ANEFHOP premia a Hanson Hispania por su apuesta sostenible

La planta de hormigón de Hanson Hispania en la Zona Franca de Barcelona ha sido la distinguida en la categoría de Sostenibilidad de la primera edición de los I Premios ANEFHOP del Hormigón. Estos premios buscan destacar la buena labor del sector, además de fomentar las buenas prácticas en diversos ámbitos entre las empresas. La planta ha mostrado una apuesta sólida por la sostenibilidad al contar con un plan estructurado y objetivos definidos que han reducido el consumo de agua y de los residuos gestionados en las instalaciones.

La central cuenta con dos líneas de producción de hormigón en vía seca y una en vía húmeda (amasadora) con capacidades de producción de 80 m3/hora y 50 m3/hora, respectivamente. Dispone de 5 silos de cemento y 8 tolvas de materiales, lo que permite fabricar 5 productos diferentes por línea de producción. Asimismo, dispone del Sistema de Gestión Ambiental de Hanson Hispania con los procedimientos y registros necesarios para asegurar el cumplimiento legal, disminuir la huella medioambiental y promover la economía circular. En esta línea, el jurado de los I Premios ANEFHOP del hormigón destacan las siguientes iniciativas de la instalación:

 

Uso eficiente del agua

La planta dispone de un depósito homogeneizador del agua de lavado de camiones hormigonera, con capacidad para 120.000 litros, que permite reutilizar toda el agua empleada, tanto para el lavado de cubas como en la adición como agua de proceso a las fórmulas de hormigón. Se creó en la planta una “zona gris” en la que se deposita el hormigón devuelto no reutilizable para esperar a su fraguado y posteriormente retirarlo.

Con estas actuaciones, el consumo anual de agua se ha reducido en 7.800 m3 ‑ya que esta agua se reutiliza para la fabricación del hormigón y para la limpieza de las cubas-, y se cumple con la preceptiva reglamentación del límite de contenido en finos.

 

Reutilización de los residuos de hormigón

Los finos y los residuos de hormigón endurecido que se generan en la planta se gestionan como residuo y se aprovechan para la restauración de la cantera que suministra el árido para la fabricación de hormigón a la planta. Esta cantera, perteneciente a HeidelbergCement Hispania, dispone de la autorización como gestor de dichos residuos/subproductos, aprobada por la Agencia Catalana de residuos, para usarlos en la restauración de los frentes de cantera.

Anualmente se gestionan en la cantera unas 2.500 toneladas de residuos de hormigón. La compañía ha implementado un sistema de transporte en el que aprovecha el retorno de los vehículos tras suministrar los áridos a la planta. En su trayecto de vuelta, transportan los residuos a la cantera lo que reduce la huella de carbono.

 

Certificación CSC-Silver

La planta de hormigón de Zona Franca recibió en 2018 la primera certificación otorgada por el CONCRETE SUSTAINABILITY COUNCIL (CSC) en España. En 2021 se ha renovado dicha certificación.

El CSC, proyecto surgido en el marco del CEMENT SUSTAINABILITY INITIATIVE, ha lanzado un sistema de certificación global para la industria del hormigón. Su objetivo es apoyar a las empresas productoras de áridos, cemento y hormigón a nivel mundial para la obtención de un modelo basado en una producción responsable desde el punto de vista social, económico y medioambiental.

Con esta certificación el CSC busca mejorar la transparencia del sector del hormigón y resaltar el papel esencial de este material en la creación de un sector de la construcción sostenible. Las empresas que obtienen la certificación CSC mejoran su imagen y pueden beneficiarse de las políticas de compra públicas y del reconocimiento en las etiquetas de Green Building, como BREEAM y DGNB.