormigón necesite un servicio normal o especial, como puede ser trabajar en días festivos o demandar camiones con características específicas (camiones de 2 o 3 ejes para cascos antiguos), está podrá crear una alerta, indicando las características del camión que desea, el día que lo desea y la tarifa.

Los anuncios de los servicios descritos serán notificados a la parte contraria, de esta manera se produce la vinculación entre oferta y demanda y de una forma fácil y sencilla se genera el servicio.

¿Qué ventajas consideras que tendrá la aplicación para el sector del hormigón?

La primera y fundamental, el ahorro de tiempo y, no menos importante, que se puede producir una relación comercial sin necesidad de que ambas partes se conozcan. También, cada usuario puede establecer sus condiciones económicas, que pueden o no ser aceptadas por la parte contraria.

Por otro lado, permite a los diferentes transportistas desplazarse a la zona geográfica de España donde más demanda haya, de esta manera se consigue que ningún camión hormigonera se quede parado habiendo demanda. Además, la app es completamente gratuita y sin comisiones.

Con respecto a la gestión del transporte, se accede desde el móvil, siempre disponible y en cualquier lugar. En otras palabras, dejamos atrás una era en el transporte de hormigón completamente anticuada.

Y, en último lugar y más importante, beneficia a las empresas de hormigón, a los transportistas y al sector en general. Además de otras muchas otras ventajas que los usuarios irán conociendo.

¿Cuándo será el lanzamiento de la app y cuando estará disponible para el uso?

La app está disponible para la descarga y registro en App Store y Google Play desde 15 de febrero para todos los usuarios.

Sin embargo, hasta el 11 de marzo no se producirán las primeras contrataciones de servicios, ya que se estarán ultimando los últimos detalles de ejecución para que todo funcione a la perfección.

Manuel Casado es el nuevo presidente de ANEFHOP

Entrevista a Manuel Casado, presidente de ANEFHOP

Dentro del ámbito asociativo, la elección de líderes comprometidos es esencial para impulsar el crecimiento y la innovación de una industria. En nuestro caso, Manuel Casado, quien recientemente asumió la presidencia de ANEFHOP, cuenta con una destacada trayectoria y un fuerte compromiso con el sector. En las próximas líneas, exploraremos su perspectiva sobre los desafíos y oportunidades que enfrenta el hormigón preparado, así como sus planes para acompañar a la Asociación durante los próximos años.

 

¿Cuáles considera que son los principales desafíos y oportunidades que afronta el sector del hormigón en la actualidad? Con base en su experiencia en el sector, ¿cuál es su visión para abordarlos durante su mandato?

Los desafíos principales en la actualidad incluyen la necesidad de mejorar la sostenibilidad del hormigón, reduciendo la huella de carbono y optimizando la eficiencia en el uso de recursos. También nos enfrentamos al reto de adaptarnos a un mercado en constante evolución tecnológica y de cumplir con regulaciones ambientales cada vez más estrictas. Sin embargo, estas mismas áreas representan oportunidades significativas para innovar y liderar en sostenibilidad y tecnología. Mi interés es continuar en el posicionamiento de ANEFHOP como el referente en innovación y sostenibilidad, a través de la promoción de prácticas que no solo cumplan con los estándares actuales, sino que también establezcan nuevos referentes para el futuro de la industria, lo cual hay que saber transmitir a nuestros asociados y sobre todo a nuestros clientes y administraciones.

 

Dada la importancia del hormigón en la construcción, ¿cómo anticipa la evolución del mercado en los próximos años? ¿Qué estrategias planea para fortalecer la posición de ANEFHOP y sus miembros en este contexto?

Pienso que el mercado evolucionará hacia soluciones más sustentables y tecnológicamente avanzadas a nivel técnico y de control, con una creciente demanda de hormigón de altas prestaciones y menor impacto ambiental. Para fortalecer la posición de ANEFHOP y sus miembros, es conveniente implementar estrategias que fomenten la investigación y el desarrollo en nuevos tipos de hormigón, promover la formación continua y el intercambio de conocimientos entre nuestros miembros, y fortalecer la colaboración con instituciones académicas y científicas. Además, trabajar en la promoción de políticas que apoyen la adopción de prácticas sostenibles en toda nuestra industria, para demostrar que es mucho más interesante y sostenible económicamente con otras alternativas que se basan en la teoría y no en la realidad demostrada por nuestros materiales.

 

La innovación y la sostenibilidad son temas clave en la industria actual. ¿Cuál es su visión sobre la incorporación de tecnologías innovadoras y prácticas sostenibles en la producción de hormigón? ¿Cómo planea fomentar estos aspectos dentro de la Asociación?

Por supuesto que la innovación es necesaria, pero también es fundamental desarrollarlas adecuadamente antes de aplicarlas a la industria y hay que trabajar en esa dirección, sin detenernos, pero sin precipitarnos. Dicha innovación junto con la sostenibilidad deberían ser nuestros pilares fundamentales.

 

ANEFHOP representa a una amplia gama de empresas en el sector del hormigón preparado. ¿Cómo planea fortalecer la relación con los asociados tanto a nivel nacional como local, garantizando una representatividad efectiva y una colaboración cohesionada?

Nuestra asociación es bastante diversa en cuanto a las empresas que la componen. Empresas de gran tamaño, pero también modestas y con menos medios. Habría que fortalecer la relación entre todos los asociados promoviendo una comunicación abierta y bidireccional, entendiendo y atendiendo necesidades específicas de cada uno, y ofreciendo valor agregado a través de los servicios de apoyo que da ANEFHOP y de los recursos que mejoren su competitividad. Esto incluye la incorporación a los Comités temáticos actuales de plataformas de intercambio de conocimientos, la organización de eventos de networking y formación, y la representación efectiva de los intereses del sector ante organismos gubernamentales y reguladores. Asimismo, buscaremos fortalecer la presencia local de ANEFHOP, asegurando que las empresas de todas las regiones se sientan representadas y apoyadas.

 

La colaboración intersectorial es esencial para el desarrollo de cualquier industria. ¿Cómo pretende fomentar la colaboración entre ANEFHOP y otras entidades relacionadas con la construcción y la industria del hormigón para impulsar un crecimiento conjunto y sostenible?

Para fomentar la colaboración intersectorial, es importante establecer alianzas estratégicas con entidades clave de los sectores de la construcción, la ingeniería y el diseño ambiental. Esto incluye la participación conjunta en proyectos de investigación, el desarrollo de estándares industriales compartidos y la creación de foros de diálogo y cooperación. Además, promover que ANEFHOP tenga un papel activo en iniciativas de sostenibilidad y desarrollo urbano, donde nuestro conocimiento y experiencia puedan contribuir significativamente al crecimiento nuestras empresas.

 

En el contexto de los desafíos y oportunidades que enfrenta la industria, el primer Congreso Nacional del Hormigón organizado por ANEFHOP se presenta como un evento crucial. ¿Cuál es la relevancia de este congreso para el sector? ¿Cómo cree que el lema «Conecta con el Hormigón del futuro» alinea con los objetivos de la asociación?

El primer Congreso Nacional del Hormigón es un hito significativo para ANEFHOP y para toda nuestra industria. Este evento no solo servirá como un foro para discutir los desafíos y oportunidades más apremiantes que afronta nuestra industria, sino que también será una plataforma excepcional para fomentar la innovación, la colaboración y el intercambio de conocimientos. El lema «Conecta con el Hormigón del futuro» encapsula nuestra visión de un sector más integrado, sostenible y tecnológicamente avanzado. El congreso será una invitación abierta a todos los profesionales del sector para unirse, compartir ideas y construir juntos un futuro más sólido y sostenible para el hormigón. Animamos encarecidamente a todos nuestros colegas, asociados y colaboradores a participar activamente en este evento, que sin duda contribuirá al fortalecimiento de nuestra industria.

 

¿Cuáles son los objetivos que se ha propuesto para su mandato como presidente de ANEFHOP? ¿Qué le gustaría conseguir para la Asociación en este tiempo?

Para mi mandato, me he propuesto objetivos claros: fortalecer la posición de ANEFHOP como líder en innovación y sostenibilidad en la industria del hormigón, aumentar la cohesión y colaboración entre nuestros miembros, y mejorar la representatividad y el impacto de la asociación a nivel nacional e internacional. Aspiro a que ANEFHOP sea reconocida no solo por su contribución al sector del hormigón, sino también por su compromiso con el desarrollo a nivel sostenible y tecnológico. Además, busco consolidar una comunidad fuerte y unida que pueda enfrentar juntos los desafíos futuros y aprovechar las oportunidades que surjan.

Transformación digital del hormigón preparado: construyendo el futuro de manera inteligente

En la era de la transformación digital, la industria de la construcción se encuentra en una encrucijada donde los cambios en nuestros procesos, apoyados en tecnologías digitales avanzadas, pueden marcar la diferencia entre el éxito y la obsolescencia. En este contexto, el sector del hormigón preparado, pilar fundamental en la construcción, se erige como un área clave para la innovación y la eficiencia. Con más de 50 años de trayectoria, en ANEFHOP hemos visto cómo el sector ha ido surfeando las distintas olas que han azotado nuestro sector. Así, afirmamos con rotundidad lo fascinante que es explorar cómo la transformación digital puede ayudar a redefinir las relaciones con las personas, trabajadores y clientes, los procesos de fabricación, control de producción, suministro y puesta en obra de este componente esencial. Definir la Agenda de Transformación Digital Sectorial será uno de nuestros grandes retos para 2024.

España, con su rica tradición constructiva, ha visto crecer la importancia del hormigón preparado en su tejido empresarial. No solo es un componente crucial en la construcción de infraestructuras, edificaciones y obras civiles, sino que también representa un motor económico significativo. La industria del hormigón preparado genera empleo, impulsa la inversión y contribuye cada vez más al desarrollo sostenible.

Y ¿cuál es el nivel de digitalización en la construcción? A pesar de los avances en la última década, la construcción en España aún no ha hecho frente a desafíos en lo que se refiere a la adopción de tecnologías digitales para redefinir la forma de trabajar. El sector del hormigón preparado está experimentando una transformación gradual, leve. La introducción de sistemas digitales en la gestión administrativa, la cadena de suministro, la gestión de inventarios y la planificación logística ha supuesto mejoras en la eficiencia operativa, pero aún hay un amplio espacio para la innovación.

Aunque la Agenda de Transformación digital se encuentra en una fase de diagnóstico, nos atrevemos a pronosticar que algunas de las principales líneas de actuación irán por los siguientes caminos:

  • La implementación de sistemas de automatización en las plantas de fabricación permitiría optimizar la mezcla, garantizando una calidad consistente y reduciendo los residuos.
  • La digitalización posibilita el monitoreo continuo de las materias primas, asegurando la conformidad con los estándares de calidad y mejorando la toma de decisiones.
  • La migración hacia sistemas de facturación electrónica agiliza los procesos administrativos, reduciendo los tiempos de respuesta y facilitando la gestión financiera.
  • El uso de herramientas digitales como sensores y dispositivos IoT permiten un seguimiento preciso de la colocación del hormigón en la obra, mejorando la eficiencia y minimizando los errores.
  • La tecnología blockchain brinda la capacidad de rastrear cada lote de hormigón desde la producción hasta la aplicación, asegurando la transparencia y la calidad a lo largo de la cadena de suministro.

Así, se deducen grandes beneficios de la digitalización en las plantas de hormigón. Por un lado, la forma de relacionarse con el entorno, que también se va a transformar, trasladando más rápidamente el valor a los clientes. Además, aplicado a la eficiencia operativa, se deduce una reducción de los tiempos de producción, minimización de desperdicios y una gestión óptima de los recursos. La digitalización favorece estándares de calidad constantes, mejorando la reputación de las empresas en el mercado. Y todo ello sin olvidar que la adopción de tecnologías digitales contribuye a la sostenibilidad mediante la gestión eficiente de residuos.

Es imperativo que las administraciones públicas fomenten la transformación digital del sector de la construcción, mediante incentivos y programas de apoyo. Estos esfuerzos no solo impulsarán la competitividad de las empresas españolas en el mercado global, sino que también contribuirán a un entorno construido más inteligente, eficiente y sostenible.

En conclusión, la transformación digital de las empresas de hormigón preparado no es solo una opción, sino una necesidad para el futuro de la construcción en España. La convergencia de tecnologías innovadoras ofrece oportunidades emocionantes para redefinir la forma en que construimos, y es responsabilidad de todos los actores involucrados, abrazar este cambio y construir un futuro más inteligente.

Carlos Peraita, director general de ANEFHOP

 

Esta tribuna de opinión ha sido publicada en el número noviembre-diciembre de 2023 de la Revista Cemento Hormigón

Hacia la descarbonización del hormigón preparado en España y Europa

Desde que la Asociación Nacional Española de Fabricantes de Hormigón Preparado (ANEFHOP) se constituyera hace ya más de 50 años, se ha mantenido como un agente clave en la construcción, y en el sector de los materiales, representando los intereses de sus empresas fabricantes de hormigón preparado que, actualmente, recoge cerca del 80% de la industria. Así, en su medio siglo de vida, ha visto cómo el mercado ha evolucionado de la mano de la economía y desarrollo del país, experimentando épocas de mayor desarrollo y sufriendo, también, los efectos de grandes crisis financieras, sanitarias y conflictos globales.

En este contexto dinámico, ANEFHOP desempeña un papel clave en la definición del rumbo de la industria, pues dedica gran parte de sus esfuerzos a la promoción, divulgación y fomento de la sostenibilidad industrial del hormigón preparado, enfocándose tanto ante las administraciones generales del Estado como en las instituciones locales y regionales. Asimismo, trabajamos por asesorar técnica y jurídicamente a nuestras empresas asociadas y adheridas ante consultas generales, incidencias, siniestros derivados del suministro de hormigón o sobre la entrada en vigor de nuevas normativas que afectan directa, o indirectamente, a nuestra actividad.

Y sobre nuevas normativas ha girado gran parte de nuestra actividad desde hace unos años. Primero fue la entrada en vigor del Real Decreto 163/2019 por el que se aprueba la Instrucción Técnica para la realización del control de producción de los hormigones fabricados en central, establece el control de producción obligatorio para todos los fabricantes de hormigón. Más tarde, el nuevo Código Estructural que afecta al diseño y ejecución de estructuras de hormigón. Desde ANEFHOP, hemos trabajado por la difusión de estas normas y los cambios que introducen con jornadas técnicas formativas por los distintos colegios profesionales en las diferentes regiones de España. Labor divulgativa que hemos llevado de la misma manera a despachos en numerosos Ayuntamientos, Gobiernos Regionales y Ministerios para su control y sanción en caso de no aplicación.

Enmarcada dentro de la misión de ANEFHOP por fomentar un desarrollo sostenible de su industria, la Asociación no pierde de vista sus objetivos en cuanto a prevención de riesgos laborales, poniendo el foco en la seguridad de los trabajadores y desarrollando políticas para ello; y de calidad en la gestión, elaborando una metodología para la implantación de Sistemas de Gestión de la Calidad adaptados a nuestro sector. Siempre con el gran objetivo presente: ayudar a establecer directrices claras a la hora de mejorar la gestión de nuestras empresas.

En términos de sostenibilidad, el desafío más apremiante que tenemos entre manos es el cuidado e impulso de un producto cada vez más verde. Guiados por Europa y los Objetivos de Desarrollo Sostenible, una de las principales líneas estratégicas de los próximos años se encamina a reducir la huella de carbono del hormigón. Y la apuesta es clara: el sector reducirá un 40% las emisiones de CO₂ a causa del hormigón para 2030.

ANEFHOP ha liderado iniciativas para abordar estos desafíos, incluida la adaptación a nuevas regulaciones, la digitalización y la promoción de la sostenibilidad. Su compromiso con la reducción de emisiones de CO₂ se ve reflejado en el desarrollo de la Declaración Ambiental de Producto sectorial, donde más de 500 centrales productoras se han comprometido a medir y reducir su impacto ambiental.

Las perspectivas para el sector del hormigón preparado en España en 2024 son retadoras, pero prometedoras. La presión de los consumidores y regulaciones más estrictas impulsará la adopción de prácticas sostenibles. La transformación digital continuará siendo clave, y la colaboración en toda la cadena de suministro será esencial para superar los desafíos comunes.

Carlos Peraita, director general de ANEFHOP

 

Este artículo de opinión ha sido publicado en la edición de diciembre de la revista Negocio y Construcción.

 

Hormigón preparado en España: un análisis integral de su estado y futuro sostenible

En el corazón de la construcción moderna, el hormigón preparado es y seguirá siendo un pilar fundamental para la ejecución de proyectos arquitectónicos y de infraestructuras. Nuestro sector experimenta una etapa de transformación, que va desde la demanda influenciada por los vaivenes de la economía hasta el creciente desarrollo de la ciencia ambiental que redefine los estándares de sostenibilidad en la industria.

En la última década, la demanda de hormigón preparado en España ha experimentado, desde sus volúmenes de producción más bajos, un aumento -tímido, pero por lo general constante- impulsado por la reactivación económica y el resurgimiento de proyectos de construcción, principalmente privados. Crecimiento que en un par de ocasiones se ha visto mermado. Primero en el año 2020, por los terribles efectos de la pandemia. Y después, en el pasado 2022 empezando por la huelga del transporte y agravado después por los efectos económicos de la guerra de Ucrania. En 2023, año marcado por una gran tensión internacional y sus consiguientes efectos en las economías mundiales, con tipos de interés en máximos de años, limitando la iniciativa de inversión; el sector del hormigón prevé un cierre de año con crecimiento cero.

 

Factores de influencia: más allá de las mezclas

La dinámica del sector del hormigón preparado en España no solo está determinada por la oferta y la demanda. Normativas y regulaciones renovadas y más rigurosas han establecido nuevos estándares de calidad y seguridad, garantizando algo fundamental como es la durabilidad de las estructuras, en lo que destaca por encima de todo nuestro producto. La evolución constante de estas regulaciones plantea desafíos, pero también oportunidades para la mejora continua. De obligatoria aplicación, destaca la definitiva entrada en vigor del Código Estructural que introduce novedades importantes respecto al producto hormigón y sus usos y aplicaciones. De igual manera, la Instrucción Técnica para la realización del control de producción de los hormigones fabricados en central (ITCH-19) que obliga a certificar su cumplimiento a todos los fabricantes, sin excepción.

Por si fueran pocos cambios para asimilar en poco tiempo, nos encontramos con un escenario que recoge la incorporación de la digitalización de nuestra gente, de nuestros clientes, y de nuestros procesos administrativos, comerciales y productivos. Las ventajas competitivas de una transformación digital aún no resultan claras para la mayoría de los actores. Pero en poco tiempo los cambios se irán introduciendo, y los más preparados liderarán el mercado. El albarán digital, la factura digital, la IA aplicada a los procesos, el blockchain, y como no, el BIM pronto dejarán de ser futuro.

Mientras continuamos gestionando las operaciones diarias y adoptando cada una de las innovaciones, hemos ido introduciendo un concepto que se mantendrá: la sostenibilidad,  y que se ha erigido como un imperativo en la forma de trabajar y en la propia fórmula del hormigón preparado.

 

Sostenibilidad, desafío ineludible

El impacto de la sostenibilidad en la industria del hormigón preparado ha llevado, como en la mayoría de las industrias, a un examen reflexivo acerca de sus prácticas. Su componente principal, el cemento, es responsable de alrededor del 85% de las emisiones de CO2 del producto final. Fijar una estrategia de reducción es uno de los desafíos más apremiantes y, a la vez, una oportunidad para el sector. El movimiento se demuestra andando, y así lo han hecho más de 500 centrales productoras de hormigón que se han adherido a la Declaración Ambiental de Producto sectorial con objeto de medir, y con ello actuar, sobre su impacto medioambiental y fijar objetivos para reducir la huella de carbono del hormigón. Es una declaración de intenciones que constata la voluntad del sector por el compromiso de reducción de emisiones de CO2, a la vez que se convierte en una prioridad para todos los agentes relacionados.

En este sentido, la adopción de cementos con menor contenido de carbono, la implementación de tecnologías de captura y almacenamiento de carbono, nuevas formas constructivas y la transición hacia fuentes de energía renovable son pasos necesarios. Con todo, la Hoja de ruta que se plantea desde Anefhop se compromete a una reducción para el 2030 de un 40% sobre los niveles de emisiones de CO2 de 1990. Necesitaremos adoptar nuevas costumbres y usos del hormigón, y para ello precisaremos de la colaboración de las Administraciones para incorporar y exigir los cambios en las reglamentaciones.

La gestión de los residuos también se ha vuelto fundamental en la agenda de la sostenibilidad y de la economía circular. El reciclaje de hormigón, junto con prácticas de construcción que minimicen los residuos desde el inicio y maximicen su recuperación, se presentan como vías para reducir la huella ecológica de la industria.

 

Retos y obstáculos, más allá de la sostenibilidad

Adicionalmente, el sector del hormigón preparado se enfrenta a desafíos que trascienden la esfera de la sostenibilidad. La misma adopción de tecnologías sostenibles y la implementación de prácticas más respetuosas con el medio ambiente pueden ser motivo de un aumento en los costes de producción. En un mercado altamente competitivo, encontrar un equilibrio entre la sostenibilidad y la rentabilidad se convierte en un desafío.

Ya comentamos que los incrementos de volumen de los últimos años han sido muy modestos, y no acabamos de ver cómo llega la aceleración en la ejecución de la obra pública, paralizada por una lentitud generalizada de los proyectos y el efecto del incremento de coste de los materiales de construcción. A esto hay que añadir que no se ven los impulsos de la llegada de los Fondos Next Generation, posiblemente, porque realmente no estén llegando. Los contratos públicos necesitan la llegada de estos fondos y, a su vez, incorporar mecanismos de ajustes de precios, que garanticen que no se ralentizan ni peligra su ejecución.

Además, existen varias cuestiones a resolver que determinarán el futuro del sector.  Entre ellas, la exigencia irrenunciable de la Administración de los certificados de conformidad (de acuerdo a lo dispuesto en el Real Decreto 163/2019 de 22 de marzo) en todas sus obras, ya sean estatales, regionales o locales; así como a las constructoras en todos sus suministros. No sabe descuidar el perseguir y sancionar el incumplimiento de la ley de lucha contra la morosidad tal y como se hace en nuestro entorno europeo. La morosidad es un problema crónico del sector de la construcción en España, que hay que perseguir y erradicar. El transporte de hormigón está pendiente de la aprobación de la propuesta de incrementar los pesos máximos autorizados para así reducir las emisiones de CO2 del transporte. Además, debido a la antigüedad de nuestra flota, se precisa un Plan Renove del transporte para poder retirar vehículos antiguos que han quedado obsoletos con el objetivo de reducir emisiones.

Si analizamos los niveles de producción de las diferentes regiones españolas, podemos observar que existe una gran desigualdad. En nuestra opinión, el Gobierno tiene un papel clave para incentivar la obra pública en lugares con menor iniciativa privada, teniendo en cuenta el factor multiplicador del sector de la construcción en la economía.

 

Perspectivas para 2024, un futuro sostenible y retador

Las perspectivas para el sector del hormigón preparado en España en 2024 y años siguientes son cambiantes y retadoras. La creciente presión de los consumidores y las regulaciones más estrictas impulsarán una mayor adopción de prácticas sostenibles. Se espera que la reducción de emisiones de CO2, la gestión eficiente de residuos y el uso responsable del agua sean prioridades continuas.

La transformación digital seguirá desempeñando un papel clave en la evolución del sector. Desde la introducción de mezclas adaptadas y más eficientes, hasta la implementación de tecnologías inteligentes en la gestión del suministro, el sector del hormigón preparado debe afrontar una auténtica revolución en su forma de trabajar.

La colaboración en toda la cadena de suministro será esencial. La integración de prácticas sostenibles requerirá una coordinación estrecha entre fabricantes de hormigón, proveedores de materias primas, contratistas y reguladores. La transparencia y la colaboración serán las claves para superar los desafíos comunes, desafíos que se medirán en el primer Congreso Nacional del Hormigón los días 5 y 6 de junio del próximo año.

En definitiva, el sector del hormigón preparado en España se encuentra inmerso en un profundo cambio, enfrentando desafíos, pero también visualizando nuevos horizontes. Con una visión a largo plazo, un compromiso continuo con la sostenibilidad y una colaboración efectiva en toda la cadena de suministro, el hormigón preparado puede ser un pilar de la construcción y, por ende, de un futuro más sostenible y resiliente para la sociedad.

 

Carlos Peraita, director general de ANEFHOP.

 

Este artículo ha sido publicado en el número de noviembre-diciembre de la revista CIC Construcción.

Radiografía al control de producción de hormigón obligatorio según RD163/2019

Cerca de 250 plantas de hormigón no han obtenido aún el Certificado de Control de Producción que garantiza la calidad, obligatorio desde hace más de 2 años

Todas las plantas de hormigón están obligadas por disposición legal a estar dotadas de un control de producción con arreglo al RD163/2019; que establece, además, la necesidad de certificar su cumplimiento a través de una auditoría realizada por un organismo de control debidamente acreditado para ello por ENAC.

Han pasado más de 4 años desde su publicación en el BOE, y lo cierto es que su cumplimiento está siendo muy dispar, incluso geográficamente.

La responsabilidad del cumplimiento es, como no puede ser de otra manera, del productor de hormigón. Y, por otro lado, la vigilancia del cumplimiento recae sobre las Consejerías de Industria de las distintas Comunidades Autónomas.

Desde ANEFHOP, hemos apostado desde el primer día por esta normativa; apoyando a las empresas en su implantación y a las DG Industria que lo han requerido en su supervisión y control. Algunas CCAA se han puesto a trabajar con nosotros desde el primer momento, como la Comunidad de Madrid, que fue dónde más rápidamente se vieron los resultados. Otras CCAA, como Andalucía, organizaron un plan de trabajo de identificación y requerimiento, dado el gran número de centrales productoras de hormigón existente en esa región. Por el contrario, algunas CCAA, no han sido tan receptivas a nuestras solicitudes de inspección y ofrecimientos de colaboración, siendo sus resultados bastante peores y su tasa de incumplimiento aún significativa en la actualidad.

A día de hoy, todavía un número no desdeñable de centrales están vendiendo hormigón ilegal, sin el certificado que asegura el control de producción obligatorio, y con las repercusiones que esto puede tener en una posible reclamación de calidad, dado que ningún seguro cubrirá un siniestro de un producto ilegal. Según los datos que manejamos, presentados en la pasada Asamblea General, la cifra sería de 237 centrales (que representan el 14% del censo nacional). Las peores situaciones estarían en Castilla y León (69/32%), Extremadura (21/22%), Canarias (12/19%) y Castilla La Mancha (27/18%). Junto a ello, llama poderosamente la atención alguna situación provincial, como Salamanca, con un cumplimiento de únicamente el 46%, Orense un 55% o Soria un 57%.

Es necesaria, por ello, una mayor implicación de algunas Administraciones de Industria en la labor de vigilancia y sanción en esta materia, que proteja al cumplidor frente al incumplidor, y no al revés.

Desde ANEFHOP reclamamos a las DG Industria que actúen con la mayor celeridad contra estas 237 centrales que están vendiendo hormigón ilegal y, sin embargo, se les está permitiendo en la práctica competir con las plantas legales, evidentemente de una forma desleal. Además, pedimos que se hagan inspecciones muestrales por sorpresa sobre aquellas instalaciones que puedan ofrecer más sospechas de incumplimiento, para así verificar que después de las auditorías siguen cumpliendo con lo establecido en este RD.

No debe olvidarse tampoco, ya que se trata de un actor imprescindible, la obligación del constructor de solicitar, con carácter previo al suministro, el certificado en vigor de control de producción del fabricante. No pueden dar por sentado que disponen del mismo, ni siquiera que está en vigor, pues puede haber sido retirado en alguna auditoría posterior a la inicial o en alguna inspección puntual. De cara al consumidor, la responsabilidad de utilizar un hormigón ilegal, así como la pérdida de garantías del mismo recae sobre el constructor, el promotor y su dirección facultativa.

Desde ANEFHOP hemos reclamado insistentemente la conveniencia y necesidad de disponer de un registro centralizado de certificados, donde de una manera fácil pudieran ser consultados los certificados y su validez, y evitar así cualquier tipo de argucia para saltarse el cumplimiento de la Ley y defraudar los derechos del consumidor. Solicitamos a las DG de Industria una mayor atención para aquellas regiones que lo necesitan. Además, que las AA.PP. promotoras de obras sean especialmente insistentes para que en todas sus obras públicas se exija previamente y se acompañe a la documentación final de obra el certificado en vigor.

Solo a través de una actitud inflexible, podremos acabar con la competencia desleal, más aún en un aspecto como este, de tanta trascendencia para la calidad del producto y de las obras en general.

Carlos Peraita, director general de ANEFHOP

 

Esta tribuna ha sido publicada en Interempresas. Puedes acceder haciendo click aquí

Retos que definen la agenda del hormigón, para Expansión

En los desafíos que marcan la agenda del hormigón, destacan la reducción de la huella de carbono, el Código Estructural, la Instrucción Técnica de Control de Producción y la digitalización en la construcción. Estos temas nos preocupan y seguirán siendo relevantes en 2024.

Uno de los retos más apremiantes es la reducción de la huella de carbono de nuestros productos, para converger con los objetivos globales de desarrollo sostenible. Esto ha quedado patente con la redacción de una hoja de ruta para la reducción de la huella de carbono en el hormigón, con la participación de más de 500 plantas de ANEFHOP en el cálculo de la DAP sectorial.

Construir un futuro más sostenible es nuestro compromiso, y garantizar la calidad de nuestros productos una obligación. Y también es un requerimiento, que nuestros asociados cumplen con celo, certificándose según dicta la nueva Instrucción Técnica de Control de Producción. Normativa que, aunque desafiante, se presenta como una oportunidad para garantizar la calidad y hacer frente a la competencia desleal. Además, el nuevo Código Estructural, que regula la norma de producto, ha introducido cambios, algunos de ellos para igualarnos a Europa y continuaremos trabajando en su difusión para exigir su cumplimiento a todos los actores implicados.

Otra oportunidad que tenemos que aprovechar es la transformación digital, que se convertirá en breve en una necesidad para nuestras empresas. La factura electrónica y la adopción de tecnologías como BIM y Blockchain llaman a la puerta con fuerza. Pero no debemos quedarnos ahí, y buscar soluciones disruptivas que refuercen al sector y den valor añadido a nuestros clientes.

Para prepararnos para estos desafíos, hemos marcado una fecha en el calendario. Los días 5 y 6 de junio de 2024 en Zaragoza celebraremos el primer Congreso Nacional del Hormigón. Una cita en la que toda una industria pondrá sobre la mesa el estado del arte de los productos, la tecnología, la innovación y, cómo no puede ser de otra manera, el futuro del sector ante estos retos que definen la agenda del hormigón.

Este artículo ha sido publicado en el especial Quién es Quién de Expansión.