14 plantas de hormigón han obtenido ya la Certificación obligatoria del RD163/2019

Se trata, por un lado, de 11 plantas pertenecientes a LafargeHolcim y por otro de 3 plantas de General de Hormigones, (Tremañes-Gijón, Zaratán y Santovenia de Pisuerga). Hay otras tantas de ambos fabricantes que actualmente se encuentran en proceso de obtención de la certificación, por lo que en los próximos meses ya dispondrán de la misma.

Para conceder este certificado obligatorio, la entidad emisora, en este caso AENOR, ha verificado que cada una de estas plantas cumple con los criterios sobre el control de producción establecidos por el Real Decreto 163/2019. A partir de este momento, la empresa debe pasar inspección al menos cada cuatro años, con una revisión intermedia (año 2), por parte de un organismo de control debidamente acreditado, el cual verificará los sistemas de control relativos al hormigón y sus componentes, las instalaciones y la documentación, así como la capacitación del personal técnico. Todas las plantas de hormigón del territorio nacional deberán obtener el certificado antes del 1 de abril de 2021.

Desde ANEFHOP se valora de forma positiva la iniciativa en la certificación por estas primeras plantas. En este sentido, el director general, Carlos Peraita, subraya “el compromiso de las empresas hormigoneras para la obtención de este certificado es resultado del esfuerzo por ofrecer un producto de calidad, durable y que responda a altos estándares de seguridad”. A lo que añade que “todo ello redunda en beneficio de los clientes, usuarios finales y el propio sector, puesto que nos acerca un pasó más a otros mercados más maduros y estables como los europeos”.

El hormigón es uno de los materiales de construcción más utilizados. La alta durabilidad del producto, su capacidad de resistencia al daño estructural, su fabricación local en el área de proximidad a la obra y sus posibilidades de reciclado, entre otras propiedades, “convierten al hormigón en un actor principal de la construcción, de ahí el que la importancia de que se cumpla el control de calidad del producto, y por ende de las infraestructuras, es vital, y es lo que hace que esta certificación sea tan importante”, apunta el director general.