El hormigón es el material que se destina a usos constructivos, resultante de la mezcla y amasado de cemento, áridos y agua. Su uso como elemento estructural es de generalizado empleo en obras de edificación y obra civil, por dos principales cualidades: altas prestaciones de manipulación del hormigón fresco y elevada resistencia a compresión del hormigón endurecido. Estas características permiten su colocación en multitud de formas y elementos en su estado fresco y, una vez fraguado y endurecido, proporciona altas resistencias a compresión.

Ver más

Según sus propiedades y para qué son utilizados, existen distintas clases de hormigón que tienen usos específicos.

Descargar glosario

  1. Hormigón armado
  2. Hormigón armado pretenso
  3. Hormigón armado postensado
  4. Hormigón autocompactante
  5. Hormigón autonivelante
  6. Hormigón bombeable
  7. Hormigón celular
  8. Hormigón ciclópeo
  9. Hormigón con aire ocluido
  10. Hormigón gunitado
  11. Hormigón impreso
  12. Hormigón ligero
  13. Hormigón pesado
  14. Hormigón polímero
  15. Hormigón poroso
  16. Hormigón pulido
  17. Hormigón reciclado
  18. Hormigón reforzado con fibras
  19. Hormigón refractario
  20. Mortero