ANEFHOP otorga el galardón de la Mejor Planta del Año a la planta ‘El Papiol’ de LafargeHolcim

ANEFHOP ha galardonado a la planta barcelonesa ‘El Papiol’ de LafargeHolcim como la Mejor Planta del Año 2020 ya que refleja la visión de la asociación sobre cómo debe ser la planta de hormigón del siglo XXI.

La planta es pionera en la implementación de los parámetros establecidos para una industria 4.0 en todos los elementos de la cadena de valor, lo que la posiciona como una de las instalaciones de hormigón más innovadoras de España. De la misma manera, ha sido el primer centro de producción en obtener la certificación del control de la producción conforme al Real Decreto 163/2019 (RD 163/2019).

El jurado destaca que la instalación es un ejemplo de circularidad gracias a su sistema de reciclado del 100% del agua y a su zona de gestión de residuos de hormigón para su posterior valorización en fábrica de cemento. También reduce las emisiones de CO2 en el diseño de sus productos con especificación en el albarán de carga y el fomenta el consumo de energía renovable a través de la instalación de placas solares para autoconsumo eléctrico. Todo esto logra un entorno seguro que cuenta con todos los sistemas de PRL.

Pese a su complejidad funcional –ya que cuenta con tres bocas de carga alimentadas por dos líneas de producción independientes- se ha logrado un diseño compacto mediante su completo carenado y el aprovechamiento de los desniveles del terreno, que logra minimizar el impacto visual de toda la instalación. Además, su gran capacidad funcional permite que se ofrezcan, además de los tipos de hormigón habituales, otros hormigones tecnológicamente desarrollados por LafargeHolcim que dan respuesta a necesidades concretas y a la edificación sostenible. Para ANEFHOP, esto es un claro ejemplo de cómo se puede fomentar la imagen de la industria del hormigón como un sector innovador de alta cualificación tecnológica.

A su vez, la gestión de producción está automatizada e integrada en un sistema que permite hacer un seguimiento de la trazabilidad desde las cualidades de las materias primas y su dosificación hasta el control de producción y suministro, al realizarse una vigilancia continua del cumplimiento de las distintas reglamentaciones técnicas en vigor.

Finalmente, también se ha valorado la alta carga tecnológica de las instalaciones al contar con los sistemas de gestión más avanzados que la LafargeHolcim tiene en funcionamiento y que abarcan desde la geolocalización y control de la flota, las aplicaciones móviles para gestiones de solicitud y órdenes de compras, la planificación de producción centralización de pedidos, así como el portal de proveedores.

Por todo ello, el jurado de los I Premios ANEFHOP del Hormigón considera que la planta de ‘El Papiol’ constituye un ejemplo que redunda en beneficio de la imagen sectorial que la patronal pretende para sus empresas asociadas.